Miércoles, Mayo 22 2019

.

El zoológico de Cali, la aventura del saber

Pero las singularidades de los residentes de este verde lugar, no sólo lo han posicionado entre los cinco mejores de América Latina. También, las idóneas estructuras de sus hábitat para mantener cómodas a todas las especies, resaltan sobre los demás zoológicos.

El zoológico de Cali, la aventura del saber
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

¿Qué puedes aprender en el zoológico de Cali?. Bastan 3 km de recorrido para conocer las peculiaridades de las 240 especies que habitan este grandioso lugar. Aproximadamente 2.500 animales logran cautivar los corazones de lo más de 500 transeúntes por año.

Al llegar al zoológico. Dan la bienvenida un sinnúmero de flamencos adultos. Quienes a través de sus curvados picos filtran algas y crustáceos para pigmentar sus esbeltas plumas de color rosado intenso. Así, lucir radiantes ante su pareja. A diferencia de éstos, ‘Naty’, visitante del lugar, luce no necesariamente un atuendo exuberante. Incluso, viste de negro absolutamente. Su sonrisa y su mirada incesante mientras contempla estos exponentes del color de la conquista, son ese rosa intenso que cautiva la atención de Harold. Su pareja.

En su recorrido, posan frente al ‘mensajero del sol’. El cóndor. Su fuerza, tamaño y destreza para volar sobre corrientes de aire, le otorgan gran imponencia frente a sus espectadores -Que animal tan majestuoso-, exclamó con entusiasmo. Es uno de los comentarios que no dan espera en el instante, luego de conocer la grandiosa utilidad de esta especie como purificador de la naturaleza.

En la Casa del Colono. La joven pareja se topa con los ‘acróbatas del bosque’. Los monos araña. Uno de éstos les sorprende con un inigualable salto sobre el rígido cristal que les separa. Gracias a su alargada cola prensil, los primates pueden sujetarse y balancearse entre los árboles. Funciona como una quinta extremidad.

Tras unos destacados pasos sobre el suelo de madera. Natalia gira su rostro que asemeja preocupación en cada una de sus facciones preguntando: “¿tomaste la foto?. Perder algún detalle sería una verdadera lástima para quien viaja desde tan lejos a visitar un lugar de éstos.

Vea también: 

Enseguida. Hacía las 11:00 am. Las características del ‘súper papá’. Como se le distingue al emú. Logran excitar aún más sus sentidos. Su compromiso y dedicación son la particularidad en su especie y género. Durante el cuidado del nido no come y jamás abandona a sus crías a lo largo de 8 semana que dura la incubación. Incluso a costa de perder un tercio de su pelo.

Tras minutos de escudriñar al antílope negro. Borbotea una desenfrenada rafaga de interrogantes en sus cabezas. -¿Por qué no está en su hábitat con el resto de la manada?- dice la curiosa visitante. Valentina Ouvies, promotora del zoológico súbitamente atiende a sus inquietudes. El antílope negro. El macho dominante reconocido por su oscuro pelaje y sus imponentes cuernos. Es castigado por agredir a las hembras de su manada. Razón por la que lo aíslan un tiempo. Este señor, como es dignificado en su especie es protegido por las hembras. En caso de peligro, la mayor de ellas avisa ligeramente. Tan rápido como una estrella fugaz. Así pone en alerta a los demás para embestir velozmente su huida.

Coco y Coca’ como son reconocidos esta longeva pareja de cocodrilos. Por unos minutos estropean las expectativas de estos visitantes. Verlos mover o simplemente hacer una selfie que den cuenta de su vivacidad es importante para ellos. Pero este no es el caso de estos animales. Los cocodrilos viven un domingo eterno. Guardan su energía. Se mueven estrictamente para comer y esto sucede cada 15 días.El empañado cielo desprende un sin par de espesas gotas. Anunciando un jadeante trayecto. No fue así. El recorrido continúa espléndido y sinigual. Es hora de ver los fascinantes ejemplares. Esos que desentrañan un poco de miedo y respeto, pero a su vez, la máxima exponencia de ternura. Los felinos. El rey de las praderas y sabanas africanas, con la imponencia que su cargo le demanda, ni siquiera se molesta por mostrar sus intimidantes colmillos con el escalofriante rugido que todos ansían. Los leones, amantes del descanso son los únicos felinos del planeta que viven en familia. Las hembras toman la iniciativa para empezar la cacería, en caso de que la presa sea demasiado grande, el león corre en ayuda. Agitando su abundante melena.

Vea también: 

Pero este no es el único rey que habita el zoológico. Trepar, adaptarse a las selvas americanas y las manchas de su piel como estrategia de camuflaje entre las sombras y rayos de sol incandescentes de los árboles, lo hacen el verdadero rey. El dueño y señor de la selva. Con una de las mordidas más poderosas del reino animal. Capaz de matar una anaconda o destrozar el caparazón de una tortuga con su potente mandíbula.

Más adelante. Prodigiosas rayas negras se funden con el mostaza quemado de su pelaje. Exhibiendose a través de un fornido vidrio. “Es como un peluche”, añade Natalia en medio de la aglomeración. El cazador cazado como se le conoce al tigre, no sólo tiene grandes habilidades para capturar presas en solitario, es además, un excelente nadador.

Finalizando los aproximadamente 3 km de recorrido, los papiones dan un adelanto de lo que sería la espiración de esta aventura. Estos primates no desencantan menos a sus espectadores. Una hembra de la manada roba la atención de todos con su exuberante ‘rabo rojo’. Indica a sus demás miembros que está en celo. Pero esto no es todo sobre ellos. Su extraordinaria organización es única. El líder de la manada prueba la comida antes de que un otro se acerque. Tiene el mando del resto y se sitúa siempre en lo más alto de las piedras para observarlos a todos. También decide quién puede tener crías o no -como un papá humano-. Por su parte, la tía, como le llaman coloquialmente los cuidadores. Es una hembra que ha estado en calor en repetidas ocasiones, pero no ha logrado reproducirse. -algo así como la tía solterona de la familia-.

Pero las singularidades de los residentes de este verde lugar, no sólo lo han posicionado entre los cinco mejores de América Latina. También, las idóneas estructuras de sus hábitat para mantener cómodas a todas las especies, resaltan sobre los demás zoológicos.

La conservación y la asistencia de los animales siempre serán un verdadero punto de interés para los cuidadores y promotores del zoológico, sin embargo, hacer reflexionar sobre sus comportamientos a quienes visitan este lugar es todo un reto.

Le puede interesar: 

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas