Cultura

'Las redes del Caos' y 'La última línea': Lecturas recomendadas de la semana

'Las redes del Caos' y 'La última línea', dos potentes libros que invitan a la reflexión sobre el papel de las redes sociales y el ejercicio del Gobierno.

'Las redes del Caos' y 'La última línea', dos potentes libros que invitan a la reflexión sobre el papel de las redes sociales y el ejercicio del Gobierno.

Compartir

Hola, qué tal amigos de la literatura en 90 minutos. Para esta semana les propongo de manera inicial una potente lectura que nos revela la historia secreta de cómo las redes sociales empobrecen la mente y erosionan el mundo.

Las redes del caos, del periodista Max Fisher, se debe leer con la mente abierta porque traza un inquietante panorama de lo que ocurre hoy en el mundo digital.

En 2018, un grupo de investigadores descubrió que el algoritmo de YouTube podía identificar correctamente un vídeo de un niño semidesnudo y determinar que esa característica era el atractivo de la grabación, al tiempo que lo promocionaba entre usuarios que buscaban contenido pedófilo.

Lea también: 'Recuperar tu nombre' y 'Fortuna': Dos libros que debería leer

En Facebook tardaron poco en darse cuenta de que los usuarios pasaban muchas más horas en su página cuando las informaciones que leían sobre vacunas eran alarmistas o conspirativas, con lo que no dudaron en promocionar ese tipo de publicaciones; en especial entre grupos de madres. 

Las redes sociales son probablemente el mayor experimento colectivo de la humanidad y su influencia es mucho más profunda de lo que imaginamos.

Basándose en años de reportajes en todo el mundo, el periodista Max Fisher cuenta la historia de cómo Meta, Twitter, YouTube y otras redes sociales han explotado la fragilidad psicológica de sus usuarios; para crear algoritmos que potencien la radicalización, el extremismo y la violencia. Todo ello con un único objetivo: maximizar sus beneficios y la cuenta de resultados de sus empresas.

Un portentoso trabajo de investigación periodística que revela qué se esconde tras los likes y la aparente frivolidad de las redes sociales; al tiempo que describe una sociedad peligrosamente a merced de unos gigantes tecnológicos que eluden cualquier principio ético ante la perspectiva del lucro.

Esta es una investigación contundente, en la que el periodista Max Fisher nos revela, por ejemplo; como la rana Pepe, un personaje que los neonazis habían convertido en mascota, se convirtió, en Twitter y Reddit, en algo más complejo: una expresión de racismo irónico.

Fisher explica cómo los memes de Pepe deliberadamente ofensivos (una rana Pepe nazi manejando una cámara de gas, otra rana Pepe judía sonriendo por los atentados del 11 de septiembre); se volvieron el gesto obsceno y ofensivo que se le hacía al mundo.

Le puede interesar: Así fue como el ‘Boogaloo’ cautivó a Cali

Además. Era el vehículo que se utilizaba de manera subrepticia para, detrás de una supuesta ironía, revelar un racismo terrible real en el discurso mayoritario.

El gran beneficiario de todo este discurso, advierte Fisher, fue el entonces candidato Donald Trump, quien captó rápidamente que existía un mundo de indignados, racistas, misóginos que podría atraer fácilmente apoyado en estas redes sociales.

“Los sistemas de Facebook promovían un buen número de blogs ultrapartidistas antes desconocidos y medios que vendían para desinformación –con nombres como ‘The Gateway Pundit’, ‘Infowars’, ‘The Conservative’ o ‘Young Cons’ hasta convertirlos en megaeditores con el poder de reconfigurar la realidad para enormes segmentos de la población".

Dice el autor.

Y es que Max Fisher es periodista y articulista de la sección internacional de The New York Times y en este diario se ha destacado por su columna titulada ‘The interpreter’, en la que explica grandes acontecimientos y tendencias mundiales

‘La última línea’, otra lectura recomendada

Y ahora les propongo otro libro de reflexiones. Se trata de ‘La última línea, antimemorias de una jefe de gabinete’, escrita por la abogada María Paula Correa Fernández, mano derecha del expresidente Iván Duque. La ‘Superministra’, como también la llamaban, cuenta en este libro sus verdades, plantea sus análisis y enfrenta también las críticas.

María Paula  llegó a lo más alto del poder siendo muy joven y tras hacer, paso a paso, una carrera dedicada y comprometida que la llevó a un cargo donde tuvo que vivir de primera mano cómo es gobernar un país tan complejo como Colombia.

Este libro recoge su trayectoria, su experiencia al lado de los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe y, por supuesto; los detalles desconocidos de cómo vivieron desde adentro del gobierno Iván Duque momentos tan complejos como la pandemia del Covid 19 o las marchas del año 2019.

Por primera vez, María Paula Correa decide contar su versión de hechos y episodios de esos 4 años donde, incluso, la tildaron como ‘la moza del presidente’.

Advierte, por ejemplo, que Iván Duque ganó cuatro veces -así se llama uno de sus capítulos- la consulta interna del Centro Democrático, la consulta con Martha Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez; además de la primera y la segunda vuelta presidencial.

Es decir, a juicio de María Paula Correa, Duque no necesariamente fue “el que dijo Uribe”, como lo llamaron distintos sectores políticos.

Las confesiones de la autora

En el libro, María Paula Correa también confiesa que para ella la etapa más difícil de las mediciones de Duque fue cuando se enfrentó contra Martha Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez y; posteriormente, habla del gabinete ministerial.

Esta abogada fue el puente entre el mandatario y quienes querían llegar a él. Su oficina, dice, era una especie de ‘caja kleenex del Palacio’, pero en otros casos, era la encargada de llamar al gabinete al orden. “Siempre dialogaba con los ministros y, cuando tocaba decirles algo que no estaba bien, se hacía. Mi figura siempre fue la de llegar a consensos”.

María Paula deja en claro también que constantemente enfrentaba a su jefe Iván Duque cuando se trataba de puntualidad, pues, en ocasiones, el expresidente se alargaba en sus conversaciones y la agenda se corría. “Le gusta hablar y alargarse, pero yo era la puntilla y de frente me tocaba decirle: “qué pena, presidente, nos toca irnos, tenemos la siguiente cita”.

“La oficina del jefe de gabinete es la última y más cercana al despacho presidencial. En el corredor de la Casa de Nariño está la oficina de la primera dama, el salón Obregón, el Dapre y la jefatura de gabinete; que se comunica al despacho por una puerta. Esa era mi oficina”.

Cuenta María Paula.

Y recuerden, ‘Todos los finales son también comienzos, simplemente no lo sabemos en el instante’. Los espero la próxima semana, con más tiempo de leer.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Cultura

Petronio Álvarez llega al Festival de Jazz de New Orleans

Durante dos semanas agrupaciones del Festival Petronio Álvarez estarán en 10 conciertos en los 14 escenarios del Festival de Jazz de New Orleans.

Petronio Álvarez llega al Festival de Jazz de New Orleans
Alcaldía de Cali.

Durante dos semanas agrupaciones del Festival Petronio Álvarez estarán en 10 conciertos en los 14 escenarios del Festival de Jazz de New Orleans.

Compartir

La música del Pacífico viajará hacia uno de los escenarios más poderosos del mundo: el Festival de Jazz de New Orleans. Del 25 de abril al 5 de mayo, la marimba, los cantos de Matachindé y el reconocido sabor chocoano de Rancho Aparte representarán el talento del Pacífico colombiano ante cientos de asistentes.

El Festival Petronio Álvarez se suma al tributo que hace este 2024 el Festival de Jazz de New Orleans a Colombia como país invitado. Buscan celebrar la diversidad cultural de todo el territorio colombiano, con más de 175 artistas que se destacan en la música del Pacífico, la salsa, la cumbia, la champeta y el vallenato en sus 14 escenarios.

