sábado, septiembre 25 2021

.

Es urgente apoyar a los tenderos

Según un estudio de Fenalco, cerca de once mil de estos negocios de barrio están en peligro de desaparecer debido a los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia y los paros.

Es urgente apoyar a los tenderos
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Por Dilian Francisca Toro Torres

El pasado 29 de agosto los tenderos del país celebraron su día, sin embargo, se podría decir que fue una fecha agridulce toda vez que, según un estudio de Fenalco, cerca de once mil de estos negocios de barrio están en peligro de desaparecer debido a los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia y los paros.

Columna del día: La reforma fiscal debe escuchar el clamor de la gente

Se trata de un sector que tiene gran impacto en la economía nacional, toda vez que existen cerca de 450 mil tiendas de las que dependen más de un millón de familias. Estos negocios pertenecen en su mayoría a los estratos 1, 2 y 3, y ocupan un lugar preponderante en los hábitos de consumo de los colombianos. A pesar de la reactivación económica que ya se empieza a sentir en el país, ellos vieron disminuidas sus ventas y afectados sus negocios a causa de múltiples factores.

Según indica el estudio de Fenalco entre los más importantes está el pago de diferentes impuestos, tanto nacionales como municipales y la fuerte competencia de las denominadas cadenas comerciales de “descuento duro”. Además, se suman factores como los contagios por Covid, la inseguridad, la poca financiación y el atraso tecnológico. Es por ello, que debemos llamar la atención para que tanto desde el Estado como del sector privado se escuche a los tenderos y se dé prioridad a la búsqueda de soluciones a sus problemáticas.

Durante la crisis por el Covid-19 el Gobierno Nacional apoyó el empleo de las empresas, entregándoles recursos a través de créditos bancarios. Sin embargo, los bancos le prestan solamente a quienes tienen mayor capacidad de pago, mientras que las MiPymes, emprendedores o trabajadores independientes, como los tenderos, que tienen economías más precarias, no tienen acceso a estos recursos.

Lea también: 

Los retos frente al cambio climático

Si bien el Gobierno ya ha avanzado en su política social, considero que hace falta mayor decisión para que se otorguen alivios financieros a este amplio sector que genera el 93% del empleo en el país y que en medio de la crisis actual están olvidados y desamparados.

Es prioritario que desde el Estado dichos créditos se otorguen con garantías al 100%, con bajos intereses y a largo plazo. Y en vez de hacerlo a través de intermediarios como los bancos, estos desembolsos deberían hacerse de forma directa, por ejemplo, por medio de Bancóldex o a través del Banco Agrario, si es para el sector agrícola.

Estos recursos son necesarios no solo para que los pequeños comerciantes reabran sus negocios, sino para pagar deudas, muchas de ellas adquiridas por la pandemia. De continuar esta situación muchas van a cerrar definitivamente.

También insisto en mi propuesta al Gobierno de establecer el Ingreso Básico Mensual (Ingreso Solidario) a los más necesitados. Los independientes, que son las personas que trabajan a diario para llevar el sustento a sus casas, requieren de estos recursos como un apoyo fundamental para mejorar su calidad de vida y la de sus familias durante esta crisis.

De esta manera se podrá generar una reactivación económica que no sólo tenga en cuenta a las grandes empresas, sino que incluya a los sectores más vulnerables y olvidados de la sociedad, entre ellos, los tenderos, que con su esfuerzo diario hacen parte vital de nuestra economía.

Le puede interesar: 

Hay que modernizar la política deportiva

Sigue nuestras redes sociales:

Acerca del Autor

Dilian Francisca Toro

Es médica y cirujana de la Universidad Libre de Cali; especialista en Medicina Interna en el Hospital Servidores de Estado, de Rio de Janeiro y especialista en Reumatología de la Universidad de la Sabana; Especializada en Administración en Salud de la Universidad del Valle, y en Gobierno y Gerencia Pública, de la EAN. Fue elegida Senadora en el periodo 2002. En el 2006 fue elegida Presidenta del Congreso, integró entre otras la comisión Accidental de Salud, Paz y Acuerdo Humanitario y creó la Bancada de Mujeres, que sacó adelante la Ley 1257 que previene y sanciona la violencia contra la mujer y promovió leyes a favor de la equidad de género. En 2015 fue elegida como Gobernadora del Valle del Cauca. En este cargo orientó su gobierno en tres pilares en el Plan de Desarrollo “El Valle está en vos”: Equidad y Lucha contra la pobreza, Competitividad Departamental y Paz Territorial. Por su gestión fue destacada como la mejor Gobernadora de los departamentos de categorías 1 y 2, distinción otorgada por la fundación Colombia Líder. Actualmente es miembro del Comité de Expertos en Salud, Copesa, creado por la Gobernación del Valle del Cauca, para orientar y prestar apoyo científico, a las decisiones en el manejo de la Pandemia del covid-19 en el departamento. Es directora del Partido de la U, cargo para el cual fue elegida en la IX Asamblea Nacional del Partido, de noviembre de 2020.

Noticias Relacionadas