viernes, septiembre 17 2021

.

La desconexión de Duque

El gobierno de Iván Duque es un mar de equivocaciones y el Presidente parece vivir en el país de las maravillas. Su nivel de desconexión a veces es de tal magnitud que sorprende que no logre conectarse con la gente cuando todo es tan evidente.

La desconexión de Duque
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Difícil encontrar tantos errores y torpezas en un solo gobierno. Complejo entender cómo todos esos descaches están dejando el camino servido a sus grandes contrincantes ideológicos.

El gobierno de Iván Duque es un mar de equivocaciones y el Presidente parece vivir en el país de las maravillas. Su nivel de desconexión a veces es de tal magnitud que sorprende que no logre conectarse con la gente cuando todo es tan evidente.

Noticia del día: Conozca el pico y cédula que regirá en Cali este viernes 23 de abril

Presentar en estos momentos una reforma tributaria, así sea con el propósito más loable, no deja de ser uno de los peores errores de su gobierno. Es que es absurdo, no tiene presentación ni defensa, salvo de aquellas ‘barras bravas’ del Centro Democrático cegados antes cualquier razón o argumento.

Algunos de estos defensores acérrimos dicen que es necesaria, indispensable, que si no se hace ahora el país se quiebra. La simple verdad es que siempre, durante los últimos seis gobiernos, siempre nos han dicho lo mismo y ya la gente se cansó, todos estamos ‘mamados’ de la misma carreta politiquera.

Además no sé qué tipo de cálculos harán los asesores de Duque, pero cómo es posible que nadie le haya dicho que un Mandatario con esos índices paupérrimos de aceptación y credibilidad en las encuestas no puede presentar un proyecto que le mete la mano a la gente en el bolsillo (especialmente a la clase media), justo en uno de los peores momentos políticos y económicos no solo de Colombia sino del mundo. ¿Se puede ser más torpe?

La gente está cansada de Duque, es la realidad. Su imagen desfavorable en algunas encuestas se acerca al 70%. Hasta en su propio partido lo han comenzado a ‘ningunear’. Solo quieren que se acabe su periodo y temen que el desastre sea tal que le haya dejado el camino servido a Gustavo Petro.

Lea también:

Espiral del horror

Cómo será de delicada la situación que el propio Uribe se desmarcó de la reforma, exigió cambios para apoyarla y en las últimas semanas le ha hecho tres llamados públicos de atención al gobierno para que corrija el rumbo. A esto se suma que los caciques de siempre, César Gaviria y Germán Vargas Lleras, también dijeron que no apoyaban la reforma y han dejado patéticamente solo a Duque y su equipo.

A todo este panorama se suma un espiral de violencia desenfrenada en zonas como el Cauca, Chocó, Nariño; una economía contraída por los efectos de una pandemia; un desempleo apabullante y unas vacunas que no llegan, mientras mueren más y más personas por el Covid 19. Con un clima tan inestable no resulta extraño que se esté cocinando la tormenta perfecta para la irrupción de un hombre como Petro, el ‘coco’ de la política nacional.

¿Le alcanzará al líder de la Colombia Humana? Todavía falta mucho trecho, pero es evidente, y las encuestas lo señalan, el constante avance del exalcalde de Bogotá que muchos consideran un ‘peligro para la democracia’, pero que recoge, sin ninguna duda, muchas de las frustraciones que se han venido acumulando cuatrienio tras cuatrienio y al que no se le puede desconocer que se trata de un peso pesado de la política colombiana.

La más reciente encuesta de Invamer, que consultó a 1.008 personas en 47 municipios del país, demuestra que si las elecciones se realizarán hoy, Gustavo Petro sería el presidente de Colombia. El líder de la Colombia Humana obtendría el 38,3%  en unas elecciones de primera vuelta y prácticamente duplicaría a Sergio Fajardo, que tiene el 15,9%. Luego vendrían Marta Lucía Ramírez, Alejandro Char, Federico Gutiérrez y Tomás Uribe.

Más columnas del autor:

La tragedia de Buenaventura

Y ojo con este último nombre, porque si bien en esta encuesta recoge solo 4,6% de intención de voto, no me cabe duda de que será una carta muy fuerte que se jugará la derecha colombiana si no logran un consenso en torno al ‘gallo’ que le pondrán a Petro. Tomás Uribe es joven, hijo del Jefe de Estado más popular en la historia del país, y quién mejor que él para ser el elegido, con la certeza de que será el hombre que no traicionaría los postulados del padre y que continuaría el legado del ‘Presidente eterno’.

A la luz de lo que está sucediendo, pareciera que Duque y su gobierno se están convirtiendo en la mejor plataforma de campaña para Petro. Las dificultades para medir el ‘taiming’, leer las necesidades de los colombianos, comprender lo que indigna a la gente está aislando cada vez más a este gobierno. Si lo que tanto les preocupa es la llegada del jefe de la Colombia Humana a la Casa de Nariño pues ya va siendo como hora de que no cometan tantos errores, porque de lo contrario Petro no tendrá que hacer ni decir mucho, solo esperar, pacientemente, el desplome inexorable de la estructura.

Le puede interesar:

Enrumbados con el ‘Mulato’

Sigue nuestras redes sociales:

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas