Opinión

Un año de retos y logros

Para nosotros el verdadero centro es el sentido común, es un movimiento vivo, un movimiento dinámico, es un movimiento de escucha y construcción de soluciones en donde la comunidad y la gente es la prioridad.

Un año de retos y logros
Especial para 90minutos.co

Para nosotros el verdadero centro es el sentido común, es un movimiento vivo, un movimiento dinámico, es un movimiento de escucha y construcción de soluciones en donde la comunidad y la gente es la prioridad.

Compartir

A lo largo de mi vida me he caracterizado por rendir cuentas sobre mis acciones y mi labor pública, por eso pienso que es pertinente hacer un balance de lo hecho en este 2021, un año que marcó grandes retos para todos los colombianos, debido a factores como la pandemia del Covid 19 y el estallido social.

Luego de asumir en noviembre del 2020 la dirección del Partido de la U, este año iniciamos el camino de la renovación bajo tres retos: unirnos como colectividad, fortalecernos como partido y transformarnos y cambiar para generar la confianza en la comunidad.  Para ello, fortalecimos nuestra comunicación interna y la partición de sectores como la comunidad  Lgbti,  víctimas, personas con discapacidad, empresarios, etnias, mujeres y jóvenes.

Le puede interesar: Los retos frente a las comunidades afro del Pacífico

También consolidamos el centro de pensamiento, implementamos la Escuela de Liderazgo y Formación Política, así como el programa Líderes para Confiar. A través de estas  iniciativas beneficiamos a jóvenes, mujeres, gestores y líderes comunitarios de todo el país, a quienes no solo les dimos herramientas para su participación política, sino también el aval para hacer parte de nuestras listas al Congreso. Esto significó un auténtico trabajo de inclusión, que también benefició a los jóvenes que aspiraron a los Consejos Municipales de Juventud, de los cuales 572 fueron elegidos por nuestro partido.

Con el ánimo de conectarnos con la gente, empezamos a recorrer las regiones del país. En esos encuentros con la Colombia real, entendimos que a la gente no le interesa la ideología de izquierda o de derecha, sino que quiere ser escuchada para concertar soluciones a sus problemas de empleo, de salud, de vivienda, de transporte y de bienestar. Fue así que en el marco de la protesta social, levantamos nuestra voz para que se impusiera el diálogo, sobre la violencia y la confrontación.

Artículo relacionado

De ese trabajo con la comunidad surgieron proyectos de Ley que presentamos al Congreso, como, por ejemplo, sobre el fortalecimiento de la economía campesina, la economía circular y la transición energética. También, el proyecto de ley Ingreso Mujer, así como iniciativas para el fortalecimiento del sector empresarial, el emprendimiento y las MiPymes. Así como sobre soberanía alimentaria y para beneficio del deporte, entre otras.

Además, nos convertimos en el Partido de la Unión por la Gente, un movimiento de Centro, bajo tres valores fundamentales: las transformaciones sociales, la seguridad, y la paz, que es un legado de nuestro partido. Para nosotros el verdadero centro es el sentido común, es un movimiento vivo, un movimiento dinámico, es un movimiento de escucha y construcción de soluciones en donde la comunidad y la gente es la prioridad.

Ahora, hacemos parte del Equipo por Colombia, una coalición de centro de la que hacen parte Alex Char, David Barguil, Enrique Peñalosa, Federico Gutiérrez y Juan Carlos Echeverry. Con esta Coalición buscamos alcanzar la Presidencia de Colombia para lograr así las transformaciones sociales, económicas y ambientales que necesita nuestro país.

Artículo relacionado

De otra parte, me queda la satisfacción de ver convertirse en realidad iniciativas que dejé proyectadas cuando fui gobernadora de los vallecaucanos, y que han sido continuadas por la actual administración. Entre ellas, la firma de la concesión de la Malla Vial, un conjunto de obras de infraestructura, que por $1.22 billones, beneficiará a Cali, Palmira, Candelaria, Pradera, Jamundí y Yumbo, y que fortalecerán la competitividad de la región y del país.

También, la consolidación del tren de cercanías, un sueño que ayudamos a impulsar para mejorar la calidad de vida de los habitantes de Cali, Palmira, Jamundí y Yumbo, así como la inauguración de obras de beneficio comunitario, como uno de los Colegios 10, en Ginebra Valle; la entrega de canchas sintéticas para la práctica deportiva, en los  barrios Montechino y San Buenaventura R9, en Buenaventura, y el Centro de Gestión de Emergencias y Seguridad, en Buga, que se convierte en centro de referencia para Colombia de trabajo interinstitucional para proteger la seguridad de los ciudadanos.

No cabe duda, el 2021 fue un año de grandes dificultades y de grandes retos, que nos han fortalecido, en lo humano y en lo profesional. Pero quedan muchas cosas por hacer. En lo personal seguiré trabajando con determinación, para que, a través de un liderazgo colectivo, generemos las transformaciones que el país necesita para volver a confiar y sonreír.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Opinión

Micropolítica paranoica

Campaña de Federico Gutierrez denuncia espionaje en su sede de El Poblado de Medellín.

Campaña de Federico Gutierrez denuncia espionaje en su sede de El Poblado de Medellín.

Compartir

Lee más noticias

Opinión gráfica

Fiscalía sin igual

Queda demostrada la eficiencia de la fiscalía colombiana ante el mundo!

Queda demostrada la eficiencia de la fiscalía colombiana ante el mundo!

Compartir

Queda demostrada la eficiencia de la fiscalía colombiana ante el mundo!

Lee más noticias

Columnas

Golpe a la democracia

Las suspensiones de los alcaldes de Ibagué y de Medellín son un golpe a la democracia, a la voluntad popular y a la constitución política.

Golpe a la democracia
Especial para 90minutos.co

Las suspensiones de los alcaldes de Ibagué y de Medellín son un golpe a la democracia, a la voluntad popular y a la constitución política.

Compartir

Las suspensiones de los alcaldes de Ibagué y de Medellín son un golpe a la democracia, a la voluntad popular, pero, sobre todo, a nuestra constitución política. El estado de derecho tiene unos principios que han sido violentados por parte de la decisión de la suspensión de la procuradora, Margarita Cabello.

La participación en política de los funcionarios públicos es un delito, por tal motivo, la Procuradora debía buscar la manera de que; si en sus investigaciones existiesen pruebas contundentes y sin ningún manto de duda que estos dos funcionarios de primer cargo municipales estaban ejerciendo labores que no estaban dentro de sus funciones; debía generar era una investigación penal para que fuese la Fiscalía General de la Nación y los jueces de la República quienes determinaran las sanciones para estos.

Artículo relacionado

Todo esto con base a la reiterada jurisprudencia y los precedentes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; frente a que la Procuraduría General de la Nación no tiene la capacidad de sancionar a los funcionarios públicos elegidos por voto popular, es decir; la procuradora Margarita Cabello equivoca el trámite y sobrepasa su competencia como Procuradora General de la Nación.

Tampoco podemos decir que fue equilibrada la sanción para estos dos alcaldes. Por las razones conocidas en los últimos días, tanto funcionarios públicos como altos funcionarios, y hasta miembros de las fuerzas militares; participaron abiertamente en política, según el mismo rasero que está usando la Procuradora; también tenían que ser sujetos de sanciones para que primara uno de los derechos de todos los colombianos; que es el derecho a la igualdad, siendo incluso, igual de inapropiado e incompetente para tal formal.

Artículo relacionado

Sin embargo, su decisión da indicios de que lo que le quieren hacer al alcalde Quintero es, a través de cualquier medio, sacarlo del camino político, que; a todas luces, ha generado un apoyo masivo tanto en plazas, como en la opinión pública.

Lea también: Una copa de oportunidades

Es hora entonces de defender la democracia, de defender a la constitución, de defender la ley y decirle a Margarita Cabello que se ha equivocado; y que a través de los medios legales y a través de la independencia de los jueces de la república, en los cuales confiamos; se reversará la decisión y el alcalde de Medellín y de Ibagué volverán a sus funciones como lo dictaminaron sus municipios, la ciudadanía y, sobretodo; con la claridad de que no fue una decisión en derecho y tampoco en justicia.

Otras noticias:

Sigue nuestras redes sociales: