sábado, septiembre 18 2021

.
Cuida bien tus oídos

Cuida bien tus oídos

Así como cualquier otra parte del cuerpo, tu oído necesita que lo cuides y evites hacer cosas que puedan afectar a este órgano tan importante del cuerpo.

Los oídos son la ventana hacia una vida llena de sonidos y sensaciones. Por este motivo, son muy importantes los cuidados y la limpieza del oído desde edades tempranas, siguiendo las revisiones recomendadas y evitando someterlos a ruidos intensos, para evitar problemas auditivos e infección de oídos.

El oído es un órgano muy complejo y cada una de sus partes requiere un cuidado especial. Toma nota de estos consejos y aplícalos a diario:

-Protégete de sonidos fuertes: Usa auriculares o cascos a un volumen adecuado. Siempre por debajo del 60% de su volumen comprobando que te permita oír los sonidos que se producen a tu alrededor y procura no abusar de esta práctica durante mucho tiempo porque no es muy recomendable para tus oídos.

-Utiliza tapones aislantes: Utiliza tapones o cascos aislantes del sonido si trabajas con ruidos fuertes. Estos productos de protección auditiva ayudarán a que nuestra audición no se vea dañada por sonidos demasiado intensos.

-Oídos limpios: Mantén tus oídos limpios lavándolos y secándolos durante tu aseo personal, pero recuerda que algo de cera es necesaria para mantener el equilibrio del oído y protegerlo de posibles infecciones.

-Sécate bien después del baño: Sécate bien los oídos después de ducharte o bañarte en casa o en la piscina. Es una práctica imprescindible para evitar la humedad en el conducto auditivo y de posibles infecciones por hongos.

-Evita introducir topos u otro tipo de objetos: Se deben utilizar sólo productos indicados para el oído y siempre bajo consejo médico por lo que hay que evitar el uso de aceites, soluciones salinas, gotas, agua oxigenada, bastoncillos u otros objetos, ya que éstos últimos, pueden empujar la cera hacia adentro y dañar el tímpano.

Acerca del Autor