Emprendimiento

Conozca 3 emprendimientos con sentido social que aportan a comunidades en Cali

Cali fue la única ciudad del país en subir en el ranking global de ecosistemas de emprendimiento del centro de investigación StartupBlink, subiendo 32 lugares con respecto al año 2020 a nivel global y pasando del puesto 16 al puesto 14 en Suramérica.

Conozca 3 emprendimientos con sentido social que aportan a comunidades en Cali
Cortesía de Lilibeydy Manrique.

Cali fue la única ciudad del país en subir en el ranking global de ecosistemas de emprendimiento del centro de investigación StartupBlink, subiendo 32 lugares con respecto al año 2020 a nivel global y pasando del puesto 16 al puesto 14 en Suramérica.

Compartir

Por: Laura González y Laura Muriel - Periodistas GESCOM UAO.

Cali ha sido reconocida en los últimos años por ser una ciudad líder en el área del emprendimiento.

De hecho, en el año 2021, Cali fue la única ciudad del país en subir en el ranking global de ecosistemas de emprendimiento del centro de investigación StartupBlink, subiendo 32 lugares con respecto al año 2020 a nivel global y pasando del puesto 16 al puesto 14 en Suramérica.

Asimismo, la innovación de los caleños no se limita únicamente a la implementación de modelos de negocio, sino que también han creado proyectos que aportan soluciones a problemáticas sociales existentes, aportando un valor agregado a la comunidad . 

Conozcamos tres emprendimientos que hoy se destacan en Cali por seguir adelante en sus proyectos, a pesar de la inestabilidad que han significado los últimos dos años para todos los sectores de la sociedad:

Artículo relacionado

Colegio Lafonteine Manrique

Para empezar tenemos a Arley y Lilibeydy Manrique, un par de hermanos graduados como Licenciados en Lenguas Extranjeras de la Universidad del Valle, que le apuestan a la educación de alta calidad con el colegio Lafonteine Manrique. 

Cortesía de Lilibeydy Manrique.

Esta institución está enfocada en brindarle a los niños de Siloé, la oportunidad de acceder al conocimiento, a el bilingüismo y a las habilidades STEAM a un bajo costo, el cual resulta ideal para las familias de estratos 1, 2 y 3 que habitan la comuna 20 de la ciudad de Cali. 

Además, los hermanos Manrique se han preocupado por brindar oportunidades a las mujeres de esta comunidad. De hecho, las docentes del Colegio Lafontaine son mujeres que viven en Siloé, que encuentran en la institución la posibilidad de obtener un buen desarrollo profesional y personal. 

Vea también: Básico pero Nítido, una apuesta textil de empoderamiento afro

¿Qué sucede actualmente?

El colegio entonces abrió sus puertas en el año 2016 y actualmente cuenta con la resolución para educar a niños desde transición hasta quinto de primaria. Tienen matriculados 202 estudiantes, con edades que van desde los 5 hasta los 11 años. Además, más del 80% de los niños pertenecen al estrato 1 y sus viviendas se encuentran ubicadas en Siloé. 

Esta iniciativa social cuenta con el reconocimiento de RECON y con el reconocimiento de Young leaders of the americas initiative, por su valiosa labor con los niños de la comuna 20 y su forma innovadora de transformar realidades.

“Queremos que los niños de Siloé tengan calidad educativa, que puedan formarse adecuadamente y que tengan las herramientas necesarias para enfrentarse al mundo del siglo XXI, el cual es un mundo tecnológico y globalizado”.

Lilibeydy Manrique. 
Cortesía de Lilibeydy Manrique. 

Artículo relacionado

Educambio

Este proyecto surgió por la gran cantidad de niños ubicados en zonas vulnerables, que no cuentan con los útiles escolares necesarios para continuar con sus estudios. A partir de esto, nace Educambio, donando a estos niños cuadernos reciclados, hechos con hojas limpias recuperadas de cuadernos usados y con portadas elaboradas en papel de caña de azúcar sin blanquear.

Educambio lleva casi seis años apoyando a niños, niñas y jóvenes en condición de vulnerabilidad, principalmente en el pacifico colombiano; lo cual ha tenido un gran impacto en casi todo el territorio nacional. Han ido desde San Andrés hasta Vichada y su propósito es lograr la transformación social sostenible a través de oportunidades de educación para niños en comunidades vulnerables.

Fotografía tomada de @educambio.co

Lea también: Emprendedores en Colombia serán beneficiados por el Sena

Este proyecto ha sido posible gracias a su modelo de negocios, el cual es de triple impacto, económico, ambiental y social. Ellos se dedican también, a la venta de papelería corporativa y comercial elaborada con material ecológico. Dentro de sus productos se encuentran cuadernos, carpetas, calendarios y muchos productos más, los cuales son adquiridos por empresas y/o particulares. De este modo, financian la operación y los proyectos sociales.

Igualmente, cuentan con alianzas estratégicas con donantes, empresas y personas para traer el mayor beneficio posible para los niños. Han logrado durante estos seis años, alianzas con empresas como Calzatodo, Comfandi, Laboratorios Abbott-Lafrancol, Clínica Dim, entre otros. 

¿Qué han logrado hasta el día de hoy?

Hasta la fecha, han donado 30.000 cuadernos, han generado 85 becas y han aportado a la creación de 24 bibliotecas. Además, han tenido la oportunidad de representar a Colombia en el One Young World Londres 2019, la cumbre mundial que convoca cada año a los jóvenes talentos más brillantes de todos los países y sectores que trabajan por acelerar el impacto social, fueron nominados en el año 2019, a Titanes Caracol en la categoría de educación y fueron finalistas en RECON 2019. 

Fotografía tomada de @educambio.co

“El emprendimiento no es el fin, es el camino. Se hace necesario mirar a nuestro alrededor para reconocer los dolores de la sociedad y luego crear iniciativas para generar una transformación social”.

Lucas Bravo, fundador Educambio.

Artículo relacionado

Shakti, moda consciente 

Jessica Parra, quien es la fundadora y directora de la marca Shakti, le apostó a la 'Slow Fashion'. Esta marca innovadora se dedica a la confección de diversos productos tales como bolsos, carteras, aretes, correas, collares e incluso accesorios para mascotas. Esta marca surgió hace 3 años donde su objetivo principal se sustentó en crear un modelo de negocio consciente que considerará los factores sociales y medioambientales.

Fotografía tomada de @shaktimodaconsciente

Su objetivo era crear uno donde el aporte social ayudará a solucionar dos de las problemáticas más grandes del país; las dificultades de las madres cabeza de hogar y los adultos de la tercera edad sin un ingreso económico estable. Además de una problemática a nivel mundial; la contaminación. 

Más noticias: Armando Poletti: un italiano que trajo la magia del gelato a Cali

Poblaciones beneficiadas 

La iniciativa y primer aporte social de Shakti va dirigido y pensado a las madres cabeza de hogar. Fue creado a partir de la experiencia propia de la fundadora, una madre joven y soltera. Al analizar la situación de las madres cabezas de hogar, se dio cuenta de lo difícil que era una crianza consciente a la par de una sostenibilidad económica, debido a los extenuantes horarios laborales que no son remunerados correctamente.

Este es un escenario que aún muchas mujeres sufren actualmente, ya que según estadísticas del DANE “en Colombia, en el país hay más de 23 millones de mujeres de las cuales un 53%, es decir, 12.300.000 son cabeza de familia, y muchas, siguen sufriendo situaciones de desempleo y de violencia de género”, DANE 2021.

Estos factores a largo plazo desencadenan una afectación a la sociedad, debido a la falta indirecta de acompañamiento en la educación y en la crianza, por eso Jessica buscó crear este proyecto para generar un empleo justo y remunerador que no las obligara a alejarse de los hogares por los cuales luchan día a día. Así mismo buscó beneficiar a una de las poblaciones más vulnerables del país; los adultos de la tercera edad que no cuentan con un ingreso económico seguro y se dedican al trabajo informal como en este caso, el reciclaje. 

Artículo relacionado

Hay que tener en cuenta que 7 de cada 10 personas de la tercera edad no cuentan con pensión. Esta población de adultos se exponen diariamente a los peligros de la calle y altos esfuerzos físicos para los que ya no son aptos. Por ese motivo, se les compra directamente la materia prima de las producciones a esta población, ellos se encargan de extraer el aluminio de las latas para así alejarse de las calles y hacer un trabajo más artesanal.

Cada granito de arena cuenta 

Por el medio ambiente, Shakti realiza su aporte al utilizar como recurso primario el aluminio, la fundadora dice que “solo aca en la ciudad de Cali, diariamente se desecha 3,5 toneladas de aluminio; del cual se recicla un porcentaje mínimo, cuando el aluminio es un material hecho para reciclarse”. La idea de usar este material es aprovechar y darle uso los 500 años que se demora en degradarse, implementando una cultura de consumo responsable.

“La producción artesanal ahorra el 85% de emisiones de CO2 a comparación de la producción de cuero. Para producir un kilo de cuero se gastan 17 mil litros de agua dulce”.

Fotografía tomada de @shaktimodaconsciente

Lea también: Eslabón perdido: artículos y accesorios para amantes al ciclismo

En el mercado actual

Al año 2022, vemos cada día más las consecuencias del uso indiscriminado de materiales, además de la oferta y demanda desmedida. Con este tipo de emprendimientos se trata de aliviar la carga de contaminación y abuso al medio ambiente 

Se ha normalizado la cultura de comprar y tirar, esto se ha arraigado en la sociedad por las grandes marcas, donde se sacan colecciones cada cierto tiempo, convirtiendo en cosas obsoletas lo que no se logró vender. Las marcas, como Shakti moda consciente buscan sembrar la semilla de la duda en relación al consumo; ¿Quién lo produce? ¿Cómo lo produce? ¿Cuál es su impacto medio ambiental? ¿Dónde va a parar cuando sea obsoleto?, esto con el motivo de sensibilizar a los consumidores. 

Artículo relacionado

Descubrir y aportar 

En la actualidad existen gran variedad de proyectos que benefician directa e indirectamente a la sociedad, ya sea desde aportes sociales o medioambientales. La idea de crear y promover este tipo de emprendimientos y proyectos es sensibilizar a la sociedad con las problemáticas existentes y percibirlas como propias, para así lograr una solución a partir de la ayuda mutua. 

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Emprendimiento

Pareja de caleños le apuesta al calzado vegano

Este es un emprendimiento sostenible y amigable con el medio ambiente. Además, se ha convertido en su proyecto de vida.

Este es un emprendimiento sostenible y amigable con el medio ambiente. Además, se ha convertido en su proyecto de vida.

Compartir

Desde hace 5 años una pareja de caleños le apostó al emprendimiento con la venta de zapatos, pero no con cualquier calzado, sino calzado vegano, es decir, que su proceso de diseño y producción es libre de sufrimiento animal.

“Cuando iniciamos teníamos muy claro que queríamos tener un producto con muy buena calidad, pero no sólo queríamos enfocarnos en la calidad si no ir hacia dónde está yendo el mundo. Ya todos somos personas mucho más conscientes por lo que buscamos un producto que sea sustentable, sostenible y libre de crueldad animal”.

Expresó David Porras, emprendedor de Freshka

Con su emprendimiento en el que muchos no creyeron, pero que ahora ha dado resultados y es su fuente de ingreso principal esta pareja ofrece 9 empleos directos a otros jóvenes de la ciudad.

“Actualmente somos nueve personas, donde el 90% son mujeres porque precisamente queremos brindarle la oportunidad de ellas de trabajar y colaborar con esta marca tan linda”.

Aseguró Daniela Yela, emprendedora de Freshka

Lea también: Trazando Huellas Ecológicas: Una arena para gatos que cuida el medio ambiente

De acuerdo con David, lo que más rescata de su proceso de emprender es todo el aprendizaje y desarrollo personal que obtuvo en el camino.

Daniela y David ahora alternan sus actividades académicas y personales con su proyecto de vida que además contribuye a la protección de la fauna y el ecosistema.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Emprendimiento

Trazando Huellas Ecológicas: Una arena para gatos que cuida el medio ambiente

A partir de la necesidad y el amor por el cuidado del medio ambiente, una
familia encontró en la arena para gatos una alternativa ecológica y sostenible.

A partir de la necesidad y el amor por el cuidado del medio ambiente, una
familia encontró en la arena para gatos una alternativa ecológica y sostenible.

Compartir

A causa del desempleo Luz Yaneth Tobar y su familia encontraron en la arena para gatos una oportunidad de negocio ingeniosa y positiva, para el medio ambiente y para los hogares donde conviven estos felinos y sus humanos.

Este es un emprendimiento familiar que vende arena para gatos 100% natural, sin fragancias ni aditivos. Esta arena absorbe el líquido en bloques, facilitando y agilizando su limpieza; pero lo que realmente la diferencia de otras arenas es que no tiene ningún tipo de químicos añadidos.

Cabe destacar que, esta arena además de neutralizar los malos olores y aglomerar los desechos eficazmente, no genera residuo contaminante; pues está hecha de arcilla natural disuelta con el agua.

Lea también: Emprende con éxito: Consejos para convertir su idea en realidad

Luz Yaneth, la impulsadora de este proyecto, inició con la idea después de haber perdido su empleo. Decidida a generar ingresos comenzó a comercializar junto a César, su esposo, arena de río para gatos; puesto que en su hogar siempre habían convivido con estos animales, pero prontamente se dieron a la búsqueda de arenas alternativas nacionales, motivados por el apoyo a los emprendimientos colombianos.

En la región hay 296 empresas comprometidas con la sostenibilidad ambiental, las cuales preservan y protegen el entorno mediante prácticas respetuosas con el medio ambiente. Esta familia, animada por su gusto hacia lo natural y su misión de ayudar al planeta, encontró la oportunidad de desarrollar su propia arena para gatos ecológica; y así, el 30 de marzo de 2015 fundaron su propia marca.

Utilización de productos naturales

En el proceso de producción de esta arena, los Giraldo Tobar reciben la materia prima, le realizan pruebas, la afinan con productos naturales y la dejan lista para su empaque y distribución. Cada día, esta familia busca mejorar su producto; para lo que se capacitan constantemente, para encontrar formas de que su arena sea superior y llegue a un mercado más amplio.

Para esta última labor cuentan con la ayuda de Fernanda, su hija; una estudiante de artes visuales quien se involucró al negocio al ver a sus padres colocar todo su empeño en él. La encargada la parte de diseño e identidad de marca y gestión de las redes sociales, su fuente principal de clientes y ventas.

Para expandir su público, “más allá de vender tratamos de conectar con las personas” a través de sus contenidos, que no solo muestran el producto sino también su valor, sus cualidades y a Simba; el gerente gatuno de la empresa, a quien muestran saltando entre bolsas de Biocats, durmiendo y luciendo los atuendos que su familia le confecciona.

Una apuesta ecológica y biodegradable

Biocats es una apuesta al cuidado del medio ambiente y la salud de felinos y humanos. La mayoría de arena para gatos utilizan químicos tóxicos que pueden producir enfermedades respiratorias; además de que los materiales con las que se fabrican provienen de prácticas contaminantes. Biocats es ecológica y biodegradable.

Resalta la importancia de escoger productos orgánicos y libres de químicos, fruto del trabajo de una familia que se esfuerza cada día; para reconocerse en el mercado como una arena sostenible y natural que impacta las vidas de los habitantes de la ciudad y la región.

Nota realizada por estudiantes del curso de Taller de Periodismo UAO - 90 Minutos: Juliana Canaval, Laura Cardona, Luisa Muñoz, María José Valencia, Laura Amú.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Emprendimiento

Fuego de Agua: Disminuyendo el impacto ambiental del aceite de cocina

El aceite de cocina usado en la elaboración de velas y jabones representa una forma creativa y efectiva de darle un nuevo propósito a un residuo común.

El aceite de cocina usado en la elaboración de velas y jabones representa una forma creativa y efectiva de darle un nuevo propósito a un residuo común.

Compartir

El aceite es uno de los ingredientes más usados en la cocina y aunque este tiene un aspecto líquido, cuando es vertido por los desagües causa demasiados daños tanto en el medio ambiente como en el buen funcionamiento de las redes de alcantarillado. 

El aceite se mezcla con otras sustancias que corren por las tuberías provocando atascos y malos olores. Esto, a su vez, contribuye a contaminar aún más las aguas residuales, haciendo mucho más difícil su depuración. Las aguas residuales sin tratar correctamente son un grave peligro para la salud pública y ambiental.

Lea también: Hace 40 años sonó por primera vez 'Cali Pachanguero'

En un esfuerzo por promover la sostenibilidad y la reutilización de recursos; el emprendimiento Fuego de Agua le apostó a tener una carga positiva y así darle un segundo uso al aceite convirtiéndolo en velas y jabones para la cocina.

Esta idea surgió gracias al proyecto de grado de la Ingeniera Ambiental de Laura Reina:

“Mi trabajo de grado fue el aprovechamiento del aceite reciclado de cocina en la elaboración de un producto de valor agregado, en este caso las velas […] Quisimos hacer algo innovador con mi director e investigando nos dimos cuenta de que el aceite es un combustible, se puede formar velitas y tratamos dos años en esa experimentación hasta que se logró”.

Lea también: ¡Histórico! Bebé es operado de la columna vertebral dentro del útero de su madre

En un mundo donde la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente son cada vez más importantes; el uso del aceite de cocina usado en la elaboración de velas y jabones representa una forma creativa y efectiva de darle un nuevo propósito a un residuo común.

Esta iniciativa de Fuego de Agua no solo beneficia al planeta al reducir la contaminación, sino que también fomenta la creatividad, la conciencia ambiental y la promoción de prácticas más responsables en el hogar.

Créditos: Juliana Valencia, María José Villada, Geraldine España, Jhon Erazo y Yuliana Aguirre.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: