Emprendimiento

I Love Cali: Malaki Gathas, los sabores del Líbano

Malaki Gathas es la propietaria de un restaurante de comida árabe en Cali. Llegó al país hace 40 años y a través de los sabores, mantiene vivo el legado de sus ancestros.

Malaki Gathas es la propietaria de un restaurante de comida árabe en Cali. Llegó al país hace 40 años y a través de los sabores, mantiene vivo el legado de sus ancestros.

Compartir

Malaki Gathas es una mujer libanesa que llegó a Cali hace más de 40 años, luego de la conocida guerra del Líbano de 1982.

Con muchos temores, pero con la certeza de que sus ancestros habían labrado un camino para ella y su familia, logró adaptarse a la vida caleña.  Dice que vive feliz y agradecida de estar en Colombia.

Le puede interesar: ¿Cómo sobrevivir mientras emprendes? Aquí te damos algunos consejos

Insiste en que esta ciudad la acogió como a una propia, algo impensado en otros lugares del mundo. “Uno como inmigrante, llegar y ser aceptado, acogido; que le den la bienvenida; que le enseñen la lengua; que le enseñen donde queda tal cosa, la otra; eso es maravilloso”, dijo a 90 Minutos Malaki Gathas.

“No fui la primera, ya nos había hecho un camino los abuelos, tíos, primos. Todos aquellos que salieron buscando un mejor futuro para sus hijos, sus nietos”, agregó.

Menciona que dejar Líbano en un principio les generó nostalgia; muchas emociones, pero sobre todo tristeza. Sin embargo, esto los forjó como personas más sabias y capaces de repartir por el mundo el conocimiento de sus raíces, su historia y en especial, sus sabores.

Artículo relacionado

Litany – Cocina árabe, un legado libanés en Cali

Malaki Gathas es la propietaria del restaurante Litany, un emprendimiento que nació gracias al legado de sus ancestros. Por su cocina, hoy los caleños se pueden deleitar con los sabes de una cultura totalmente diferente al tradicional sancocho, el tamal o una empanada con champús.

Cuenta Malaki que este emprendimiento inició gracias a una bolsa de especias que su madre le empacó cuando viajó a Cali en los años 80’s. Pese a que en su juventud la cocina no era lo que anhelaba para su vida, el cambio de gastronomía a su llegada a Colombia la impactó, por ello buscó traer sus sabores a su nuevo hogar.

“No había muchos ingredientes, no había como hacerlo o reemplazarlo; hasta que decidí empezar a cocinar como sea. Pero ¿Cómo fue la cocina? A través de la memoria. Porque yo recordaba cómo preparaba mi madre y mi abuela. Y yo fui paso a paso recordando”, expresó sobre los inicios del restaurante Litany.

Los invitamos a conocer I Love Cali, un espacio que nace para descartar a esos caleños que, aunque no nacieron en nuestro país y ciudad, sienten pasión por esta tierra sin dejar atrás sus raíces.

Mira el video y déjanos tu comentario sobre esta mujer, emprendedora, enamorada de Líbano y sus sabores; pero agradecida con Cali y su enorme hospitalidad.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Emprendimiento

Pareja de caleños le apuesta al calzado vegano

Este es un emprendimiento sostenible y amigable con el medio ambiente. Además, se ha convertido en su proyecto de vida.

Este es un emprendimiento sostenible y amigable con el medio ambiente. Además, se ha convertido en su proyecto de vida.

Compartir

Desde hace 5 años una pareja de caleños le apostó al emprendimiento con la venta de zapatos, pero no con cualquier calzado, sino calzado vegano, es decir, que su proceso de diseño y producción es libre de sufrimiento animal.

“Cuando iniciamos teníamos muy claro que queríamos tener un producto con muy buena calidad, pero no sólo queríamos enfocarnos en la calidad si no ir hacia dónde está yendo el mundo. Ya todos somos personas mucho más conscientes por lo que buscamos un producto que sea sustentable, sostenible y libre de crueldad animal”.

Expresó David Porras, emprendedor de Freshka

Con su emprendimiento en el que muchos no creyeron, pero que ahora ha dado resultados y es su fuente de ingreso principal esta pareja ofrece 9 empleos directos a otros jóvenes de la ciudad.

“Actualmente somos nueve personas, donde el 90% son mujeres porque precisamente queremos brindarle la oportunidad de ellas de trabajar y colaborar con esta marca tan linda”.

Aseguró Daniela Yela, emprendedora de Freshka

Lea también: Trazando Huellas Ecológicas: Una arena para gatos que cuida el medio ambiente

De acuerdo con David, lo que más rescata de su proceso de emprender es todo el aprendizaje y desarrollo personal que obtuvo en el camino.

Daniela y David ahora alternan sus actividades académicas y personales con su proyecto de vida que además contribuye a la protección de la fauna y el ecosistema.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Emprendimiento

Trazando Huellas Ecológicas: Una arena para gatos que cuida el medio ambiente

A partir de la necesidad y el amor por el cuidado del medio ambiente, una
familia encontró en la arena para gatos una alternativa ecológica y sostenible.

A partir de la necesidad y el amor por el cuidado del medio ambiente, una
familia encontró en la arena para gatos una alternativa ecológica y sostenible.

Compartir

A causa del desempleo Luz Yaneth Tobar y su familia encontraron en la arena para gatos una oportunidad de negocio ingeniosa y positiva, para el medio ambiente y para los hogares donde conviven estos felinos y sus humanos.

Este es un emprendimiento familiar que vende arena para gatos 100% natural, sin fragancias ni aditivos. Esta arena absorbe el líquido en bloques, facilitando y agilizando su limpieza; pero lo que realmente la diferencia de otras arenas es que no tiene ningún tipo de químicos añadidos.

Cabe destacar que, esta arena además de neutralizar los malos olores y aglomerar los desechos eficazmente, no genera residuo contaminante; pues está hecha de arcilla natural disuelta con el agua.

Lea también: Emprende con éxito: Consejos para convertir su idea en realidad

Luz Yaneth, la impulsadora de este proyecto, inició con la idea después de haber perdido su empleo. Decidida a generar ingresos comenzó a comercializar junto a César, su esposo, arena de río para gatos; puesto que en su hogar siempre habían convivido con estos animales, pero prontamente se dieron a la búsqueda de arenas alternativas nacionales, motivados por el apoyo a los emprendimientos colombianos.

En la región hay 296 empresas comprometidas con la sostenibilidad ambiental, las cuales preservan y protegen el entorno mediante prácticas respetuosas con el medio ambiente. Esta familia, animada por su gusto hacia lo natural y su misión de ayudar al planeta, encontró la oportunidad de desarrollar su propia arena para gatos ecológica; y así, el 30 de marzo de 2015 fundaron su propia marca.

Utilización de productos naturales

En el proceso de producción de esta arena, los Giraldo Tobar reciben la materia prima, le realizan pruebas, la afinan con productos naturales y la dejan lista para su empaque y distribución. Cada día, esta familia busca mejorar su producto; para lo que se capacitan constantemente, para encontrar formas de que su arena sea superior y llegue a un mercado más amplio.

Para esta última labor cuentan con la ayuda de Fernanda, su hija; una estudiante de artes visuales quien se involucró al negocio al ver a sus padres colocar todo su empeño en él. La encargada la parte de diseño e identidad de marca y gestión de las redes sociales, su fuente principal de clientes y ventas.

Para expandir su público, “más allá de vender tratamos de conectar con las personas” a través de sus contenidos, que no solo muestran el producto sino también su valor, sus cualidades y a Simba; el gerente gatuno de la empresa, a quien muestran saltando entre bolsas de Biocats, durmiendo y luciendo los atuendos que su familia le confecciona.

Una apuesta ecológica y biodegradable

Biocats es una apuesta al cuidado del medio ambiente y la salud de felinos y humanos. La mayoría de arena para gatos utilizan químicos tóxicos que pueden producir enfermedades respiratorias; además de que los materiales con las que se fabrican provienen de prácticas contaminantes. Biocats es ecológica y biodegradable.

Resalta la importancia de escoger productos orgánicos y libres de químicos, fruto del trabajo de una familia que se esfuerza cada día; para reconocerse en el mercado como una arena sostenible y natural que impacta las vidas de los habitantes de la ciudad y la región.

Nota realizada por estudiantes del curso de Taller de Periodismo UAO - 90 Minutos: Juliana Canaval, Laura Cardona, Luisa Muñoz, María José Valencia, Laura Amú.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Emprendimiento

Fuego de Agua: Disminuyendo el impacto ambiental del aceite de cocina

El aceite de cocina usado en la elaboración de velas y jabones representa una forma creativa y efectiva de darle un nuevo propósito a un residuo común.

El aceite de cocina usado en la elaboración de velas y jabones representa una forma creativa y efectiva de darle un nuevo propósito a un residuo común.

Compartir

El aceite es uno de los ingredientes más usados en la cocina y aunque este tiene un aspecto líquido, cuando es vertido por los desagües causa demasiados daños tanto en el medio ambiente como en el buen funcionamiento de las redes de alcantarillado. 

El aceite se mezcla con otras sustancias que corren por las tuberías provocando atascos y malos olores. Esto, a su vez, contribuye a contaminar aún más las aguas residuales, haciendo mucho más difícil su depuración. Las aguas residuales sin tratar correctamente son un grave peligro para la salud pública y ambiental.

Lea también: Hace 40 años sonó por primera vez 'Cali Pachanguero'

En un esfuerzo por promover la sostenibilidad y la reutilización de recursos; el emprendimiento Fuego de Agua le apostó a tener una carga positiva y así darle un segundo uso al aceite convirtiéndolo en velas y jabones para la cocina.

Esta idea surgió gracias al proyecto de grado de la Ingeniera Ambiental de Laura Reina:

“Mi trabajo de grado fue el aprovechamiento del aceite reciclado de cocina en la elaboración de un producto de valor agregado, en este caso las velas […] Quisimos hacer algo innovador con mi director e investigando nos dimos cuenta de que el aceite es un combustible, se puede formar velitas y tratamos dos años en esa experimentación hasta que se logró”.

Lea también: ¡Histórico! Bebé es operado de la columna vertebral dentro del útero de su madre

En un mundo donde la sostenibilidad y la conservación del medio ambiente son cada vez más importantes; el uso del aceite de cocina usado en la elaboración de velas y jabones representa una forma creativa y efectiva de darle un nuevo propósito a un residuo común.

Esta iniciativa de Fuego de Agua no solo beneficia al planeta al reducir la contaminación, sino que también fomenta la creatividad, la conciencia ambiental y la promoción de prácticas más responsables en el hogar.

Créditos: Juliana Valencia, María José Villada, Geraldine España, Jhon Erazo y Yuliana Aguirre.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: