Viernes, Septiembre 20 2019

.

XXIII versión del Festival musical Petronio Álvarez entre marimbas y tambores

Este festival llega la ciudad de Cali para que todos puedan gozar de la música, las artesanías, la comida y bebidas típicas del pacífico colombiano.

La versión número XXIII del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez se llevó a cabo en la ciudad de Cali del 14 al 19 de agosto, en la Unidad Deportiva Alberto Galindo.

En este lugar se encuentran representaciones culturales, gastronómicas, artesanales y artísticas de la cultura Afro en Colombia, las cuales vienen principalmente del pacífico Vallecaucano.

Es importante mencionar que este festival inició en el año 1996 y no era celebrado en la Unidad Deportiva, sino que las primeras versiones fueron en el Teatro al aire libre Los Cristales.

El Petronio ha evolucionado con los años, convirtiéndose hoy en el festival cultural Afro, más importante de latinoamérica. Durante estos seis días los asistentes pudieron disfrutar de las presentaciones artísticas de varios grupos que hicieron bailar a todos los asistentes al ritmo de la marimba, la chirimía, el conuno y el guazá.

Algunos de los grupos artísticos más destacados fueron la agrupación Yembemá, Conjuntos de Violín Caucano, Marimba,Cantos Tradicionales y Chirimía, Rumba Morena de Cuba, La Pacifican Power, Mano E´ Currulao y para el cierre Herencia de Timbiquí con la Filarmónica de Cali. Cabe destacar a la homenajeada de este año la maestra Aura María González quien también realizó una presentación que conmocionó a todos los asistentes.

Este año El petronito, el cual es un espacio dentro del festival dedicado para que los más pequeños puedan disfrutar, contó con las presentaciones algunos niños que hacen parte de los semilleros petronitos. Lo que se busca con estos semilleros es fortalecer el proceso de la música del pacífico en sitios vulnerables, un ejemplo es el grupo Ensamble Marimba Pacífica, el cual se presentó por primera vez en esta versión del festival. Los niños que hacen parte de este grupo vienen del distrito de aguablanca, Llano verde y son estudiantes del colegio Enrique Olaya Herrera. 

Marino Luis, maestro de estos niños afirma que estos procesos de aprendizaje se realizan con el fin de que aprovechen el tiempo libre y no se deje perder la cultura del pacífico: “con estos niños se realiza un proceso de cero, se les enseña a tocar la marimba, el cununo, el bongó, también cantan y bailan. Es muy importante que abran estos espacios porque así les enseñamos a los niños a tener auto identidad, a saber de dónde vienen y así no perder lo propio, para que el resto del mundo los conozca”.

Asimismo, se disfrutó de las presentaciones musicales de los artistas invitados y los asistentes al Petronio pudieron degustar una gran lista de comida típica del pacífico, como pescados,encocados, empanadas, atollados, piangua, langosta, ceviche, patacones, guarapo, chontaduros y algunos puestos de dulces en los cuales se encontraban cocadas, arequipe cortado, panelas y unos curiosos helados de borojó, coco, chontaduro y badea.

Claro está que es imposible disfrutar de un festival de éstos, sin probar las bebidas autóctonas del pacífico, el viche por ejemplo es la base con la cual se elaboran todas las bebidas; es un aguardiente a base de caña de azúcar y con este se elaboran otros licores tales como la tomaseca, que es un bebedizo que toman las mujeres luego de dar a luz. La crema de viche, el viche curado y el arrechón, son otras de las bebidas más solicitadas, y esta última que es una de las más vendidas, está compuesta por viche, canela, anís y leche.

Las artesanías hechas a mano y los peinados hechos por las mujeres, fueron protagonistas en estas jornadas, para Maria Del Pilar Rodriguez una mujer que tenía su stand de peinados autóctonos del pacífico, es de gran importancia realizar este tipo de festivales porque considera que la cultura negra se ha ido perdiendo con el paso de los años y el Petronio es para ella una forma de rescatar esa cultura y enseñársela a los demás: “Por ejemplo los cintillos los utilizamos para cubrir nuestro cabello y cuidarlo más, es muy importante porque nuestras antepasadas, antes de salir a trabajar y a minar se cubrían el cabello para que no fuera maltratado y de alguna forma al usar estos accesorios las recordamos”.

Además de todos los aspectos culturales que resalta el festival, dinamiza la economía y aumenta el turismo en la ciudad. Según un estudio realizado por por la USAID y la OIM El Petronio ha promovido un gran impacto socio económico y cultural en Cali pues ha generado 1.636 empleos, moviendo al menos 50.342 millones de pesos, además de la llegada de 5.667 turistas con una ocupación hotelera del 74%.

Este festival se ha convertido en un ícono de la representación de la cultura del pacífico en la ciudad, y a pesar de que muchos dicen que las tradiciones se han perdido con el tiempo, este tipo de festividades ha permitido preservar algunas prácticas, dando muestras pequeñas del folclor de la cultura negra, tanto a los mismos colombianos, como a los extranjeros. 

Las culturas evolucionan con el paso del tiempo, pero la conservación de estas por medio de festivales como el Petronio posibilita que todos tengan conocimientos sobre estas prácticas que llevan cientos de años, intentando así preservar el legado cultural de una gran comunidad.

Le puede interesar:

Descartan epidemia de virus H1N1 tras muerte de un hombre en Tuluá

 

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas