Columnas

¿Parque del Perro pet-friendly?

La ciudadanía caleña necesita espacios que sean cómodos para los humanos con tengan baños públicos y dispensadores de agua. El futuro debe ser pet friendly.

¿Parque del Perro pet-friendly?
Especial para 90minutos.co

La ciudadanía caleña necesita espacios que sean cómodos para los humanos con tengan baños públicos y dispensadores de agua. El futuro debe ser pet friendly.

Compartir

El amor que la humanidad brinda a sus mascotas jamás había estado tan masificado como ahora, y muchos establecimientos públicos y comerciales han decidido que son amigables con la presencia de animales, o pet friendly. Cali debe poder responder a las nuevas exigencias de sus habitantes y destinar espacios de recreación que faciliten su presencia en la ciudad, que alivianen la carga de las aceras y que faciliten la experiencia de tenencia de las mascotas, que hacen parte de la familia.

Bryant Park, en Nueva York, es un ejemplo de las cosas que podemos lograr para la ciudad. Primero, se trata de un espacio privilegiado por su ubicación entre rascacielos, museos y edificios patrimoniales. Es un parque pequeño comparado con otros, pero su trazado es especial e incluye restaurantes increíbles, que son pet friendly.

Pero creo que los más sorprendentes son Union Square Dog Run y Van Cortland Park Dog Run. Se trata de espacios cercados para las mascotas, separados con cerca entre perros grandes y pequeños. Son unas instalaciones creativas y prácticas para que los animales se ejerciten de distintas formas, con ejercicios de fuerza y agilidad, con dispensadores de agua, zonas para deposiciones, dispensadores de bolsas y basureros, entre otras ventajas. Además que hay unos espacios designados para señales y publicidad que generan rentabilidad, generando aprovechamiento económico.

Lea también: Huertas comunitarias 2.0

Además las zonas pet friendly tienen facilidades para el amo de la mascota, con baños públicos de gran calidad y dispensadores de agua y hielo.

Cali puede empezar esta transformación de paradigma adaptando el emblemático Parque del Perro en el barrio San Fernando. Un parque cómodo para la mascota y su amo. Con los baños públicos que le hacen falta a los parques de esta ciudad. Otra opción es usar el corredor de la 25 como gran parque pet friendly, y sería un espacio emblemático para la ciudad. Cali está lleno de sitios con potencial para el cuidado de las mascotas y la apropiación de lo público.

Creo que es momento de que nos involucremos entre el sector público y el privado para generar sinergia en este tipo de iniciativas. En Nueva York, Bryant Park es un espacio público administrado por privados, y la ley permite hacer algo similar en Cali, a través del Artículo 263 del POT.

La ciudadanía caleña necesita espacios apropiados para la convivencia con sus mascotas. Que además sean cómodos para los humanos con tengan baños públicos y dispensadores de agua. El futuro debe ser pet friendly.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Columnas

Más acá del talento

Y este Mundial apenas de soslayo nos deja ver el ocaso de Cristiano Ronaldo, los destellos de Lionel Messi y el despliegue físico de un Kylian Mbappé abriéndose paso en la consolidación del nuevo trono.

Más acá del talento
Especial para 90minutos.co

Y este Mundial apenas de soslayo nos deja ver el ocaso de Cristiano Ronaldo, los destellos de Lionel Messi y el despliegue físico de un Kylian Mbappé abriéndose paso en la consolidación del nuevo trono.

Compartir

Dijo Faustino el Tino Asprilla en un programa donde funge como analista que deberían hacer dos mundiales: uno con los equipos buenos y otro con los equipos malos, “con el relleno”, para utilizar la extensión de su explicación. Y para reforzar su argumento y sin sonrojarse –lo que en él resulta difícil de percibir en la pantalla del televisor–  añadió que fue lo mismo que propuso hacer Florentino Pérez con la Champions. Es cierto que la FIFA ha ido ensanchado sus fauces económicas, pero no es menos que los resultados –hablar de realidad es muy pretensioso– de a poco le van demostrando a la desvencijada pantera tulueña, que todavía en el fútbol se dan esos marcadores que desafían los favoritismos construidos a partir de las arbitrariedades de la estadística, esa disciplina que tiene los pies en la tierra y la cabeza en las nubes, por lo que sus predicciones son siempre un infierno dado que sólo ponen a ganar a los del cielo publicitario.

Le puede interesar: ¡He dejado de ser hombre!

Ahora que Pelé se juega su partido más difícil contra el cáncer y es posible que trascienda a la dimensión de mito –porque ya es leyenda–, es probable que dejen de burlarse de sus erráticas predicciones. Nunca sus favoritos se alzaban con la Copa Mundo, aunque tenía siempre la modesta prevención de sacar a Brasil de la baraja de candidatos, no porque no cumpliera en rigor con las condiciones, sino porque como brasilero declarado “Tesoro Nacional” y la histórica superioridad del Scratch, eso los ubica en un Olimpo donde él es Zeus; y los dioses –todos sabemos– no compiten con los mortales. Pero insistió siempre O Rei en que había que atender esos países que sin ligas de peso o competitivas, estaban trabajando en procura de mejorar sus niveles para aprovechar esa vitrina que cada cuatrienio les permite ondear su bandera y ubicarse en la mira del mundo. Y recalcaba con especial énfasis que el futuro del fútbol era el continente africano, que allá estaban los diamantes sin pulir que brillarían en el futuro.      

De modo que ahora que los hijos del Captain Tsubasa, traspasaron la tira cómica y Japón venció a dos campeones mundiales –España y a Alemania–, se clasificó primero a Octavos de final y perdió en Cuatros por tiros desde el punto penal con Croacia –subcampeona del mundo–, y es la gran sorpresa de Qatar 2022, el Tino está más equivocado que el jugador belga que aseguró que tiene más mérito ganarse la Champions que el Mundial. La diferencia Fausto entre un artista y un deportista –y el futbolista sólo puede ser lo segundo, así el periodismo exagere– es que el primero deja una obra que no deja de producir sensaciones, emociones y nuevas experiencias a generaciones venideras. Y por eso es posible que unos desconocidos venzan a una pléyade de héroes mediáticos, a unos ídolos publicitarios de Occidente cuyos medios de comunicación parecieran no tener idea de lo que es el postcolonialismo. Bueno, por lo menos sus periodistas.

Artículo relacionado

Al margen de muchas otras consideraciones, el Mundial de Fútbol es el evento deportivo de una sola disciplina con mayor audiencia y repercusión mediática, de ahí que los Estados busquen en él una proyección de nacionalidad que trasciende lo estrictamente deportivo y se instala en lo sociopolítico, con profundas repercusiones económicas, individuales claro, pero también colectivas. Que los colombianos no lo hayamos aprovechado es otra historia (manido pero vergonzante es el record de ser el único país en renunciar a sede de un Mundial, 1986, para hacer lo que nunca se hizo) y eso incluye, jugadores, aficionados y gobiernos. El rumor de que unos cuantos futbolistas caprichosos no jugaron bien algunos partidos de las Eliminatorias a Qatar 2022 para sacar a Queiroz y cuando quisieron jugar bien no pudieron, toma visos de tesis comprobada en la voz de protagonistas ligados al futbol colombiano en diversos ámbitos. Pero no ha sido nuestra historia un ejemplo de buen nacionalismo, que valga decir sólo aflora con los triunfos deportivos de atletas hechos a pulso y con hambre, física y de gloria. 

En la búsqueda incesante de recursos la FIFA ha ampliado el número de países que van al Mundial (para Canadá/Estados Unidos/México 2026 serán 48 ¡qué locura las distancias, las cifras, el cubrimiento, la cobertura!, etc.!) y en ese sentido se ha perdido la exclusividad y con ella cierto nivel de calidad, que se ha reemplazado por sacrificio, pundonor y patriotismo, para citar sólo algunas características que no son sinónimo de calidad, sino más bien de combativa emocionalidad. Por supuesto que es grato revivir la metáfora del David que vence a Goliat, que la tortuga venza a la liebre y que el pez chico se coma al grande, pero a qué costo y bajo qué condiciones. Y en ese sentido no es el talento el que se expresa y vence, sino una estrategia que se asemeja a la rigurosa disciplina del trabajo y la obediencia a ultranza en procura del resultado al que no le importan ni el virtuosismo, ni la calidad.

Artículo relacionado

No se han visto grandes cotejos y la afición sigue a la espera de más calidad que de sorpresas y menos decepciones, digamos que de eso también se trata, pero por sobre todo de que no muera el talento, que no lo reemplacen otras habilidades complementarias que son importantes, pero no determinantes en términos de calidad. Si fuera sólo voluntad y sacrificio –dice un amigo futbolero del barrio– el equipo de los bomberos, de la Defesa Civil o de los carniceros, sería el campeón del mundo. Las imágenes icónicas del pasado nos dejan ver viejos juegos de estrellas como Pelé y Maradona, pero es sólo historia, ya no importa el resultado, ya no hay nuevas emociones, sólo viejas admiraciones. Y este Mundial apenas de soslayo nos deja ver el ocaso de Cristiano Ronaldo, los destellos de Lionel Messi y el despliegue físico de un Kylian Mbappé abriéndose paso en la consolidación del nuevo trono, pues ya es campeón mundial y botín de plata. ¡Y a Brasil golear!

Lo que en realidad necesitan los equipos en un mundial es jugadores talentosos que desequilibren en cualquier momento con una genialidad y lleven a sus compañeros –como en cualquier otro deporte de conjunto–, a la articulación de un juego que sea efectivo en tanto permita ganar no sólo partidos, sino el torneo. Y la historia ha comprobado que a veces no es suficiente sólo el talento. Nadie duda que lo mejor del talento es que es la única cosa que se reparte aleatoriamente entre la humanidad. No tiene que ver con nada más que no sea el mismo. Emerge en cualquier rincón del mundo. No se compra, ni se hereda, ni se hurta… la perseverancia, el orden táctico, la disciplina y un largo etcétera, te hará bueno, pero no talentoso; y destacado, pero no campeón. Y tú Faustino, eres una prueba de todo lo anterior, porque no bastó tu talento para ser el mejor del mundo, porque te hizo falta eso que tienen los jugadores y los equipos a los que llamas malos.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Columnas

Las cifras de seguridad en Cali a tres años de gobierno

Este 2022 se cumplen tres años de la actual administración de Jorge Iván Ospina. Un período lleno de crisis locales, nacionales y globales.

Las cifras de seguridad en Cali a tres años de gobierno

Este 2022 se cumplen tres años de la actual administración de Jorge Iván Ospina. Un período lleno de crisis locales, nacionales y globales.

Compartir

Este 2022 se cumplen tres años de la actual administración de Jorge Iván Ospina. Un período lleno de crisis locales, nacionales y globales. Una pandemia mundial y un paro nacional sin precedentes recientes en la historia de Cali y de Colombia han dejado grandes marcas en nuestra ciudad.

Especialmente en el tema de la seguridad ciudadana muchos caleños sienten que la inseguridad no da tregua. La última encuesta de Cali Cómo Vamos para noviembre de 2021 situaba la percepción de inseguridad en más de 80%.

Sin embargo, las cifras de delitos de alto impacto para este año 2022 son relativamente positivas y registran disminuciones significativas con años previos. Todos los delitos de alto impacto registran disminuciones respecto a 2019, un año antes que empezara la pandemia. ¿Significa esto entonces que la inseguridad en Cali es cuestión de percepción? ¿Estamos más seguros ahora que hace 5 o 10 años?

La respuesta, claramente y como lo saben todos los que vivimos en Cali, es no. Desde la Fundación Objetivo Cero nos propusimos realizar un balance parcial, con cifras y datos, sobre el comportamiento de los delitos de alto impacto en Cali en estos primeros tres años de administración. Esto con el fin de brindar un panorama más amplio y con argumentos sólidos sobre el estado de la seguridad en nuestra ciudad.

Lea también: ¡Nos creen pendejos!

El panorama general de los primeros tres años de gobierno en comparación a los tres primeros años de las 2 últimas administraciones muestra un aumento significativo en varios delitos. De once delitos de alto impacto seis (54,5%) han aumentado, cuatro (34,5%) han mejorado y uno (9%) mantienen la misma tendencia en los tres períodos analizados.

La extorsión ha aumentado 87,1% respecto al periodo 2016-2018. El total de casos durante el período 2020-2022 se registró en 1.615 casos y superó el acumulado a tres años de las dos administraciones anteriores (863 y 551 casos respectivamente).

Igualmente, el hurto a comercios ha aumentado en 21%. En el periodo 2016-2018 se registraron 10.279 hurtos de este tipo, mientras que de 2016-2018 se registraron 8.945. A falta de dos meses para terminar el año 2022, ya esta cifra supera las registradas anteriormente.

Le puede interesar: Lavaperros vallunos

El hurto a celulares, un verdadero dolor de cabeza para los caleños ha aumentado 30% los últimos 3 años. En este periodo se han registrado 35.976 hurtos de acuerdo con datos de la policía. La situación es más grave considerando que para el período 2016-2018 este delito ya tuvo un aumento de 178,1%. La tendencia no para de crecer.

Los caleños ven como la inseguridad de sus barrios y comunas cada vez es mayor. Por eso, la seguridad debe ser una de las principales prioridades de nuestra ciudad. Sin embargo, para el próximo año se espera una reducción del 23% para el presupuesto en esta materia. Los caleños estamos cansados de la inseguridad y la poca acción de las autoridades. La seguridad debe ser una prioridad YA. 

Escrito por: Gustavo A. Orozco Lince y Dilan Alexander Marmolejo Sanchez*

*Dilan Alexander Marmolejo es investigador de la Fundación Objetivo Cero enfocada en la reducción de la violencia en la ciudad de Cali.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Columnas

Hay que erradicar la violencia contra la mujer

La ruta de atención no ha funcionado y necesita ser modificada. En mi opinión, hacen falta otras disposiciones que permitan avanzar en la prevención y atención en casos de violencia contra la mujer.

Hay que erradicar la violencia contra la mujer
Especial para 90minutos.co

La ruta de atención no ha funcionado y necesita ser modificada. En mi opinión, hacen falta otras disposiciones que permitan avanzar en la prevención y atención en casos de violencia contra la mujer.

Compartir

El pasado 25 de noviembre se conmemoró el ‘Día internacional de la erradicación de la violencia contra la mujer’, con el propósito de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de prevenir y acabar con esta problemática que ha cobrado millones de vidas y que ha tenido fuerte impacto en el bienestar social de los países.

No es un asunto menor que la violencia contra la mujer haya sido declarada por la OMS como un problema de salud pública que obliga a la institucionalidad a tomar medidas que se encuentren a la altura para salvaguardar la vida y la integridad de quienes son el 52% de la población.

A lo largo de mi carrera política y social he buscado influir en la reducción de las violencias contra las mujeres desde el legislativo y el ejecutivo. Como congresista lideré la sanción de la Ley 1257 del 2008, a través de la cual se consideró la violencia contra la mujer como un delito y se dispusieron las medidas de prevención, atención y sanción.

Como Gobernadora de los vallecaucanos, desarrollamos políticas para generar más oportunidades para las mujeres. Para ello, posicionamos la Secretaría de la Mujer y Diversidad Sexual para impulsar el mejoramiento de su calidad de vida a través del programa ‘El Valle Cuida a sus Mujeres’, con acciones para el empoderamiento político, el fortalecimiento institucional y la prevención y atención de las violencias contra ellas.

Lea también: Iniciativa para proteger los datos personales

También fortalecimos el Observatorio de Género, creamos el Consultorio Rosa en el HUV para que las mujeres agredidas contaran con un acompañamiento idóneo en su ingreso a la justicia e invertimos recursos importantes para facilitar el trabajo de la Fiscalía General de la Nación en la descongestión de las medidas de atención y sanción.

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos institucionales, este fenómeno sigue siendo una grave problemática en el país. En el año 2021 los feminicidios crecieron 12.3% con respecto al 2020, es decir, fueron asesinadas 210 mujeres, mientras que hasta julio del 2022 ya se habían registrado 129 víctimas, según el observatorio Feminicidios Colombia.

Lo anterior evidencia que la ruta de atención no ha funcionado y necesita ser modificada.   En mi opinión, hacen falta otras disposiciones que permitan avanzar en la prevención y atención en casos de violencia contra nosotras, sobre todo, con la intención de evitar los feminicidios.

Le puede interesar: El Sistema de Salud hay que fortalecerlo, no destruirlo

Para que las mujeres accedan a la justicia, actualmente existen cuatro puertas de entrada: la Comisaria de Familia, la Fiscalía, las IPS y el Icbf, en caso de que la violencia sea contra las niñas. Si bien, cada una de estas instituciones en la mayoría de los casos prestan un importante servicio, también es cierto que los feminicidios son la expresión más extrema de violencia contra la mujer y que con un seguimiento riguroso se pueden evitar.

Por eso, hago un llamado al Gobierno Nacional para que en el Plan de Desarrollo Nacional se incluyan disposiciones que permitan ambientar la posibilidad de reducir el número de puertas de entrada a la justicia por parte de las mujeres víctimas con la intención de reducir las entidades responsables en la atención de las mujeres.

También es necesario que, en articulación con la Academia, se generen las disposiciones necesarias para que, en las carreras de psicología, trabajo social, medicina y derecho, se incluya en el currículo académico conocimientos para tomar las decisiones correctas en la atención de este tipo de casos. Hoy, los recursos que invierte el Estado en capacitaciones a funcionarios y funcionarias se podrían reducir drásticamente si la violencia contra la mujer definitivamente es tratada como un problema de salud pública.

Desde La U escuchamos a las comunidades para actuar en su favor. Por eso, estaremos dispuestos a liderar, tramitar y trabajar con rigurosidad para encontrar los elementos que nos permitan que el 25 de noviembre de los años venideros las cifras de violencia contra la mujer y los feminicidios encuentren el camino hacia su erradicación.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: