Jueves, Febrero 21 2019

.

¿Y los guerrilleros rasos qué?

No los veo publicando fotos en redes sociales exigiendo cuentas sobre los guerrilleros rasos, ni los veo presionando para que les den trabajo o la sociedad los incluya. Es más, les pregunto a los que se indignaron cuando el NO ganó, ¿a cuántos excombatientes han ayudado?

¿Y los guerrilleros rasos qué?
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Por estos días me he estado preguntado: ¿en dónde están todas las personas que votaron SÍ al plebiscito de Santos para, supuestamente, poner fin a la guerra? Hasta donde recuerdo, según lo ofrecido por el gobierno anterior, no volveríamos a tener escenas como las que han ocurrido en el Cauca, Catatumbo, Arauca, Chocó, y reciente, sorpresiva y atrozmente en Bogotá.

Me hago esa pregunta porque, aunque no voté el plebiscito, por causas de fuerza mayor, de haber sido de las personas que votaron SÍ, estaría, por lo menos, en las calles exigiendo que se cumpliera lo que Santos les prometió a todos los integrantes de las FARC.

Y no me refiero a los comandantes, que en su mayoría lograron lo que estaban buscando: un puesto en la política, micrófonos, vida en la sociedad civil, disfrutar de la plata que les dejó su multiplataforma criminal y, sobre todo, una jurisdicción especial que pareciera que, en lugar de esclarecer, lo que busca es darles ‘una manito’ para que no les vaya tan mal.

Vea también: 

El excandidato desdibujado

Al escribir esto, pienso en los guerrilleros rasos, esas personas que influenciadas por los hoy senadores, se comieron el cuento de que “todo iba a estar mejor”. Si bien el Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz de la Universidad de Notre Dame (EE.UU.) dijo, a mediados del año pasado, que los acuerdos se habían cumplido en un 61%, falta ese otro 39% que es donde está “la guerrillerada”, que, además, son mayoría, y que no tampoco hace la política tradicional de sus antiguos jefes, y por consiguiente, son los que están más propensos a regresar a las armas.

¿Los que votaron SÍ en el plebiscito piensan en esas personas? Porque quiero decirles que no se trataba solo de salir a votar en contra de la guerra, como tanto repitieron, ni de sufrir de plebitusa como publicaban sin parar, ni de echarles la culpa a los uribistas por, según le decian la mundo, querer la guerra. Se trata de que, para sorpresa de ustedes, la guerra siguió, muchos excombatientes regresaron al monte, nacieron nuevos grupos ilegales, el narcotráfico continua y muchos otros fenómenos violentos no se detuvieron.

No los veo publicando fotos en redes sociales exigiendo cuentas sobre los guerrilleros rasos, ni los veo presionando para que les den trabajo o la sociedad los incluya. Es más, les pregunto a los que se indignaron cuando el NO ganó, ¿a cuántos excombatientes han ayudado?

¿O es que como ya no es tendencia en las redes sociales, o un numeral, o un challenge, el tema no importa?

Le puede interesar: 

Forajidos en dos ruedas, sin Dios ni ley

Acerca del Autor

Carlos Polanco

Periodista. Nuestro lugar común será ese momento en que no estamos de acuerdo. Fui testigo mudo del orden público por los últimos 6 años desde las instituciones, ahora puedo opinar. Consejo gratuito: sostenga fuera del micrófono lo que valientemente dice frente a él. Actualmente estoy en el sector privado y lo que digo acá solo me representa a mi. No insista aquí no se fia.

Noticias Relacionadas