Especiales 90 Minutos

Fenómeno de El Niño en Valle: El agua, recurso que se agota con la sequía

En la segunda parte de nuestro especial periodístico del Fenómeno de El Niño, abordamos su impacto en el resto del Valle, en donde ya hay alerta roja en 8 municipios ante un posible desabastecimiento de agua y otros 22 permanecen con monitoreo constante.

En la segunda parte de nuestro especial periodístico del Fenómeno de El Niño, abordamos su impacto en el resto del Valle, en donde ya hay alerta roja en 8 municipios ante un posible desabastecimiento de agua y otros 22 permanecen con monitoreo constante.

Compartir

Cartago 34° Temp. Max. (°C), La Paila 34° Temp. Max. (°C), Tuluá 35° Temp. Max. (°C), Buga 33° Temp. Max. (°C), Yumbo 32° Temp. Max. (°C), Palmira 33° Temp. Max. (°C), Candelaria 32° Temp. Max. (°C), Jamundí 33° Temp. Max. (°C), Cali 34° Temp. Max. (°C)

Estas son algunas de las temperaturas máximas que registran municipios del Valle en promedio los en los últimos días. Situación que se hace más crítica por las pocas precipitaciones que se registran en la región.

Río Escalerete seco.

Según la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, hay zonas del departamento en donde en todo enero no ha caído una sola gota de agua y la alerta ya se comienza a sentir en acueductos rurales y cultivos.

“Para centro y norte del Valle ya llevamos alrededor de 22 días acumulados sin precipitación, lo cual ya se empieza a poner crítico para el tema de los cultivos”.

Manifestó Óscar Ramírez, Profesional especializado de la dirección técnica ambiental de la CVC.

Por eso desde la entidad aseguran que la regulación al recurso hídrico hoy es una prioridad. “Vienen los acueductos que se surten de fuentes más pequeñas, que, esos sí van a presentar problemas porque no tienen regulación, pero, afortunadamente el Sistema Nacional, Regional y Local de Gestión del Riesgo ha aprendido desde que se creó y se han empezado a tomar las medidas del caso para que la gente haga un uso adecuado del recurso hídrico”, agregó Ramírez.

Valle en alerta ante posible escasez de agua


En el Valle del Cauca son 30 los municipios que tienen algún tipo de alerta por un posible desabastecimiento de agua por la llegada del fenómeno de El Niño.

  • En alerta roja están:  Argelia, Bugalagrande, Caicedonia, Buga, La Victoria, Sevilla, Tuluá y Zarzal
  • Alerta naranja: Alcalá, Andalucía, Ansermanuevo, Bolívar, Obando, Trujillo, Versalles, El Águila, La Unión y Roldanillo
  • En alerta amarilla: Cartago, El Cerrito, El Dovio, Ginebra, Guacarí, Pradera, Palmira, Toro, San Pedro, Yotoco, Vijes y Riofrío.

“Estamos trabajando articuladamente, especialmente con la Comisión de Incendios Forestales, donde se trabaja con la CVC, Acuavalle, Vallecaucana de Aguas y con los prestadores de servicios de agua potable que existen en el Valle del Cauca. Estamos haciendo un trabajo conjunto con el ánimo de hacer monitoreo permanente y que no lleguemos a tal punto de que haya un desabastecimiento”.

Así lo señaló Francisco Tenorio Lara, secretario de Gestión del Riesgo de Desastres del departamento.

Lea también: El calor podría empeorar: Conozca cuál será el mes más crítico

Alerta en Buenaventura por bajo caudal del río Escalerete


Sin embargo, en Buenaventura la situación ya es crítica. A pesae de que no aparece en los niveles de alerta oficiales, en un recorrido por la bocatoma del río Escalerete, que surte uno de los dos acueductos de la ciudad puerto, se evidenció el dramático panorama de este afluente.

Bajo caudal Río Escalerete.

“La situación es crítica en Buenaventura, y los otros días, sin ser alarmista, serán más críticos, teniendo en cuenta que el Fenomeno de El Niño recién está empezando”, dijo Cristian José García, director del medio Entre Redes – Buenaventura, en un recorrido realizado por la bocatoma del río Escalerete.

Ante este desolador panorama, una prestación del servicio racionalizado aparece como una de las primeras medidas de la Sociedad de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Buenaventura, empresa que surte agua en Buenaventura.

“Tenemos que empezar a racionalizar el agua; vamos a hacer suspensiones para poder cumplirle a la comunidad”.

Reveló Christian Ramón Victoria Valencia – Analista de producción de la empresa.

El río Escalerete hoy tienen niveles preocupantes, por debajo de 1 metro en el nivel del agua, que podría afectar incluso la captación del vital líquido.

Planta de tratamiento de aguas.

“1 metro y hacia abajo que ya es alerta roja, es la máxima que tenemos nosotros y es cuando ya el nivel está demasiado bajo como para captar y purificar el agua”, agregó Victoria.

Incendios forestales, otra de las preocupaciones


A nivel de incendios forestales también hay alerta en la región. La ausencia de lluvias ha llevado a una deshidratación notable de la capa vegetal que, ante cualquier estado de combustión, el fuego sería devastador. Tomar medidas, la recomendación de Bomberos Cali para toda la región.

“Hay muchas maneras de apagar un incendio. Una de ellas es la de ‘línea cortafuegos’, en donde quito la vegetación para que cuando el fuego llegue no encuentre que quemarse y el fuego muera allí”.

Destacó John Fitzgerald Rodas, jefe de emergencias de los Bomberos Voluntarios de Cali.
Línea cortafuegos.

Solo entre marzo y abril comenzaría a bajar la incidencia del Fenómeno de El Niño. Siendo febrero el mes más crítico en materia hídrica y de incendios. Por eso se elevó un llamado al uso racional del agua y evitar el uso y manejo del fuego para encender hogueras, fogatas recreativas y otras quemas abiertas de cualquier tipo.

¡Noti 5, Telepacífico Noticias y 90 Minutos, se unen en una gran campaña de prevención ante la alerta por el Fenómeno de El Niño. Cuidar las fuentes hídricas y evitar incendios forestales el llamado a la acción para todo el suroccidente colombiano!

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Especiales 90 Minutos

Especiales 90: 47% de los colombianos celebraron el día de San Valentín

Cerca de 3.300 restaurantes recibieron a los caleños y caleñas en San Valentín. Según expertos, la globalización ha sido clave para el aumento de cifras en esta celebración.

Cerca de 3.300 restaurantes recibieron a los caleños y caleñas en San Valentín. Según expertos, la globalización ha sido clave para el aumento de cifras en esta celebración.

Compartir

En Cali hay cerca de 3.300 restaurantes inscritos en la cámara de comercio y el barrio con más de negocios es Valle del Lili con un total de 81, estos comercios que recibieron a los caleños por el día de San Valentín.

Si bien es una tradición europea que nace en Roma, un estudio realizado por NAPSE, una Entidad global encargada de estudiar el mercado de masas para verificar consumo de acuerdo a las demandas, indicó que el 47%, es decir, casi la mitad de los colombianos celebró este día.

“El año pasado se dio un aumento en las ventas del 8% y 10% para el sector comercio y sector turismo en estas fechas. Las ventas de este año pueden impactar las ventas en unos treinta mil millones”.

Edwin Maldonado, secretario de Desarrollo Económico del Valle.

Para los especialistas, el aumento de esta cifra se puede dar a partir del bilingüismo que hoy ofrecen las instituciones educativas y de conocer y adoptar culturas del mundo.

Lea también: La falta de donantes de órganos: Una gran preocupación en el suroccidente colombiano

“Para nosotros ha sido muy significativo involucrar estas fiestas en nuestra institución para poder contextualizarlos desde la segunda lengua “.

María Alejandra Arizabaleta, Vicerrectora Colegio Philadelphia.

De igual forma, los docentes también manifestaron la importancia de esta fecha para las instituciones:

“Se abraza y se celebra y se hacen también actividades académicas al rededor del día de San Valentín”.

Juan Diego Arismendi, docente de inglés - colegio Sagrado Corazón de Jesús.

Los caleños y sus gastos en San Valentín

El gasto promedio de las personas fue de $130.000. Sin embargo, el rango de edad que más gastó fueron las personas entre 31 y 48 años. Así lo expresaron los habitante de la 'Sucursal del Cielo'.

“Mi gastó fue de $150.000 y fue en un restaurante”.

Ciudadana caleña. 

“Fui con mi pareja a un bar y el gasto fue de cerca de $200.000”.

Ciudadano caleño.

Los expertos también analizaron el impacto económico de San Valentín:

Lea también: Valle Dorado: Bicampeones nacionales con sabor a 'melao' de caña

“Las cifras muestran que el departamento del Valle del Cauca fue uno de los que más creció de manera negativa en el 2023. Entonces este tipo de tradiciones que se adoptan son muy importantes para el Valle en materia económica”.

Isaac Fuenmayor, docente programa formación dual UAO.

Los comerciantes caleños que cada vez adoptan y celebran este tipo de tradiciones, mencionan que este día aparece como una oportunidad significativa para la reactivación económica luego de un mes difícil como lo fue enero.+

“Para poder generar e impulsar todo el tema de la recuperación económica que a pesar que comenzó hace varios años, todavía el comercio está afectado”.

Brany Prado, Director Ejecutivo Acodrés.

Sin embargo, Colombia con sus más de especies de flores exporta en estas fechas cerca de 52.000 toneladas a diferentes partes del mundo durante estas fechas.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Especiales 90 Minutos

Buenaventura: Fenómeno de El Niño agrava escasez histórica del agua

Más de 20 años llevan los habitantes de Buenaventura exigiéndole a la administración distrital una solución definitiva al problema del agua. Servicio que hoy se presta con graves deficiencias y con un Fenómeno de El Niño agravando la falta de agua de más de la mitad de la población de la ciudad puerto.

Más de 20 años llevan los habitantes de Buenaventura exigiéndole a la administración distrital una solución definitiva al problema del agua. Servicio que hoy se presta con graves deficiencias y con un Fenómeno de El Niño agravando la falta de agua de más de la mitad de la población de la ciudad puerto.

Compartir

El Fenómeno de El Niño que por estos días se siente con fuerza en todo el país; ha motivado el descenso de las lluvias en todo el Valle del Cauca. Sin embargo, en Buenaventura hay un ingrediente adicional, el clima atípico al tradicional de la zona; y el intenso calor se reflejó de inmediato en el río Escalerete – San Cipriano. 

Hay que recordar que desde esta fuente hídrica se surten las bocatomas de los acueductos Escalerete y Venecia. Pero en medio de El Niño, este descendió a niveles que impiden su capitación, incluso por debajo de un metro.

Lea también: Fenómeno de El Niño en Valle: El agua, recurso que se agota con la sequía

Escasez del agua no es un problema de hoy

Gobiernos en décadas han dilatado un problema que agobia a los cerca de 350 mil habitantes de Buenaventura. El agua, un servicio vital para el ser humano; se ha convertido en un lujo para esta población que mueve millones de dólares al año por su estratégico puerto.

Y es que Buenaventura juega un papel estratégico para el país; tan solo en 2022, el puerto marcó el 48,4% del total de las toneladas movilizadas del comercio exterior de Colombia.

Dinero que no se ve reflejado en sus habitantes. Datos entregados por ACNUR, evidencia que el 82% de la población bonaverense se encuentra en un estado de pobreza extrema. Mientras que un 41% se ubica en la miseria.

A esto se le suma el problema del agua, un servicio vital para ellos; que aseguran desde los barrios más humildes de esta población,“toca esperar que del cielo llegue el milagro”. 

“Tenemos que esperar que la lluvia nos caiga para poder recoger el poquito de agua; así como ustedes me estaban viendo ahora, pasando de un balde a otro. Esto porque no tenemos nada de acueducto”.

Johanna Benítez, habitante de Buenaventura.

Para ella y casi el total de la población, se agradece que Buenaventura sea una de las zonas más lluviosas del país, e incluso del mundo; solo superado por El Congo, en África.

Gracias a esta variabilidad climática, los habitantes del Distrito han logrado suplir las necesidades básicas, esas que muchos gobiernos locales y a nivel nacional; por mandato, debería sanear a su población.

“Prácticamente, podemos ver llover todos los días, o al menos una brisa o día de por medio; esas cuencas contantemente se están recargando; esa hidrología diaria, esa hidrología histórica de millones de años ha hecho que estas cuencas con la precipitación reaccionen inmediatamente al caudal. Entonces sabemos que un río en el Pacífico se crece muy rápido después de una lluvia. Igualmente, estas cuencas no almacenan mucha agua, es decir que ellas básicamente ponen agua cuando les está cayendo del cielo”.

Óscar Ramírez, profesional de la Red de Hidroclimatología de la CVC.

Una región bañada por ríos

Aunque suene paradójico, a Buenaventura la rodea el agua, con cerca de 16 ríos; esta zona del Valle del Cauca es rica en el preciado líquido. Ríos como el Dagua, el Anchicayá, el Calima, el Raposo, el Mayorquín, el Cajambre, el Yurumanguí; además de uno de los brazos del río Naya y el río San Juan en su desembocadura.

Quebradas y ríos menores como el San Cipriano, el Escalerete, San Marcos, Agua Clara y Sabaletas; son algunas de las fuentes hídricas que bordean esta población.

Sin embargo, esta riqueza natural no se ve reflejada en los hogares, porque el agua no llega.

“Si llueve, no hay agua porque se ensucia la bocatoma. Si hay sol, no hay agua porque se secan los ríos. Entonces es una problemática que no la entendemos; cuando hay otras ciudades que no tienen ese beneficio que tenemos nosotros de tener los ríos y los mares y hay agua las 24 horas del día”.

Efrén Arizabaleta Candelo, habitante de la ciudad puerto.

Fenómeno de El Niño agrava la crisis del agua

El fenómeno de El Niño genera en Buenaventura un problema aún más crítico. El estado del río escalerete, hoy por debajo de un metro en su caudal, obligó a iniciar un racionamiento de agua en el municipio, agua, sin embargo, que no llega hace 20 años.

Le puede interesar: Déficit arbóreo en Cali: Autoridades hacen un llamado a la conservación

“En ese orden, la cuenca, de no tener de dónde alimentarse, básicamente en la precipitación; ella empieza a entregar lo poco que tiene almacenado y rápidamente los caudales comienzan a disminuir. No a secarse porque tenemos un tema de precipitación horizontal o niebla que hay allá que nos las deja secar, pero ya pierde su funcionabilidad para efectos de abastecimiento de agua en Buenaventura”; aseveró el profesional de la Red de Hidroclimatología de la CVC.

En la ciudad puerto, de las 24 horas del día. El agua solamente llega a ciertos hogares entre dos y tres horas, por eso, a través de mangueras intentan llevar el líquido a sus hogares.

“Tenemos que traer las mangueras, porque realmente nos toca desde lejos traer el agua; porque a otros barrios que llega por ratos, hay que traernos el agua a nosotros porque no hay”.

Johanna Benítez, pobladora.

Al igual que Zulema Leonela Cruz, quien indignada por la situación manifestó que “cuando el agua llega, nosotros colocamos motobombas y el agua es como un agua de alcantarilla; no sirve, y si llega a las 7 de la noche, a las 8 ya se va y uno queda sin agua. Es un servicio malo, malo y malo”.

Prestador del servicio de agua en crisis

No hay agua ni para hacer una aguapanela”, esa es la impotencia de la población de Buenaventura por la falta de agua en sus hogares, dolor que se siente en cada rincón de la ciudad; todo por un irregular servicio que les presta la Sociedad de Acueducto y Alcantarillado de Buenaventura, SAAB.

Esta empresa hoy está sumergida en una grave crisis económica y administrativa, sin gerente y con el despido masivo de funcionarios a finales del mes de enero.

El pasado El 29 de enero se llevó a cabo sesión extraordinaria de la Junta Directiva de la Sociedad de Acueducto y Alcantarillado. Según la administración distrital, ese día se buscaban abordar los desafíos que enfrenta la entidad en términos de prestación de servicios de acueducto y alcantarillado, además de las afectaciones por el Fenómeno del Niño.

Pero el contexto de la reunión cambió, durante la sesión, se recibió la renuncia irrevocable de la gerente Edna Ruth Cruz Montaño. El protocolo marcado por los estatutos de la empresa era nombrar como encargado al Director Operativo, sin embargo; se conoció que el funcionario delegado había sido despedido con diez directivos más entre los días 25 y 27 de enero.

“Es injusto que en el Pacífico colombiano que tenemos tantos afluentes no seamos capaces de ponernos de acuerdo para mejorar el sistema y más cuando se han comprometido tantos recursos, pero ahora lo vamos a lograr con el trabajo en equipo. Para nadie es un secreto QUE la situación de la SAAB viene arrastrando un déficit en la prestación de servicio”.

Ligia del Carmen Córdoba Martínez, alcaldesa de Buenaventura.

“Quién va a querer venir a una ciudad sin agua”: comerciantes

Sin un rumbo fijo del prestador del servicio y ante el racionamiento que agrava más la escasez de agua en Buenaventura, producto del Fenómeno de El Niño y los bajos caudales del río Escalerete, los afectados alcanzan las 300 mil personas, cerca del 86% de la población; incluyendo comercio y turismo.

“Desde que cambió de Hidropacífico a la SAAB, que es manejado por el mismo Distrito, ha venido de mal en peor, sufriendo; pero, quién sufre aquí, toda la comunidad bonaverense, aquí no solo es el comercio, somos todos, inclusive quienes nos visitan; porque quién va a querer venir a una ciudad donde no hay agua”.

Emiliano Muñoz, presidente de la agremiación de comerciantes de Buenaventura y miembro de la junta directiva de la Cámara de Comercio.

Con ‘El Niño’ o sin ‘El Niño’, dicen desde el sindicado de la SAAB, el servicio del agua es irregular; medidas que se deberían tomar con urgencia por parte de la empresa de servicios públicos.

“Obviamente, hay mucho desperdicio de agua, pero si no hacemos el trabajo, no hacemos la inversión, no hacemos lo que tenemos que hacer, la tarea; pues obviamente vamos a tener bajas de presión del caudal”.

Fabio Sinisterra Cuero, vocero del sindicato de la SAAB.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Colombia

Según la FLIP, cada dos días es amenazado un periodista en Colombia

En 90 Minutos recordamos el difícil panorama y los retos que enfrentan a diario quienes informan en Colombia.

Según la FLIP, cada dos días es amenazado un periodista en Colombia
Imagen de referencia.

En 90 Minutos recordamos el difícil panorama y los retos que enfrentan a diario quienes informan en Colombia.

Compartir

A propósito del día del periodista, en 90 Minutos realizamos un especial sobre la difícil situación a la que se enfrentan quienes ejercen esta labor en la región.

En Colombia, de manera constante, se registran amenazas y casos de agresiones contra reporteros y corresponsales.

De acuerdo con la FLIP, en 2023 cada dos días fue amenazado un periodista en Colombia. En la región el panorama no mejora, uno de los municipios más afectados es Tuluá, Valle, debido a que gran parte de los periodistas están amenazados por grupos delincuenciales de la zona.

“Los grupos armados ilegales son los mayores vulneradores de derechos de los periodistas, como también lo son las organizaciones criminales y las estructuras de delincuencia común”.

Explicó el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, durante la conmemoración del Día del Periodista en Colombia.

Lea también: No hubo reemplazo: Corte Suprema de Justicia suspendió votación para elegir fiscal

¿Qué dicen los periodistas de la región?

Norte del Valle

“Hablar de cosas que alteran el orden público es quizás lo más peligroso, las bandas que existen en esta región, bandas locales y regionales son las que más nos hace dar miedo de contar la verdad, porque no sólo corren riesgo, nuestras vidas. También corre riesgo, la vida de cada uno de los periodistas que integran nuestra empresa y nuestras familias”.

Manifestó Rubén Darío Cardona, periodista de Cartago.

Para Rubén el periodismo en esta región es un desafío constante. Acepta que muchas veces hacer una denuncia pública puede traer consecuencias que ponen en riesgo la vida de quien informa.

Pasto

Por su parte Winston Viracachá Pava, asegura que en el departamento de Nariño es indispensable contar las historias que no son contadas en los medios nacionales.

“Para hablar de periodismo en el departamento de Nariño, uno tendría que limitarse a la gran estigmatización que tiene esta región del Suroccidente de Colombia, porque en algunos medios de la capital del país creen que hablar de Nariño es hablar solamente de economías ilícitas, de guerra, violencia y violación de los derechos humanos y no es así”.

Expresó Winston Viracachá Pava, periodista de Pasto, Nariño.

Por otro lado, Viracachá mencionó la importancia de informar con responsabilidad e ir más allá a la hora de reportar. Para él, en este departamento existe la posibilidad de trabajar sin ningún tipo de ataduras.

Buenaventura

Finalmente, desde Buenaventura Jennifer Nievas relata lo que es ser periodista en el Distrito de Buenaventura y todo lo que la labor conlleva.

“Hablar de mi experiencia como periodista en el Distrito de Buenaventura es algo que me enorgullece, porque es una tierra que me abrió las puertas. Que me ha permitido desde este oficio poder visibilizar lo que pasa aquí en el territorio. Un territorio al que han llegado muchos lentes a vivir y a quizás registrar muchas cosas negativas, sin embargo, cuando uno vive acá sabe cómo es el entorno”.

Jennifer Nievas, periodista de Buenaventura.

Asimismo, Nievas afirmó que hacer periodismo en el distrito es un verdadero reto, sin embargo, estar allí le permite contar las realidades y el otro lado de lo que se vive en el Puerto.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: