Salud

El 33% de todas las muertes son por Enfermedades Cardiovasculares

En el marco del Día Mundial del Corazón, 29 de septiembre, la Federación Mundial del Corazón, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha designado esta fecha desde el año 2.000, con el objetivo de concientizar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y medidas terapéuticas.

El 33% de todas las muertes son por Enfermedades Cardiovasculares
Foto: Especial para 90minutos.co

En el marco del Día Mundial del Corazón, 29 de septiembre, la Federación Mundial del Corazón, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud, OMS, ha designado esta fecha desde el año 2.000, con el objetivo de concientizar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y medidas terapéuticas.

Compartir

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, OPS, a nivel mundial, cada año mueren más personas por enfermedades cardiovasculares, ECV, que, por cualquier otra causa; en América Latina y el Caribe, se estima que mueren cerca de 2 millones de personas en este periodo de tiempo; siendo principalmente, la enfermedad cardíaca isquémica y el accidente cerebrovascular los causantes de este problema de salud.

Más de tres cuartas partes de estas muertes se producen en países de bajos y medianos ingresos, donde los casos siguen aumentando; y la hipertensión es una de las razones que conduce tanto a la enfermedad cardíaca como al accidente cerebrovascular.

Le puede interesar: “Hablar sobre el suicido no induce a la persona a cometer este acto”: ACP

El doctor Jannes Buelvas, cardiólogo, vicepresidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología, SCC y docente de postgrado de Cardiología de la Universidad Simón Bolívar en Barranquilla, advierte que, “los factores de riesgo asociados con los problemas del corazón varían; sin embargo, los más relevantes son la hipertensión; la diabetes, la dislipidemia, que corresponde a altos niveles de colesterol en la sangre, el tabaquismo, la obesidad y la inactividad física; todos en conjunto son variables que se relacionan con la enfermedad cardiovascular, y cuando no son controlados generan una gran carga”.

Por otro lado, el doctor Jaime Rodríguez, especialista en medicina interna, cardiología, ecocardiografía e Imágenes cardiacas; presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, SCC, señala que, “los factores que generan riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares se dividen en modificables y no modificables. Entre los que definitivamente no se pueden modificar se encuentran la edad, la genética y el sexo. Contario a esto, los factores que se pueden modificar, son los que generan prácticamente el 80% de las enfermedades del corazón”.

Artículo relacionado

Martín Martínez Lozano, Gerente General del Clúster Andino y Cono Sur de la División Upjohn, de Pfizer, hace un llamado a considerar estos factores de riesgo causantes de las enfermedades cardiovasculares, pues de acuerdo con datos de la Federación Mundial del Corazón, anualmente cerca de 18,6 millones de muertes corresponden a ECV,

“debemos unir fuerzas para ayudar a las personas a mantener su corazón sano, y, por ende, a vivir vidas más largas, mejores y más saludables”.

Martín Martínez Lozano

El llamado efecto post COVID en el área cardiovascular ha sido dramático, asegura el presidente de la SCC, quien indica que, “es una situación que se presenta no solo en Colombia sino en todo el mundo, especialmente en lo que concierne al incremento en el número de infartos o ataques cardíacos y descompensaciones de falla cardiaca, que han conllevado a mayores tasas de hospitalización, pero, sobre todo, un mayor índice de morbilidad y mortalidad en la población colombiana. Prueba de ello, es que, según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, el infarto del corazón pasó de generar 35.000 muertes en el 2019 a 47.000 muertes en el 2021”.

Artículo relacionado

¿Es su corazón más viejo que usted?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, CDC, determinan que, 1 de cada 2 hombres tiene un corazón 5 o más años mayor que su edad real, y en el caso de las mujeres, son 2 de cada 5 las que presentan esta situación. De igual manera, es de estimar que, “cerca de 3 de cada 4 ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares se deben a factores de riesgo que aumentan la edad del corazón”.

Es importante, reconocer que, el diagnóstico oportuno y la toma de medidas para controlar los factores de riesgo, son claves para mantener una población saludable; empezando desde la primera infancia, para así, tener una juventud sana; y, por ende, una futura sociedad con disminución importante de las enfermedades cardiovasculares, asegura, el doctor Buelvas.

Recalca el doctor Rodríguez, que, “la prevención primaria de las enfermedades del corazón es la medida más efectiva para reducir el alto costo de estas enfermedades; ello conlleva a, generar en la práctica programas de riesgo cardiovascular que logren el control adecuado de los factores de riesgo; pero también es primordial el autocuidado, cada individuo debe preocuparse por conocer cuáles son sus cifras de presión arterial; azúcar, colesterol y saber cuál es su peso ideal. Los estilos de vida saludables son absolutamente necesarios si queremos reducir la carga de estas enfermedades”.

Artículo relacionado

Tenga en cuenta que usted puede:

  • Averiguar la edad de su corazón y cómo mejorarla.
  • Elegir, para empezar, uno o dos factores de riesgo que esté listo para cambiar, como el tabaquismo o la presión arterial alta.
  • Consultar a su médico para tomar decisiones saludables a fin de disminuir la edad de su corazón.
  • Tomar medidas a cualquier edad para disminuir la edad de su corazón y mantenerla baja a lo largo del tiempo.

Concluye el vicepresidente de la SCC que, “todo individuo debe ser consciente de la importancia del autocuidado y fomentar hábitos de vida saludable; es decir, realizar actividad física, evitar el consumo de azucares refinados; no fumar, ni siquiera cigarrillos electrónicos, disminuir la ingesta de grasa animal y fomentar el consumo de frutas, verduras, granos, aves y pescados. Si ya se tiene alguno de los factores de riesgo, además de los cuidados anteriormente mencionados, la consulta con el médico tratante es importante; para implementar las medidas terapéuticas necesarias y tener dichos factores de riesgo controlados”.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Salud

Venas várices: Estas son las causas y así se pueden tratar; la prevención es clave

Las várices son una condición común que puede causar dolor y malestar, sin embargo, tiene tratamientos que pueden ayudar a mitigar las dolencias.

Venas várices: Estas son las causas y así se pueden tratar; la prevención es clave
Tomado de Unsplash.

Las várices son una condición común que puede causar dolor y malestar, sin embargo, tiene tratamientos que pueden ayudar a mitigar las dolencias.

Compartir

Las venas varicosas, comúnmente conocidas como várices, son venas hinchadas y retorcidas que pueden verse bajo la superficie de la piel, especialmente en las piernas.

Únete a nuestro canal de WhatsApp

Asimismo, suelen ser de color azul o púrpura y pueden causar dolor, hinchazón y malestar. De igual manera, comprender por qué se desarrollan las várices y cómo tratarlas es crucial para mantener una buena salud vascular.

Justamente, las várices se forman debido a un mal funcionamiento de las válvulas en las venas. Normalmente, estas válvulas permiten que la sangre fluya hacia el corazón y evitan que se acumule en las piernas.

Sin embargo, cuando estas válvulas se debilitan o dañan, la sangre puede retroceder y acumularse, causando la dilatación de las venas.

Asimismo, Según un estudio publicado en el Journal of Vascular Surgery, los factores de riesgo para desarrollar várices incluyen la edad, el género (siendo más comunes en mujeres), la genética, la obesidad, el embarazo y el sedentarismo.

Lea además: Aceite de cocina: ¿Por qué se ensucia y cómo limpiarlo?

Además, pasar largos períodos de pie o sentado puede aumentar la presión en las venas de las piernas, contribuyendo a la aparición de várices.

Tratamientos para las venas várices

El tratamiento de las várices puede variar desde cambios en el estilo de vida hasta intervenciones médicas. A continuación, se describen algunas de las opciones más comunes. Lo mejor es que sean recetadas por un profesional de la salud:

Medias de Compresión: Estas medias aplican presión en las piernas, ayudando a las venas y los músculos de las piernas a mover la sangre de manera más eficiente. Un estudio en el British Journal of Surgery mostró que el uso de medias de compresión puede reducir significativamente los síntomas de las várices.

Escleroterapia: Este procedimiento implica la inyección de una solución en las venas afectadas, causando que se cierren y se desvanezcan con el tiempo. La American Society for Dermatologic Surgery señala que la escleroterapia es eficaz para tratar las várices pequeñas y medianas.

Cirugía: En casos severos, puede ser necesaria una cirugía para remover las venas afectadas. La flebectomía ambulatoria y la ligadura venosa son dos técnicas quirúrgicas comunes.

Le puede interesar: ¿Es malo usar el celular a oscuras? Esto dicen los expertos

piernas masaje
Pexels

Prevención de las várices

Ahora bien, el tratamiento de las venas várices puede ser costoso y doloroso. Por ende, la prevención es vital e incluye mantener un peso saludable, hacer ejercicio regularmente, elevar las piernas y evitar estar de pie o sentado por períodos prolongados.

Además, usar ropa holgada y evitar los tacones altos puede mejorar la circulación sanguínea.

Las várices son una condición común que puede causar dolor y malestar, pero con el tratamiento adecuado y cambios en el estilo de vida, es posible manejarlas y reducir sus síntomas.

Si tienes várices o factores de riesgo, es importante consultar a un médico para determinar el mejor plan de tratamiento para tu caso específico.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Salud

Aceite de cocina: ¿Por qué se ensucia y cómo limpiarlo?

Mantener el aceite de cocina limpio es esencial para preservar su calidad y prolongar su vida útil evitando además enfermedades.

Aceite de cocina: ¿Por qué se ensucia y cómo limpiarlo?
Exclusiva para 90minutos.co

Mantener el aceite de cocina limpio es esencial para preservar su calidad y prolongar su vida útil evitando además enfermedades.

Compartir

El aceite de cocina es un ingrediente esencial en muchas cocinas alrededor del mundo, pero su uso frecuente puede llevar a su contaminación y degradación.

Entender por qué el aceite de cocina se ensucia y cómo se puede limpiar es crucial para mantener su calidad y prolongar su vida útil.

Únete a nuestro canal de WhatsApp

¿Por qué se ensucia el aceite de cocina?

Asimismo, el aceite de cocina se ensucia principalmente debido a la acumulación de partículas de alimentos, residuos de especias y la exposición al calor.

De igual manera, durante el proceso de fritura, los restos de los alimentos se mezclan con el aceite, creando residuos que pueden alterar su color y sabor.

Le puede interesar: ¿Hasta cuántos huevos a la semana se pueden consumir? Esto dicen los expertos

Además, la exposición constante al calor puede descomponer los triglicéridos presentes en el aceite, generando compuestos como los ácidos grasos libres y la acroleína; que contribuyen al deterioro del aceite.

Según un estudio publicado en el Journal of Food Science, el calentamiento repetido del aceite de cocina aumenta significativamente el nivel de compuestos polares, que son indicadores de la degradación del aceite.

Estos compuestos no solo afectan la calidad del aceite, sino que también pueden tener implicaciones para la salud.

¿Se puede limpiar el aceite de cocina?

Limpiar el aceite de cocina puede ser una tarea desafiante, pero existen métodos para prolongar su vida útil.

Uno de los métodos más comunes es la filtración. Utilizando un filtro de malla fina o un filtro de café, se pueden remover las partículas de alimentos y otros residuos sólidos del aceite. Este proceso puede ayudar a mantener el aceite más limpio y reducir la tasa de descomposición.

Además, algunas investigaciones sugieren que agregar ciertos ingredientes naturales puede ayudar a mejorar la estabilidad del aceite.

Recomendaciones para mantener el aceite limpio

  • Filtración regular: Después de cada uso, filtre el aceite para remover partículas sólidas.
  • Almacenamiento adecuado: Almacene el aceite en un recipiente hermético y en un lugar fresco y oscuro para reducir la exposición al aire y la luz.
  • Evitar sobrecalentamiento: No sobrecaliente el aceite más allá de su punto de humo, ya que esto acelera su degradación.
  • Uso de antioxidantes naturales: Considere agregar antioxidantes naturales para mejorar la estabilidad del aceite.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Ciencia y Tecnología

Proteína ayudaría a tratar el cáncer pero tiene un síndrome que afectaría el cerebro

Aún se investiga la trascendencia de esta proteína en contra de las células cancerígenas,, pero su labor para el cerebro es indispensable.

Proteína ayudaría a tratar el cáncer pero tiene un síndrome que afectaría el cerebro
Tomado de Pixabay.

Aún se investiga la trascendencia de esta proteína en contra de las células cancerígenas,, pero su labor para el cerebro es indispensable.

Compartir

El Glut1, o transportador de glucosa tipo 1, es una proteína esencial que facilita el transporte de glucosa a través de la membrana celular. Este transportador es fundamental para el suministro energético de tejidos con alta demanda metabólica, como el cerebro y los glóbulos rojos.

Únete a nuestro canal de WhatsApp

Ahora bien, el Glut1 desempeña un papel crucial en el metabolismo celular y, por ende, en la salud humana. Sin embargo, las deficiencias en este transportador pueden dar lugar a graves trastornos neurológicos.

Justamente, este problema se le conoce como el Síndrome de Deficiencia de Glut1 (Glut1DS) y es un trastorno genético raro causado por mutaciones en el gen SLC2A1, que codifica el transportador de glucosa Glut1.

Esta deficiencia impide que la glucosa atraviese la barrera hematoencefálica de manera adecuada, resultando en un suministro insuficiente de glucosa al cerebro. Por ende, los síntomas de Glut1DS incluyen epilepsia refractaria, retraso en el desarrollo, ataxia y otros problemas neurológicos severos.

A su vez, un estudio realizado por Klepper y Leiendecker en 2007 demostró que la dieta cetogénica, que proporciona una fuente alternativa de energía en forma de cuerpos cetónicos, puede ser un tratamiento eficaz para los pacientes con Glut1DS.

Por ende, los cuerpos cetónicos pueden cruzar la barrera hematoencefálica y servir como una fuente de energía alternativa para el cerebro, aliviando así algunos de los síntomas neurológicos asociados con la deficiencia de Glut1.

Lea además: Primeros auxilios emocionales: Una alternativa que puede salvar vidas 

Investigaciones recientes sobre el síndrome del Glut1

Las investigaciones sobre Glut1 han revelado nuevos aspectos de su regulación y función. Un estudio publicado en "Nature Communications" en 2019 identificó varios reguladores que influyen en la expresión del gen SLC2A1, abriendo potenciales vías terapéuticas para tratar trastornos asociados con la deficiencia o sobreexpresión de Glut1.

En el campo de la oncología, el Glut1 ha llamado la atención debido a su papel en la reprogramación metabólica de las células cancerosas.

Igualmente, un estudio de 2015 en "Oncotarget" reveló que muchos tipos de cáncer presentan una sobreexpresión de Glut1, lo que permite a las células tumorales consumir grandes cantidades de glucosa para apoyar su rápido crecimiento y supervivencia.

Asimismo, estos hallazgos sugieren que el Glut1 podría ser un objetivo terapéutico prometedor en el tratamiento del cáncer.

Ahora bien, el Glut1 es una proteína vital para el metabolismo energético celular y su deficiencia puede tener graves consecuencias neurológicas. El Síndrome de Deficiencia de Glut1 destaca la importancia de este transportador en la función cerebral adecuada. Las investigaciones continúan avanzando, proporcionando una comprensión más profunda de los mecanismos que regulan el Glut1 y su implicación en diversas enfermedades, lo que podría llevar al desarrollo de nuevas terapias y tratamientos.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: