Salsa

Serenatas salseras para recordar a mamá

Desde cuando Héctor Lavoe nos preguntaba por el retrato de mamá, pasando por la tristeza de Ismael Miranda quien le escribe una carta a su madre y le dice ‘espero que te encuentres bien ahí arriba donde estás’, hasta el Consejo de Oro que el propio ‘Cantante de los cantantes’ nos regaló para honrar a la autora de nuestros días, la madre siempre ha estado presente en los ritmos afroantillanos.

Serenatas salseras para recordar a mamá

Desde cuando Héctor Lavoe nos preguntaba por el retrato de mamá, pasando por la tristeza de Ismael Miranda quien le escribe una carta a su madre y le dice ‘espero que te encuentres bien ahí arriba donde estás’, hasta el Consejo de Oro que el propio ‘Cantante de los cantantes’ nos regaló para honrar a la autora de nuestros días, la madre siempre ha estado presente en los ritmos afroantillanos.

Compartir

Por Gerardo Quintero Tello

Jefe de Redacción 90 Minutos

@gerardoensusalsa

La historia musical salsera ha dejado algunas canciones extraordinarias, llenas de nostalgia, hermosas letras y bellos arreglos dedicados al ser que nos dio la vida. Héctor Lavoe, Ismael Rivera o Tito Nieves dejaron algunas de las más bellas interpretaciones que durante este mes recordamos en 90 Minutos y @gerardoensusalsa como un homenaje a esas abnegadas mujeres que son todo para nosotros.

Gracias madres por su amor, su lucha infatigable y por habernos regalado la música, porque de seguro, usted como yo, las escuchamos a ellas en la sala, en la cocina, en el patio, en la acera, en la rumba escuchando esas melodías que luego hicieron parte de nuestro ADN musical y cultural.

Aquí algunas canciones para recordar, se nos habrán quedado muchas más, pero estas vienen con el corazón en la mano como un homenaje para ustedes. ¡Gracias mamá!


El Retrato de Mamá


Esta canción es tal vez una de las más sentidas interpretadas por Héctor Lavoe. En tiempo de bolero, ‘El Cantante de los Cantantes’ lanzó esta producción en 1979, en plena cúspide de su fama y rindió un homenaje a uno de sus boleristas favoritos, el venezolano Felipe Antonio Pirela Morón, conocido en el mundo artístico como Felipe Pirela.

Recordado como ‘El bolerista de América’, Pirela murió muy joven, a los 32 años, cuando fue asesinado en San Juan, Puerto Rico, al parecer por una deuda con narcotraficantes. Lavoe había crecido escuchando los boleros de Pirela y rindió un homenaje en el que se destaca ‘El Retrato de Mamá’, con una interpretación magnífica y una intensidad tan profunda en su voz que quien escucha sus acordes percibe ese corrientazo que solo las grandes artistas generan en quien los escucha.

Y es que como no sentir que las palpitaciones se agitan cuando Lavoe saca todo su bagaje artístico y canta:

“No saques la cartera
no es por plata que yo vengo,
pero dime tu el retrato
de la vieja donde está.


Pobre vieja...
ella que tanto te quiso
que llegó hasta el sacrificio
para mandarte a estudiar.


Ni siquiera...
te sobró delicadeza
para poner en la casa
el retrato de mamá.


Desde el cielo,
ella te ve y te perdona;
pero yo que soy tu hermano
no te puedo perdonar”

Todo el dolor y el reclamo de un hermano en una sola canción. Sin duda, en esta interpretación ‘El cantante de los cantantes’ alcanza un nivel de tonalidad máximo y su desgarradora vocalización se convirtió en uno de sus discos más escuchados en su historia musical. Valga recordar que en ese mismo álbum, ‘Recordando a Felipe Pirela’, también se destacaron temas como ‘Sombras nada más’, ‘Vieja carta’ y ‘Pobre del  pobre’. Y es que ‘El retrato de mamá’, una composición del tucumano Miguel Montero, nació como tango y luego se volvió bolero en la voz de Pirela, Julio Jaramillo y Olimpo Cárdenas, que guarda un mensaje profundo para todos aquellos hijos que olvidan el esfuerzo de sus viejas y todo lo que sacrificaron por ellos.


Consejo de Oro


Y fue precisamente Héctor Lavoe, ‘El Cantante de los Cantantes’, quien dejó otra joya proveniente del tango. Se trata de ‘Consejo de oro’, un tema interpretado por Agustín Magaldi y que Lavoe en el álbum ‘De ti depende’ decide retomar y volverlo un éxito para estas fechas.

“Fui creciendo a la bartola y en mis años juveniles
Agarré por el camino que mejor me pareció
Me codié con milongueras, me atoré con copetines
Y el mejor de mis amigos cuando pudo me vendió
Engreído me hice el guapo y me encerraron entre rejas
Y de preso ni un amigo me ha venido a visitar
Solo el rostro demacrado y adorado de mi vieja
Se aplastó contra las rejas para poderme besar


Por eso, compañeros, con tantos desengaños
No me convence nadie con frases de amistad
Y hoy vivo con mi madre, quiero endulzar sus años
Y quiero hacer dichosa su noble ancianidad
Me siento tan alegre junto, junto a mi madrecita
Que es el mejor cariño que tiene el corazón
Ese sí que es un cariño que nadie me lo quita
Cariño que no engaña ni sabe de traición”.

Esta producción de 1976 alberga verdaderos éxitos como ‘Periódico de ayer’, ‘De ti depende’ y ‘Vamos a reír un poco’. En tiempo de bolero,  ‘Consejo de oro’ se convirtió también en un disco icónico durante el Día de las Madres, con un mensaje profundo que el viejo ‘Jéctor’ nos dejó: “A usted amigo que es tan joven le daré un consejo de oro deje farras y milongas que jamás le ha de pesar, cuide mucho a su viejita, que la madre es un tesoro, un tesoro que al perderlo otro igual no encontrará y no haga como aquellos que gastan en placeres y se olvidan de la madre ni le importa su dolor, que la matan a disgusto y recién cuando se muere, se arrepienten y le lloran, no comprenden su valor, ¡su valor!”.


Madre


Y entonces llega una de las canciones más sonadas por todos los salseros en el Día de las Madres: un dúo maravilloso (Larry Harlow e Ismael Miranda) se encargan de componer, arreglar e interpretar uno de los temas más profundos en la salsa maternal. Es así como ‘Madre’, lanzada en el álbum ‘Este es’, de 1976, se convierte en uno de sus discos que no puede faltar en los domingos de madre. Un tema que conmueve hasta las entrañas y que nos hace reflexionar alrededor de ese amado ser que nos dio la vida.

“Te escribo porque sé que se aproxima
Este tu día, ay el día de las madres
Y otra vez, tristemente, prenderé una rosa blanca
Junto a mi corazón porque sé que estás ausente
Esto es todo por ahora
Recibe mi bendición
Y como siempre, el día de las madres
Pasaré por tu tumba
A llevarte un ramo 'e flores, a rezarte el padre nuestro
Que me rompe el corazón


Moriría como Cristo, si así llegara a tu lado
Con una corona de espinas, hasta ser crucificado
(Madre, madre, yo ti quisiera verte otra vez)
(Madre, madre, yo ti quisiera verte otra vez)
El saber que estás ausente, me causa llanto y dolor
Y tengo que desahogarme con el maldito licor, mi madre
(Madre, madre, yo ti quisiera verte otra vez)
(Madre, madre, yo ti quisiera verte otra vez)
Hijo que madre tenéis, oír su voz que retumba
Y si muerta la tenéis, ir le a rezar a la tumba”

Con una entrada poderosa, llena de vientos profundos y un piano melancólico, Ismael Miranda enseña una voz prolija,  en plena  efervescencia haciendo méritos a la apuesta de que sería el gran referente de la salsa. ‘El niño bonito’ no fue menos ante el reto y dejó una potente interpretación en un álbum en el que también sobresalieron ‘Cipriano Armenteros’ y la ‘Cosa no es como antes’. Pongan atención a dos tremendos detalles de este impresionante tema. El piano de Markolino Diamond, al minuto 3:25, absolutamente maravilloso y el final del disco cuando Miranda se sale de la letra de la canción e improvisa un bolero maravilloso del Trío Los Panchos: ‘Historia de un amor’. Un verdadero homenaje a la madre que ha partido. ¡Gracias Ismael!


‘Vive la Vida hoy’, ‘El Pai y la Mai’, ‘La Despedida’, ‘Río Manzanares’


La decana de las orquestas cubanas, la gran Sonora Matancera, idolatrada en Cali, nos dejó algunas de las más bellas interpretaciones que suenan durante este mes.

En primer lugar, super recomendado ‘Vive la vida hoy’, una hermosa interpretación de Willie ‘El Baby’ Rodríguez, surgida en el año 1964, con los característicos coros en lo que resaltaba la voz aguda de Caíto.

Juan Virginio Rodríguez Acosta, más conocido como ‘El Baby’, nació en Matanzas en 1941 e incursionó primero en los coros de la Sonora y luego su cadenciosa vocalización, siempre con un dejo medio atormentado en su interpretación, permitió que los boleros fueran el género en que brillaría. Y es que además de ‘Vive la vida hoy’, ‘El jilguero arrullador’ dejó una serie de boleros imprescindibles en la historia de la orquesta decana de los conjuntos criollos de Cuba entre los que se cuentan ‘Tu y yo en Navidad’, ‘Penas y tristezas’ , ‘La traidora’ y ‘Hoy se que vuelves’.

“Vive la vida hoy,
Aunque mañana te mueras.
Vive la vida hoy
Aunque mañana te mueras.


Amé mucho a una mujer,
De mi alma la más querida,
Me traicionó la perdida señores,
Qué injusto y mal proceder.


Ella me hizo beber,
Ella me hizo un perdido,
A la droga me tiré,
A la cárcel fui metido.


Solo mi madre lloraba,
A Dios pedía y rogaba,


Que se salvara su hijo
Recuerden lo que les digo, señores,


Que en prisión o en una cama

Solo nuestra madre ama
No hay dinero no hay amigos”.

Y como en las anteriores composiciones, nuevamente ‘Vive la vida hoy’ nos demuestra como nuestras madres se convierten en las salvadoras de la catástrofe y en las únicas que están con nosotros en las buenas y en las malas.

Celia Cruz y Bienvenido Granda nos dejaron una bellísima guaracha llamada ‘El pai y la mai’. Una espléndida canción en la que Celia nos deja una sentencia contundente: ‘Como soy mujer compai, voy a cantar por la mai, en este mundo no hay quién quiera como una madre, yo se lo repito, no hay quién quiera como una madre’. Y es allí cuando ‘El bigote que canta’, Bienvenido Granda, responde de una manera  más hermosa aún: ‘Yo cantaré por el padre que es el novio de mi mai, como yo quiero a mi mai también yo quiero a mi pai, yo se lo repito también quiero a mi pai’. Y en una de esas estrofas maravillosas que solía interpretar la Sonora Matancera, Bienvenido se despacha con un tremendo verso: ‘Mi padre siempre fue un padre, yo siempre quise a mi pai, más no hay nada que compare al amor que di a mi mai, yo se lo repito, al amor que di a mi mai’. Y es que una composición de Daniel Santos, interpretada por Celia y Bienvenido Granda no podía tener otro destino que la eternidad. Una oda de 1965 al amor.

Y precisamente cómo olvidar uno de los discos que marcó la historia del ‘Eterno anacobero’. En 1941, Los puertorriqueños comenzaron a ser enviados por miles a la Segunda Guerra Mundial.  Entonces uno de los mejores compositores de la historia de la ‘Isla del Encanto’, el gran Pedro Flores, sorprende con una canción que es todo sentimiento y que reflejaba el gran dolor que estos chicos experimentaban en el momento de la partida.

“Solo me parte el alma y me condena
Que dejo tan solita a mi mamá
Mi pobre madrecita que es tan vieja
Quién en mi ausencia la recordará


Quién me le hará un favor, si necesita
Quién la socorrerá, si se enfermara
Quién le hablara de mí, si preguntara
Por este hijo que nunca quizás volverá”

Esta dramática historia del recluta que se marcha a la guerra se convirtió en un himno de dolor, amor y amargura. Pero la dramática interpretación que de este tema hizo Daniel Santos la catapultó como una de las canciones más importantes en la historia de la música afrocaribeña, tanto que el propio Pedro Flores consideró que no hubo una canción de su autoría mejor grabada que esa.

Don Pedro relató una anécdota fabulosa de cómo tuvo que grabar ‘El Jefe’ esta canción porque Daniel estaba tan impactado por la composición que “tuvo que meterse medio galón de ron y ginebra porque trató ocho veces de grabar el número y cuando llegaba la parte esa de la madre, rompía a llorar”.

El otro increíble dato que ‘El eterno anacobero’ recordó fue que don Pedro Flores escribió ‘Despedida’ antes de que Estados Unidos interviniera en la Segunda Guerra Mundial, “pero como él era un visionario, ya preveía la entrada de los gringos en la guerra”. Daniel siempre estuvo seguro de que Flores escribió esa canción para él porque sabía que se encontraba en edad de servicio militar y que esa poesía musical iba a generar una gran conmoción en el cantante.

Y es en esa última estrofa de ‘Despedida’ cuando ocurre el quiebre, el desmoronamiento, el llanto, el drama. Pocas canciones en la historia musical afrocaribeña han logrado tal grado de emotividad y extrema conexión entre compositor, intérprete y público. Y cuando eso sucede, no puede haber otro resultado que una bomba musical que transcendió épocas y generaciones.

“Quién me le rezara, si ella se muere
Quién pondrá una florera en su sepultura
Quién se condolerá de mi amargura, si
Yo vuelvo y no encuentro a mi mamá”

Victor Piñero, el único venezolano que cantó con la gran Sonora Matancera, dejó para la posteridad una canción con sentimiento, dolor y nostalgia.

“Río Manzanares déjame pasar
que mi madre enferma me mandó a llamar


Mi madre es la única estrella que alumbra mi porvenir
y si se llega a morir al cielo me voy con ella


Río Manzanares déjame pasar
que mi madre enferma me mandó a llamar


Oh Cumaná quién te viera, y por tus calles pasara
y a San Francisco fuera por noches de madrugada


Oh Cumaná quién te viera, y por tus calles pasara
y a San Francisco fuera por noches de madrugada


Si el Manzanares me diera, su licencia y libertad
en sus aguas me bañara, cuando la calor me da


Mi madre es la única estrella que alumbra mi porvenir
y si se llega a morir al cielo me voy con ella”.

Río Manzanares es una emotiva composición del maestro venezolano José Antonio López, quien había nacido en Cumaná y tenía la particularidad de que padecía una discapacidad visual, lo cual no fue un impedimento para convertirse en un genio, poeta musical y un virtuoso de la guitarra y el cuatro venezolano.

López, incluso, fue director de la Orquesta Sonora Venezuela, integrada en su mayoría por personas invidentes. Su formidable creatividad lo llevó a componer el Río Manzanares, que en la particular voz del ‘rey del merecumbé’, se convirtió en un éxito internacional de la Sonora Matancera en 1958 y que hoy recordamos en este especial de Día de las Madres. Y es que cómo no sentir una punzada en el corazón cuando Piñero despliega toda esa voz caribeña apesadumbrada y que resuena como un lamento cuando reflexiona: “Mi madre es la única estrella que alumbra mi porvenir y si se llega a morir al cielo me voy con ella”.

Y es que en medio de esa sencillez, pero de tanta emotividad en la letra, hay una carga profunda en esa reflexión del maestro José Antonio que la melómana Ángela Martínez describió de una manera perfecta: “Nadie sabe que con esta canción recuerdo a quien me dio la vida y no es porque haya sido mi hermosa madre, pero fue un ejemplo para mis hermanos mayores y para mí y sé que mi familia tardará en darse cuenta de que vengo dejando mensajes desde hace algún tiempo atrás en cada canción que me recuerda a mis padres ya fallecidos, solo quiero que sepan que siempre estuve recordando a mis padres en silencio con las canciones que mes les gustaban a ellos y que a la ve me encantan a mí. Algún día estaré al lado de ustedes”. Amigos, solo la música es capaz de producir esto.


Amor de Madre


Existe una bella interpretación de Víctor Manuel llamada ‘Amor de Madre’. Un tema compuesto por el propio salsero y que aunque no ha sonado mucho en Cali, hay que darle una oportunidad. Tiene unos versos hermosos, potentes y que harán rodar de manera inevitable algunas lágrimas furtivas.

“Fue la primera voz que susurró mi nombre
Fue la primera mano que rozó mi piel
Percibí su ternura, aun estando en su vientre
Sabía que me amaba antes de nacer


Con esmero y paciencia cuidaba mis pasos
Y dejó de ser ella para ser para mí
Mi dolor se calmaba si estaba en sus brazos
Me arrullaba en su pecho y me hacía dormir


Y ahora que ha pasado el tiempo y que he vivido tanto
Es que puedo entender, que he tenido mil amores
Y nada se compara con esa mujer


Amor de madre
Que no guarda rencor, que no olvida
Que daría su alma y su vida
Sin duda ninguna, tan solo por mí”

Una hermosa inspiración de Víctor Manuel, del álbum ‘Muy Personal’, lanzado en el 2009, y  que merece ser escuchada porque como dice el mismo artista al final de la canción: “Quién no ha escuchado esa voz tierna que te dice: Abrígate bien que hace frío, ¿Comiste?, Tienes que alimentarte bien que estás muy flaco o como dice mi mamá: ¿Vas a salir? Vístete bonito. Hoy quiero que escuches algo que quiero decir… que mi canto es para ti. Mami, la bendición”.


‘Mi vieja se muere’ y ‘Gracias Madre’


Tito Nieves, el destacado cantante nacido en Río Piedras, Puerto Rico, tiene una historia especial con las interpretaciones relacionadas con la madre.  A mediados de los años ochenta Tito, descubierto por Ramón Rodríguez para que cantará con el Conjunto Clásico, interpreta un tema lleno de sentimiento, un poco angustioso, pero cargado de toda esa sensibilidad que suele desplegar Ramón Rodríguez en sus composiciones.

Y es que cómo no asomar una lágrima cuando entra el gran Tito y canta con su voz entristecida:

“Doña Flora búsqueme un doctor

mi vieja se muere

el golpe es fuerte y no aguanta el dolor

mi vieja se muere.

Tendiendo la ropa se me cayó por las escaleras

esta es la primera vez que yo la veo sufrir.

El golpe es fuerte y no aguanta el dolor

mi vieja se muere”.

Sin duda un tema con arrastre melancólico, pero repleto de acordes musicales de gran nivel como han sido ha sido usual en los trabajos del Conjunto Clásico. Unos años después, en el 2013, Tito Nieves decide hacer su propio homenaje a las madres y compuso un bello disco que se llama ‘Gracias madrecita’, que quedó incluido en el álbum ‘Mis mejores recuerdos’.

“Gracias madrecita por cuidarme entre tus brazos

por haberme amado tanto, por taparme entre tu manto

gracias madre mía por tus besos y regaños

por haber estado al tanto de tropiezos y de llantos

me enseñó a ser buena gente y caminar hacia adelante el dolor

Dios me la bendiga, Dios está con ella”.

Al margen de este homenaje salsero musical quedan algunos otros temas que quisiera recordarles para esta fecha. Joe Arroyo se luce con ‘Mamá’, Roberto Torres y su arrastrado guajiro en ‘Para que aprendas’  y hasta el recordado salsero peruano ‘Melcochita’ tiene en ‘Madre’ un tema lleno de inspiración maternal.

Tampoco podemos dejar por fuera de este especial de salsa para el Día de las Madres al gran sonero Mayor, Ismael Rivera. Si bien no se conoce de un disco enteramente dedicado a las mamás, lo cierto es que el jefe de la tribu salsera tuvo una relación muy especial con su madre Margarita, que se convirtió en la mamá más popular del mundo salsero por cuenta de Héctor Lavoe, quien la inmortalizó en uno de sus más famosos pregones cuando en ‘Dueña de mi inspiración’, una de las canciones más sentidas que interpretó ‘El Sonero Mayor’, Lavoe (quien hacía coros junto a Rubén Blades, Santos Colón e Ismael Quinta) advierte a la madre de manera jocosa: ‘Margarita llegó Maelo fumando caña’.

También cabe mencionar a Ángel Canales, ‘El diferente’, quien tiene una anécdota hermosa relacionada con su madre. Resulta que en la producción ‘Más sabor’, de 1979, al artista de la ‘Nostalgia’ le faltó un corte para completar el vinilo. Y fue allí cuando Canales decide incluir como homenaje a su madre ‘Dos gardenias’. Con una versión bien particular  y con su estilo ‘único y diferente’, Ángel en 2:56 segundos construye una monumental interpretación que enamora a los salseros y que como ahora lo sabemos nació como un homenaje a la mamá del gran  Canales. Y es que como dice la Orquesta La Identidad: ‘Ellas nos dan la vida, ellas nos brindan amor, ellas son delicadas como los pétalos de una flor’. ¡Gracias queridas madres, por el amor y por la música!

Lee más noticias

Entretenimiento

¡Pura salsa con jazz y sabor! Spanish Harlem estará por primera vez en Cali

La Orquesta visitará la 'capital mundial de la salsa' con un evento sinigual en una reconocida discoteca donde estarán compartiendo con sus seguidores.

¡Pura salsa con jazz y sabor! Spanish Harlem estará por primera vez en Cali
Especial para 90minutos.co

La Orquesta visitará la 'capital mundial de la salsa' con un evento sinigual en una reconocida discoteca donde estarán compartiendo con sus seguidores.

Compartir

Contenido Patrocinado

Spanish Harlem Orchestra visitará Cali. La famosa orquesta estadounidense visitará por primera vez la ‘capital mundial de la salsa’, donde se respira, vive y anhela bailar con este género en cada esquina.

Únete a nuestro canal de WhatsApp

De igual manera, la música de la agrupación se podrá disfrutar el próximo 14 de junio en la Topa Tolondra, reconocida discoteca de Cali y que será el espacio idóneo para cantar los temas de la orquesta.

Según el banner promocional de la visita de Spanish Harlem Orchestra en Cali, 13 músicos y cantantes estarán engalanando los oídos de los asistentes en ese jueves.

Lea además: "Alguna de estas dos": Willy García y la orquesta donde le hubiese gustado cantar

  • Óscar Hernández
  • Jerry Madera
  • Marco Bermúdez
  • Carlos Cascante
  • Manuel Maneco
  • Jeremy Bosch
  • Alex Norris
  • Mitch Frohman
  • Juanga Lakunza
  • Doug Beavers
  • Luisito Quintero
  • Oreste Kid Ore Abrantes
  • George Delgado

Asimismo, en Carlos Ospina, director de la Topa Tolondra, resalta la importancia de tener en la ‘capital mundial de la salsa’ a la Spanish Harlem:

“La presencia de la orquesta es importante para la ciudad (…) aquí en Cali también hay espacios para la salsa y tener a esta agrupación es una muestra de ello”.

Historia de Spanish Harlem Orchestra

Spanish Harlem Orchestra, es una banda de salsa y jazz nacida en Nueva York en los años 2000. Sin embargo, el nombre de Spanish Harlem Orchestra fue formalmente usado tras el lanzamiento de Un Gran Día en el Barrio, grabación debut de la orquesta.

Le puede interesar: Cheo Feliciano aún es el señor de la salsa y el bolero tras 10 años de su muerte

Asimismo, su origen se debe a décadas previas de trabajo, composición, arreglos y producción de Aaron Levinson, quien se acercó en su momento a Oscar Hernández con una idea; montar una agrupación que cantara jazz latino.

Justamente, saldría el primer álbum de la orquesta con la que terminarían siendo vista a nivel mundial tras la nominación a los Grammy como “Mejor Álbum de Salsa” y un Premio Latin Billboard al Álbum de Salsa del Año.

De igual manera, el éxito de su primer CD, Hernández y SHO comenzaron a realizar giras y cautivar al público en todo el mundo.

Igualmente, quienes han tenido la oportunidad de verlos en el escenario señalan que es una experiencia “enriquecedora” y resaltan la “precisión musical” dejando al público hipnotizado hasta que se toca la última nota.

Con un respeto inquebrantable por la historia de la música, los trece músicos y vocalistas de talla mundial del conjunto se unen para crear una experiencia musical incomparable.

Precio de la boletería 

Justamente, la Topa Tolondra tendrá todo el espacio dirigido a la presentación de Spanish Harlem. Según la información oficial de la discoteca, estas son las localidades habilitades y sus precios: 

  • Diamond: $ 1.200.000 
  • Diamond Alto: $ 800.000 
  • Platino: $ 600.000 
  • Gold: $ 400.000 
  • Barra X Silla: $ 150.000 

Cabe aclarar que, únicamente se venden una mesa para cuatro personas. Es decir que, no hay disponible boletería suelta e individual (independiente de Barra X silla). 

Lea además: Justo Betancourt sigue siendo el ‘Bravo’

De igual manera, se espera que haya lleno total. Las personas interesadas pueden escribir por medio de WhatsApp a los siguientes números: 3113384907 o al 3235972646. 

Líder de la orquesta estadounidense

Oscar Hernández ha sido considerado durante mucho tiempo uno de los pianistas y arreglistas más destacados de la escena de la salsa y el jazz latino.

Él tiene que ver con la tradición. Nacido en una gran familia puertorriqueña que vivía en el Bronx, fue el cercano barrio de Spanish Harlem el que dio forma a su sensibilidad musical cultural.

“Sigo la misma línea que yo empecé en los 70’s con la Orquesta de Barreto después de eso con Rubén Blades y con tanta gente con que tuve la oportunidad”. 

Igualmente, Óscar Hernández resalta uno de los componentes más importantes de la Orquesta Spanish Harlem: 

“Es un sonido potente (...) un sonido de salsa dura, que no suele ser comercial pero que para mí debe serlo”. 

Además, el mismísimo director de la orquesta prometió un show inigualable en la ‘Capital Mundial de la Salsa’: 

“Integraremos unos temas viejos, pero mayormente trabajaremos el repertorio nuevo sobretodo del último disco, llamado ‘Imágenes latinas’, que peleo Grammy”.

Más en la entrevista exclusiva de Óscar Hernández con 90 Minutos:

Mejores temas de Spanish Harlem Orchestra según Spotify

Según la plataforma musical internacional, estos son algunos de los temas más escuchados de la orquesta estadounidense: 

  • La Banda 
  • Escucha El Ritmo 
  • Sacala Bailar 
  • Mujer divina 
  • La Salsa Dura 

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Noticias de Cali

Adiós a Lisímaco Paz, uno de los personajes que más influyó en la masificación de la salsa en Cali

Donde Lisímaco, en el almacén Paz Hermanos, pleno centro de la ciudad, se conseguían todas ‘las pastas’ originales que venían de Nueva York, San Juan y Caracas y que luego se convertían los grandes éxitos que tronaban en la radio y grilles de los años setenta y ochenta. Locutores y coleccionistas le rindieron homenaje.

Adiós a Lisímaco Paz, uno de los personajes que más influyó en la masificación de la salsa en Cali
Especial para 90minutos.co

Donde Lisímaco, en el almacén Paz Hermanos, pleno centro de la ciudad, se conseguían todas ‘las pastas’ originales que venían de Nueva York, San Juan y Caracas y que luego se convertían los grandes éxitos que tronaban en la radio y grilles de los años setenta y ochenta. Locutores y coleccionistas le rindieron homenaje.

Compartir

Lisímaco Paz Rodríguez, uno de los hombres más importantes en el circuito salsero de Cali, y que fue determinante en la construcción de la identidad musical de la capital del Valle; falleció en las últimas horas dejando un legado que, aunque fue silencioso, ha sido reconocido por todos los melómanos de la vieja guardia.

Asimismo, el almacén Paz Hermanos, su epicentro musical ubicado en pleno centro de la ciudad, era el espacio al que llegaban melómanos, coleccionistas, músicos, locutores. Además de todo el entramado de personas que comenzaron a construir ese imaginario de la capital mundial de la salsa.

De igual manera, donde Lisímaco se conseguían todas ‘las pastas’ originales que venían de Nueva York, San Juan y Caracas. Posteriormente se convertían en los grandes éxitos que tronaban en la radio y grilles de los años setenta y ochenta.

Lea además: Willy García, un artista ‘a prueba de fuego’ que celebra 30 años de trayectoria artística

“Nos levantamos con el viaje sin retorno, ‘más allá del sol’, del más legendario y controvertido facilitador musical, dj, empresario y coleccionista; quien por más de cincuenta años le vendió a Cali gran parte de los miles de discos de música antillana y salsa que hoy atesora el gran movimiento de melómanos de los barrios caleños”.

Mencionó Gary Domínguez, el ‘DJ Errante’, propietario de ‘La Casa Latina’ y creador del Encuentro de Melómanos y Coleccionistas que se realiza durante la Feria de Cali.

Igualmente, Domínguez continuó:

“Se cierra de esta manera una de las páginas de nuestra historia musical urbana más importantes, complejas y desconocidas”.

Adicionalmente, Gary recordó al “complejo y virtuoso facilitador de la melomanía, pionero de programas radiales, producción de discos artesanales de salsa hechos secretamente en Cali”.

Le puede interesar: Cheo Feliciano aún es el señor de la salsa y el bolero tras 10 años de su muerte

Por otra parte, el hombre fuerte de la otrora ‘Taberna Latina’ fue un comprador compulsivo de música en la tienda de Paz Hermanos y recordó que Lisímaco Paz; con su oído absoluto, descubría entre los surcos de las pastas selladas los temas que se convertiría en éxito en esta ciudad.

“Supo olfatear el tumbao secreto y el tiempo preciso que necesitaba la salsa caleña para sobrevivir y convertirse sin autorías personales en patrimonio … Buen viaje al maestro más controvertido y visionario de una generación de disco manos (dj) que lo supimos lidiar...y aprovecharlo con todas sus intensidades”.

Fue el homenaje que dejó el ‘DJ Errante’.

Más mensajes de despedida para uno de los pioneros de la Salsa en Cali

Óscar Jaime Cardozo, otro destacado melómano propietario de Museo Planeta Salsa recordó al creador de una de las más antiguas tiendas de discos en Cali. Ahí en la calle 11 entre 8ª y 9ª, Paz Hermanos y también de la discoteca ‘Midnightsun’.

“Una tienda que solo sucumbió ante la partida de su esposa, su amada Mona, su compañera de fórmula y guerrera de la música, como él. Hoy te has reunido con ella, allá en cielo donde nunca volverán a separarse más. Dios te tenga en su santa gloria... Buen viaje mi hermano”.

Enfatizó Cardozo.

Por otra parte, el coleccionista Jorge Eduardo Riveros, recordó a Lisímaco Paz como el hombre con el que se podían conseguir los últimos hits de música bailable y patrocinador del programa que lo hizo conocer en Cali. ¡Salsa, ritmo y sabor! Animado por Julio D. La Rosa y luego por Edgar Hernán Arce y Juan Carlos Izquierdo.

Lea además: Así fue como el ‘Boogaloo’ cautivó a Cali

Y precisamente ‘El monumental’ Edgar Hernán Arce, destacado locutor de la mejor época salsera, no dudó en catalogar a Lisímaco; como el personaje que más influyó en la masificación de la salsa en Cali:

“Tuvo la brillante idea de realizar un programa en Radio El Sol de Todelar, con el visto bueno del Benny Tobón. Como su apellido era Paz escogió como cortina y presentación de su programa el tema ‘Paz’, de la Orquesta Flamboyán”.

Arce también recordó que el locutor inicial del programa radial fue el costeño Julio De la Rosa, quien incluyó en las trasmisiones toda la jerga utilizada por los narradores de béisbol. Poco después el propio Edgar Hernán y Juan Carlos Izquierdo se turnaron para locutar el programa que ya encendía las pasiones salseras de los caleños desde las 6:30 p.m.

Incluso, Edgar Hernán Arce hizo acopio de su detallada memoria para recordar cómo ¡Salsa, ritmo y sabor! Logró ser el segundo programa más escuchado en la ciudad, después de ‘Mirador en el aire’, que dirigía el cubano José Pardo Llada.

Y es que no era poco mérito pues en aquella época, cuando la radio era la reina de los medios de comunicación, competía con destacados programas como ‘La voz del prójimo’, del padre Hurtado Galviz. La Gaceta Deportiva, de Fernando Franco García y hasta ‘La ley contra el hampa’.

“En su local de la Calle 11 No. 8-72 conocí todos los propietarios de discotecas, grilles que se inauguraron a montón en esa década de los setenta incluidos los Juegos Panamericanos. Realicé una entrevista con Daniel Santos, en el Hotel Intercontinental, cuando todavía no se había inaugurado oficialmente. De modo pues que por muchas cosas más Lisímaco para mí fue gestor importantísimo en el desarrollo de eso que se llama ‘Capital mundial de la salsa’. Por encima lejos de muchos que ahora son los inventores de ese fenómeno musical. Lisímaco y como dice la letra de tu canción favorita: ‘Paz, no quiero guerra, queremos paz’.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Salsa

Willy García, un artista ‘a prueba de fuego’ que celebra 30 años de trayectoria artística

En la memoria de los salseros retumban aquellas melodías como ‘Escombros’, ‘Gotas de Lluvia’, ‘Etnia’, ‘Eres’, entre otros múltiples éxitos que lo llevaron, junto con su afinada voz, a recorrer gran parte de Europa y América. Ha realizado conciertos en Bogotá, Medellín y ahora prepara el de este sábado 27 en Cali.

Willy García, un artista ‘a prueba de fuego’ que celebra 30 años de trayectoria artística
Tomada de redes sociales

En la memoria de los salseros retumban aquellas melodías como ‘Escombros’, ‘Gotas de Lluvia’, ‘Etnia’, ‘Eres’, entre otros múltiples éxitos que lo llevaron, junto con su afinada voz, a recorrer gran parte de Europa y América. Ha realizado conciertos en Bogotá, Medellín y ahora prepara el de este sábado 27 en Cali.

Compartir

Tres décadas de vida artística se dicen fácilmente, pero detrás de ello hay una senda de lucha, amor por la música y, por supuesto, demasiado talento.

Esta es la historia de Willy García, 30 años de sentimiento y sabor, de melodías que escucharán a continuación… Una historia que quizás comenzó con Escombros y la Suprema Corte, por esos años comenzamos a escuchar a un inquieto chico que tenía mucho talento, y que no solo cantaba sino que también tenía una gran facilidad para la composición, algo genético, tal vez, porque su abuela era una experta repentista, igual que tíos, primos, se les daba fácil aquello de crear canciones.

Y fue allá en Buenaventura, su tierra natal, donde comenzó esta historia que en la actualidad lo reconoce como una de las voces salseras más importantes de Colombia, con una proyección internacional potente y respetada.

“Haber nacido donde nací siempre lo he considerado como un premio. Haber nacido  en la familia que nací es otro privilegio y yo nací en una familia musical, mi abuelita cantaba muy bonito, también mis tíos. Hay un tío que es escritor también, entonces si tu ves todos hablan del arte, la música, la composición y todo esto siempre ha estado muy cerca. Efectivamente me crie con ganas de hacer lo que veía y escuchaba, yo veía mi gente feliz, entonces pues a pesar de todas las necesidades, tuve una niñez feliz”.

Afirma Willy.

Como el artista integral que es, nunca ha dejado de ser sencillo, humilde, tranquilo y, sobre todo, agradecido con quienes le dieron las primeras herramientas para defenderse en una vida artística que apenas imaginaba en su tierra natal.

“Escuchaba cantar a mis tíos y yo quería ser cantante. Veía a otro de mis tíos escribir y yo quería escribir, pero las que siempre impulsaron mi vida musical fueron mi mamá y mi abuela. Ellas fueron como como ese motor para que yo creyera en mis sueños y creyera en que era posible lograr lo que he logrado hasta el momento”,

me dice este gran talento vallecaucano que justamente este 27 de abril celebrará con un gran concierto estos 30 años de vida musical. 

Los siempre difíciles primeros años

Y lo que son los caminos de la vida, en medio de la nostalgia y el paso y peso de los años, Willy aún recuerda esa noche en que estuvo a punto de embarcarse con destino a los ‘yores’. Eran los tiempos en que los ‘norteños’, como se les llamaba a los polizones que salían de Buenaventura a Estados Unidos o Canadá, eran los reyes del puerto. Cuando lograban ‘coronar’ su aventura en alta mar, llegaban las historias —muchas de ellas exageradas— de una vida de lujos y excesos. En aquellos años ochenta eso impresionaba a los jóvenes y Willy no era la excepción. Una noche, mientras se preparaba para una nueva salida musical con la orquesta La Combinación, le llegó el mensaje de que todo estaba listo para embarcarse apenas terminaran.

“Al final, los consejos de mi abuela, de la familia, pudieron más. Yo tenía otra oportunidad y era la música”

Así recuerda Willly García, más de tres décadas después, este episodio que marcó la vida de uno de los artistas más importantes de la historia del Valle del Cauca. Willy, quien paseó con éxito su música por la Suprema Corte, el Grupo Niche y Son de Cali, sigue ahora una senda como solista en la que continúa ‘pegando’ un éxito tras otro. 

En la memoria de los salseros retumban aquellas melodías como ‘Escombros’, ‘Gotas de Lluvia’, ‘Etnia’, ‘Eres’, ‘La magia de tus besos’, ‘A prueba de fuego’, ‘Y entonces’, ‘Te amo’, ‘Amanecí con ganas de ti’, entre otros múltiples éxitos que lo llevaron, junto con su afinada voz, a recorrer gran parte de Europa y América. Pero siempre, en ese corazón lleno de melodía, su Buenaventura del alma siguió latiendo a ritmo de bongoes y tumbadoras. Por eso aquel recuerdo, que pocas veces ha revelado, le sirve para hacer ver que lo que necesita la gente de su ciudad son oportunidades.

Gotas de lluvia, no es el rocío
Lágrimas que vienen del corazón
Gotas de lluvia, no es el rocío
Lágrimas que brotan por que ya no hay amor

Pudiste haberme dicho que no
Que no sentías nada por mí
Que lo nuestro nunca fue algo especial
La vida cambia y todo tiene final
Una aventura fue para ti
Y fácilmente yo en tus redes caí
Un trago amargo que de ti recibí
Ahora no sé, no sé qué será de mí

‘Escombros’, con la Suprema Corte; ‘Gotas de lluvia’, con el Grupo Niche y ‘Te amo’, son temas imposibles de ser obviados para Willy en cualquier concierto. De hecho, este último, ‘Te amo’, tiene una particularidad que toca la fibra del cantautor y es que se trató de la primera canción que sonó en el proyecto Son de Cali y, además, porque se la escribió a su hija mayor y luego la cantó con ‘Lala’, su pequeña hija. “Esas son canciones referentes que han marcado momentos mágicos y es inevitable hablar de ellas”.

‘Gotas de Lluvia’ fue la canción que sin duda lo catapultó. El cantante recordó ese paso por uno de los grupos de salsa más exitosos en este género, cuando tuvo la oportunidad de mostrar su talento en el Grupo Niche.

"Me dijo el maestro Jairo Varela que le pusiera una boquilla porque el tema lo iba a cantar Charly. Entonces yo cogí la hoja, me metí al estudio y arranqué a cantar 'Gotas de lluvia, no es el rocío, lágrimas que vienen del corazón'. Dejé la guía y arranque para mi casa".

Enseguida cuando Willy llegó a la casa, inmediatamente lo llamaron para que regresara al estudio. "La sorpresa es que yo llego allá y estaba lleno de gente. Apenas entré a la cabina, el maestro dice les presento el nuevo cantante del Grupo Niche".

Este momento tuvo demasiado significado en la vida de Willy con la oportunidad de demostrar su voz y aprender junto a Jairo Varela.

“Defender un país con mis principios, con mis ideales
Defender una tierra, no sé si ajena valga la pena
Que aprendí a querer por que terminar como yo entre cadenas
Y un canto de amor acaba en llanto, en tanto, tanto llanto

Aprender a vivir entre el odio xenófobo grosero
Eso dio pie para sacar pecho de mi origen pueblero
¿De qué valió poner en alto, en lo más alto mi bandera altanera
Si el premio que recibo, sin motivo, es una larga condena?”

Uno de los temas que más tocó la fibra de Willy cuando estuvo con el maestro Jairo Varela fue precisamente ‘A prueba de fuego’, la inmensa tonada, composición de Jairo Varela, que se convirtió en un hito de la lucha que emprendía el maestro chocoano desde la cárcel. La voz de Willy se quiebra al recordar aquel momento, pero también se le infla el pecho de orgullo al saber que su voz quedó inmotalizada para siempre en este tema que incluso muchos melómanos consideran como el más emotivo que escribió Varela. 

“Recuerdo que con José Aguirre nos tocaba ir al lugar de reclusión del maestro Jairo Varela, suena extraño escuchar eso, pero es la verdad. Allá escuchábamos las canciones que tenía para los proyectos y en ese momento estábamos pendientes del álbum ‘A prueba de fuego’. Recuerdo que el maestro Jairo empezó con un disco que se llamaba La cárcel, esa primera versión la grabé yo. Y entonces cuando él empezó a cantarnos la canción estaba buscando un coro y nos dice, “que suene algo como ‘sáquenme de aquí, sáquenme de aquí”. Ese fue un momento difícil y muy duro porque el maestro entendió que el desespero comenzaba a notársele”.

Pero luego llegó el momento clave de esta historia pues después de ‘La cárcel’, García y Aguirre comenzaron a escuchar a Varela con ‘A prueba de fuego’ y rápidamente se dieron cuenta de que era una letra muy poderosa en la que el destacado compositor chocoano plasmaba toda su inconformidad, tristeza, amargura y desazón por lo que estaba padeciendo en la cárcel. 

“Pasar de una canción y luego escucharlo con ‘A prueba de fuego’ pues fue muy complejo. Cuando se pregunta en su letra de qué valió poner en alto mi bandera altanera, si el premio que recibo es una larga condena”, guaaau, eso es muy bueno. O fíjate en los soneos, cuando él empieza a decir a decir ‘sumo y resto y no he ganao, y a la cárcel me han mandado con testigos preparaos’, y empiezo a sentir esa impotencia del maestro. Además, fíjate en los soneos cortos, yo allí comencé a meterme en ese papel, él me iba cambiando cosas, pero siempre me permitía participar y allí pues yo improviso y meto lo mío, hicimos cosas bonitas como esas. Haber hecho parte de esta producción fue algo maravilloso, haberla liderado pues canté ocho de las diez canciones, fue un momento entre triste y mágico porque no es lo mismo narrar que vivirlo y el maestro Varela lo estaba padeciendo. Al final se logró un gran producto y el maestro Jairo Varela siempre mostró su genialidad”,

recuerda Willy.

Su experiencia con un ‘caballo’ salsero

También llegan otros recuerdos más cercanos como cuando Willy, un poco después de la pandemia, siguió produciendo música y se acercó al maestro puertorriqueño Gilberto Santa Rosa. Lo veo y no lo creo’  contó en la producción de Isidro Infante y Óscar Iván Lozano, con la grabación de los instrumentos en Colombia y de las voces en Puerto Rico. Desde hace tres años el excantante del Grupo Niche había hablado con el 'Caballero de la salsa' en diferentes presentaciones y fue hasta el 2020 que Willy escribió la letra para presentársela a Gilberto. “Cuando lo llamé me atendió con mucha amabilidad. Le propuse este proyecto y me dijo: ‘si estás tú y está Isidro, el producto debe ser bueno’"; recuerda con entusiasmo el cantante bonaverense al saber que estaría con un grande de este género.

Así, Willy viajó a Puerto Rico para grabar la canción. "Yan Collazo me recibió en el aeropuerto. Luego fuimos al estudio con el maestro Isidro y al llegar al estudio tuve mucha felicidad al estar y grabar con el maestro Gilberto. Fue un sueño cumplido porque logramos una química perfecta musicalmente y aprendí de un grande".

Al hablar de esa composición, Willy solo recordó que al final “las canciones llegan así en algún momento. Un día me levanté y tenía todo el tiempo en la mente ese coro 'lo veo y no lo creo'. Entonces empecé a escribir y argumentar con una historia. Quise darle un toque romántico y un poco de golpe. Me gustó mucho, el resultado fue el mejor”.

Esa fusión de talentos tiene una explicación, Willy dice que la salsa en Colombia tiene un toque de folclor y de cumbia, “entonces con la salsa puertorriqueña se tuvo un plus al ser una canción bacana y bailable”.

Artículo relacionado

Orgullo de Buenaventura

Este cantante, que se siente orgulloso de tener esencia de pueblo y está comprometido con su tierra, no niega sus raíces, recuerda con nostalgia a su abuela Hilma y, cada vez que puede, se da una escapada a su ‘bello puerto del mar’.

“A mí me duele Buenaventura y quiero aportar mi grano de arena para ayudar a tanto muchacho con talento que se pierde en medio de la falta de oportunidades”

Y fue así como en forma silenciosa Willy creó Tengo Fe, una pequeña fundación que tiene como propósito descubrir la calidad artística de chicos de Buenaventura, apadrinándolos en sus sueños de llegar a las grandes ligas de la música. Pero no solo eso, Willy también sabe que es la oportunidad para arrebatar de la violencia a muchos de estos pequeños. “Las posibilidades de que los chicos cojan un camino negativo están hoy más a la mano. Lo que visualizo es que los jóvenes que tienen diferentes opciones, por lo menos, se detienen a pensar un poco más. Es que sin oportunidades es muy difícil”, dice el artista ganador de múltiples premios por ‘Así se Baila en Cali’ y ‘Vos me debés’, dos de sus interpretaciones que fueron proclamados Disco de la Feria de Cali.

Willy se crió en el barrio Lleras, un barrio de  aquellos complejos de ‘Tura’, donde abundan las necesidades.

“El símbolo de todo esto es poder regresar al barrio hoy en mi madurez y tratar de ayudar a los que más pueda. Los voy a ayudar con música, quiero abrir de manera independiente y de corazón una oportunidad para que estos muchachos la puedan aprovechar”.

Y recordando su dilema cuando tenía 16 años, Willy se apresura a decir que “si hay oportunidades, es posible que tengamos que hacer menos correcciones a los más jóvenes. ¿Cuántos futbolistas, cuántos cantantes se han perdido porque no tuvieron una alternativa? Para mí Buenaventura necesita eso, más atención”.

Ahora Willy se concentra en su encuentro del sábado 27 de abril. “Esto es más que un concierto”, dice con plena seguridad. Y vaya que lo es porque lo cierto es que se trata también de un performance, de un acto casi teatral y musical donde Willy se reúne con sus amigos de antaño y rinde homenaje a músicos de La Suprema Corte, del Grupo Niche, a su gran amigo Javier Vásquez, con quien integró el recordado dúo de Son de Cali.

“Voy a llevarlos a un viaje, desde el presente hacia el pasado, vamos a tratar de que el público viva una noche mágica, de una historia contada y cantada”.

Cuatro temas claves para bailar con Willy García

'Escombros'
'Gotas de lluvia'
'Te amo'
'Amanecí con ganas de ti'