Algunos de los participantes serán Matachindé, agrupación ganadora del Festival Petronio Álvarez en la modalidad de Marimba y cantos tradicionales en el 2023; Rancho Aparte, agrupación que reúne la inspiración del Atrato y el San Juan, del San Pacho, con su chirimía.

“Creemos en la potencia cultural del Pacífico y apostamos por acompañar a nuestras agrupaciones a través de estrategias de internacionalización, que logren posicionar sus propuestas artísticas en diferentes escenarios del mundo y abrir el camino para que cada vez sean más artistas circulando y representando nuestro gran legado cultural”.

Expresó Leydi Higidio, secretaria de Cultura de Cali.

Colombia también estará representada por artistas como el Grupo Niche, Jacobo Vélez y la Mambanegra, Changó de Tumaco. Así como también Bejuco, Kombilesa, Mi Cimarrón, Bomba Estéreo, Los Cumbia Stars, Gregorio Uribe, Gaita Loop, entre otros.

Lea también: Carmiña Navia: Una abanderada de la poesía que anhela un futuro pluralista

Creatividad y tradición del Pacífico

Diseñadores como Esteban African, luthiers de violines caucanos de Santander de Quilichao, luthiers de instrumentos folclóricos del formato de marimba ‘Katanga’. Además, de las artesanías indígenas de Renacer, de Buenaventura, que han hecho parte del Festival Petronio Álvarez, compartirán sus creaciones en este encuentro con el apoyo del programa Juntanza Étnica de ACDIVOCA.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Cultura

'El man está vivo' y 'Comprende tus emociones': Libros para reflexionar en semana santa

‘El man está vivo y está contigo’ y ‘Comprende tus emociones’, dos libros que abordan temas profundos para reflexionar en esta temporada.

‘El man está vivo y está contigo’ y ‘Comprende tus emociones’, dos libros que abordan temas profundos para reflexionar en esta temporada.

Compartir

Para esta  Semana Mayor les propongo el libro ‘El man está vivo y está contigo, 20 años de reflexiones y oraciones’, una de las herramientas con las que Alberto Linero ha creado comunidad y ha logrado acompañar en la vida diaria a quienes quieren mantenerse firmes en su fe y que también habitan el mundo de hoy.

Desde hace 20 años, cientos de miles de personas han logrado encontrar paz y tranquilidad mes a mes con 'El Man Está Vivo'. Esta ha sido una de las herramientas con las que Alberto Linero ha creado comunidad; y ha logrado acompañar en la vida diaria a quienes quieren mantenerse firmes en su fe y también habitan el mundo de hoy.

Más que una publicación, este espacio se ha convertido en una experiencia espiritual que ha evolucionado de la mano de Alberto y de su propia mirada alegre hacia Jesús de Nazaret como guía y camino.

Lea también: 'En agosto nos vemos', la resurrección literaria de 'Gabo'

Este libro es más que una celebración de dos décadas de reflexiones y oraciones; quiere ser una compañía en momentos importantes de todo ser humano para que encuentre sosiego en su práctica espiritual cristiana.

Este texto busca ofrecer palabras de aliento y provocar pensamientos alrededor de todo tipo de situaciones, desde las mundanas y comunes hasta las sublimes; como las relaciones de pareja, las búsquedas personales, el manejo de las emociones, las dificultades laborales, la enfermedad, la unión de la familia y la relación con Dios. Este es un libro para tener siempre en la mesa de noche.

Nacido en la bahía de Santa Marta en octubre de 1968, Linero tiene estudios en Filosofía y licenciatura en Teología, una maestría en Comunicación Social de la Universidad Javeriana; una especialización en Negociación de la Universidad del Norte; una especialización en Alta Gerencia de la Universidad de los Andes y un doctorado en Educación de la Nova Southern University.

Como educador, escritor, conferencista y comunicador de distintos medios; ha realizado un arduo trabajo a lo largo de casi tres décadas con el objetivo de inspirar y aportar felicidad a la vida de las personas. Con más de 25 libros publicados, es uno de los autores más vendidos en Colombia.

Sus textos promueven el fortalecimiento de la libertad personal, del proyecto de vida y de las relaciones interpersonales. Además, comparte sus reflexiones diarias a través de la publicación mensual El Man Está Vivo y del espacio que lleva el mismo nombre en el programa Día a día del Canal Caracol. Desde marzo del 2018 hace parte de la mesa de trabajo de Mañanas Blu, un programa de la emisora con mayor crecimiento de audiencia en Colombia.

‘Comprende tus emociones’

Y ahora quiero proponerles otro libro de reflexiones y autoconocimiento, escrito por el reconocido siquiatra español Enrique Rojas les hablo  de ‘Comprende tus emociones’, una guía clara y precisa para reconocer lo que sentimos y así tener el control y alcanzar el equilibrio emocional.

Rojas trata en este libro de los sentimientos, las emociones, las pasiones y las motivaciones que condicionan nuestra conducta.  Si sabemos identificarlos seremos capaces de controlarlos y no serán ellos quienes nos dominen.

Las emociones se pueden clasificar en pares antagónicos: amor y odio, alegría y tristeza, paz y miedo, admiración y desprecio.

A través del diagnóstico y la evolución de muchos pacientes que ha tratado; el doctor Rojas nos muestra cómo afrontar los sentimientos negativos y controlar los positivos para no dejarnos arrastrar irracionalmente por ellos.

Rojas es catedrático de Psiquiatría y Psicología Médica y director del Instituto Rojas-Estapé de Psiquiatría. Premio Extraordinario del Doctorado en Medicina por una investigación sobre el suicidio. Médico Humanista del Año en España. Ha recibido el Master de Alta Dirección de España. Acaba de recibir el premio Pasteur de la Asociación Europea de Competitividad por su trayectoria clínica.

Sus libros ofrecen dos vertientes: los clínicos, dedicados a las depresiones, la ansiedad, las crisis de pánico, los trastornos obsesivos y los trastornos de la personalidad; y los de ensayo y temas humanísticos, sobre la voluntad, las crisis de pareja, la inteligencia o la felicidad. Ha vendido más de tres millones de libros. Su obra ha sido traducida a numerosos idiomas, desde el inglés al ruso, pasando por el alemán, el italiano, el polaco o el portugués. Ha participado en muchas ferias del libro, desde Frankfurt a Buenos Aires, pasando por México, Nueva York, Santiago de Chile o Londres.

Y recuerden, ‘Todos los finales son también comienzos, Simplemente no lo sabemos en el instante’. Los espero la próxima semana, con más tiempo de leer.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Cultura

Carmiña Navia: Una abanderada de la poesía que anhela un futuro pluralista

La poeta caleña ha estado desde muy joven vinculada con las letras y la expresión de sentimientos; recientemente fue galardonada a nivel internacional.

Carmiña Navia: Una abanderada de la poesía que anhela un futuro pluralista
Exclusiva para 90minutos.co

La poeta caleña ha estado desde muy joven vinculada con las letras y la expresión de sentimientos; recientemente fue galardonada a nivel internacional.

Compartir

Cuando una persona del común escucha la palabra “poeta” muchas veces se imagina a un ser humano que devora libros por montón y que siempre anda enamorado de la vida; y que lo enfatiza en cada una de sus intervenciones o diálogos con otra persona. 

Y justamente es así. No es un prejuicio y mucho menos lo menciono con la idea de prototipar a quienes se dedican a este género literario, pero conocer a Carmiña Navia reafirma ese primer pensamiento e incluso abre un poco más la percepción. 

La entrevista con ella duró casi una hora y aunque es poco tiempo para conocer realmente a una persona, las interrogantes dejaron entrever su personalidad. 

Carmiña Navia: Inicios 

Una mujer que desde muy joven conoció el mundo de las letras. Nacida en ‘la sucursal del cielo’ un 5 de agosto de 1948; mismo año en el Thomas Stearns Eliot, poeta inglés, fue galardonado con el premio nobel de literatura. 

“Siempre me gustó leer”, comenta la autora caleña, quien describió de manera general la variedad de libros que exploró desde muy joven gracias a la biblioteca que tenía en casa. 

  • Aquellas Mujercitas 
  • Heidi 
  • Corazón de oro 
  • Enciclopedia Univérsitas 

Son algunos títulos que recuerda con especial emotividad. Así fue naciendo la complicidad de Navia con la literatura, que finalmente la llevaría a estudiar en el departamento de Letras en la Universidad del Valle; ella tenía 18 años para ese entonces.

Lea además: 'En agosto nos vemos': La historia detrás del libro póstumo de Gabo

Asimismo, escribir en la página nueva del Diario Occidente y hacer parte del grupo estudiantil ‘Los Dialogantes’ fueron algunas de las facetas en la que la poesía y la investigación fue enamorando más y más a una joven Carmiña.

(Tomada de repositorio de Univalle) Carmiña Navia en una clase de la Universidad.

Libros y vivencias 

“En 1974 publiqué el primer cuaderno de poemas, llamado ‘La niebla camina en la ciudad’. En dicha obra plasmo mis vivencias entre los 18 hasta los 25 años”.

Carmiña Navia es una persona que considera sus obras como sus ‘hijos’. “No puedo elegir mi favorita”, respondió fuera de la entrevista formal con una mirada alegre mientras pensaba muy en sus adentros si realmente había alguna preferencia. 

“Uno se encuentra con que tiene sentimientos profundos, comprensiones o preguntas que no puede responder (...) en ese sentido, se busca el apoyo de la palabra para poder llegar más a fondo en los sentidos y significaciones” 

Respondió Carmiña ante la pregunta: ¿Qué la motiva a escribir? 

A lo largo de los más de siete décadas en los que la poeta ha explorado el mundo, ha escrito cerca de 41 obras: 

  • 16 libros de poemas  
  • 25 libros de ensayo 

Pero, para ella la investigación era aún más trascendental: Escribir es importante, aunque explorar e identificar nuevas maneras de hacer las cosas, mientras se conoce el pasado para no repetirlo también se debe hacer. Concluí de su respuesta. 

Además, entendí que el equilibrio es importante, tal vez al mismo tamaño en el que la motivación empuja a seguir curioseando. 

Algunas de las obras de Carmiña.

El feminismo en sus obras como ‘motor’ de trabajo social 

“Carmiña o profesora. Así se puede referir hacia mí”, resolvió la poeta ante mi duda sobre cómo iba a llamarla en los siguientes 60 minutos de interacción. Así retrata su pasión y compromiso con el aprendizaje, el cual ejerció hasta hace muy poco y que exploró en todas las facetas.

Le puede interesar: La filarmónica de Cali anuncia su temporada de conciertos para este 2024

Siempre he mirado con atención a la mujer. Inclusive mi primera monografía de grado en 1970 en la Universidad del Valle fue una mirada sobre el papel de las mujeres en las obras de Gabriel García Márquez”.

Llegar hace 47 años al barrio El Jordán, al suroccidente de Cali provocó que el papel de las mujeres en la sociedad fuera más replanteado por Carmiña; problemas como escasez de formación, falta de autonomía, inseguridad y ausencia de entradas económicas eran los retos que se deberían y que actualmente deben sortear las mujeres. 

Asimismo, ante la identificación de un sistema patriarcal, Carmiña siguió moviéndose en el entorno que podía; adoptando una posición feminista. Ya que quedarse de brazos cruzados no era una opción para la profesora:  

“Por eso fundamos el Centro Cultural popular Meléndez, que hoy se llama Casa Cultural Tejiendo Sororidades. El objetivo desde el principio con este centro fue apoyar a la formación y transformación de condiciones y por otro lado, promover la cultura y la lectura”. 

Curiosamente, dicho espacio se encuentra enseguida de la vivienda de Carmiña, donde se enseña con pasión a las nuevas generaciones. 
Fachada de la Casa Cultural.

En su casi medio centenar de obras el papel de la mujer es muy activo y busca acompañar la idea de crecimiento y motivando a quienes se aventuran a leer los escritos de Navia: 

“La poesía siempre me acompaña (...) para expresar lo que las mujeres sienten. Otras veces para animarlas en su caminar o descubrir sus situaciones y condiciones limitantes”.

La profesora cree en la construcción de un mundo mejor. Una posición clara que se basa en el optimismo y la lucha por los derechos de todos los que necesitan sentirse identificados.

“Yo creo que nadie enseña a nadie. El conocimiento solamente surge en uno mismo. Entonces, la labor del profesor es básicamente dar herramientas a los estudiantes para que ellos logren construir un camino de aprendizaje”.

Carmiña Navia, poeta caleña.

El legado de Carmiña Navia para todas las personas 

Ante la pregunta sobre “¿Qué legado espera dejar con sus obras?”, la poeta no dudó en responder en haber contribuido que las mujeres tengan espacios dignos y oportunidades. 

Lea también: 'Las indignas' y 'El emprendedor', las propuestas literarias de la semana

Sin embargo, haber plasmado la expresión de ciertas vivencias en sus distintos libros. La comprensión de Dios (una mirada particular y en ocasiones subjetiva de Jesús de Nazaret). Unos textos sobre la vivencia urbana: 

“Yo expreso a través de mi poesía lo que ha sido la vida en Cali en los años 70, finales de los 80 en donde la ciudad era amable y se podían recorrer las calles sin problemas, sin temores”.

Recalcó con aires de nostalgia.

Los galardones no lo son todo para la profesora 

“Recuerdo una frase de Rafael Argullol, que plantea que hay que hacer una obra para salvar la vida”, hiló en sus pensamientos Carmiña al momento de preguntarle por la importancia de los premios y reconocimientos. 

“No importa que la obra sea pequeña o muy poco visible. Lo importante es que uno se consagre a ella y creo que por ahí va mi trabajo, perspectiva y vida cotidiana”.

Justamente, hace unos días el nombre de la poeta caleña se escuchó a nivel mundial. Su obra ‘Parajes de los días’ fue ganadora del premio internacional de literatura Virginia Woolf; teniendo una votación unánime. 

Pero, pese a agradecer enormemente el distintivo de los jurados y grandes escritores, ella fue más allá: 

“Yo creo que los premios son relativamente intrascendentes. Lo importante es la obra. Desde el premio ayuda a la obra a obtener más lectores, a que las personas referencien mejor e incluso a nuevos interesados. El libro circula un poco más”. 

Sin embargo, para Carmiña Navia la atención e interés de las personas y de los medios terminará pocos días después. 

Consejo a quienes inician en el ‘mundo de las letras’ 

Finalmente, con todo el bagaje que tiene la poeta en sus 75 años de vida, es directa y aconseja, de manera directa, a los nuevos interesados en escribir: 

“Hay que leer mucho, a poetas clásicos y latinoamericanos (...) para mí, escribir se aprende leyendo”. 

Una vez apagada la cámara, el micrófono de solapa que estuvo registrando cada una de las interacciones entre la poeta y nosotros (añadiendo al camarógrafo que me acompañó todo el tiempo), nos despedimos de Carmiña. La poeta dejó entrever su espiritualidad en los últimos tramos de nuestra conversación y con una sonrisa amable, que poco se fue deshaciendo ante el calor repentino que en estos momentos azota a Cali. La ciudad que ha visto crecer, luchar y ganar a Carmiña Navia. 

Carmiña en un sillón de su casa. Alegre y fresca.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: