Miércoles, Octubre 17 2018

.

Ubéimar Delgado ya desempacó en su celda de Carabineros

Sentado en una silla de madera, al lado de la pequeña cama que le tocó en su 'celda' de la Escuela de Carabineros, Ubéimar Delgado desempaca su maleta, dispuesto a cumplir una orden de arresto por una contravención que no cometió. De ella saca primero los tres libros que lo acompañarán en estas próximas noches, entre …

Ubéimar Delgado ya desempacó en su celda de Carabineros

Sentado en una silla de madera, al lado de la pequeña cama que le tocó en su 'celda' de la Escuela de Carabineros, Ubéimar Delgado desempaca su maleta, dispuesto a cumplir una orden de arresto por una contravención que no cometió.

De ella saca primero los tres libros que lo acompañarán en estas próximas noches, entre ellos uno espiritual y otro de poesía, porque leerla es una de sus pasiones.

Pero parece que estos tres días de detención no frenarán su ritmo de trabajo. Rápidamente brotan del equipaje varias carpetas enviadas por su secretaria, con decenas de documentos que no alcanzó a firmar en su oficina del Palacio de San Francisco. 

Para ocuparse del trabajo cuenta con toda la logística necesaria. Contigüo a su pequeña habitación, la número 6,  hay una una oficina en la que mañana tiene planeado reunirse con su equipo de trabajo y con el Secretario de Salud; además, su secretario privado lo acompañará en sus jornadas laborales. 

Aunque el Gobernador también ha pensado en tener tiempo para el ejercicio. Un buen espacio en su maleta lo ocuparon sus prendas deportivas (entre las que incluye una gorrita)  que lucirá, dice él, mañana en la madrugada cuando salga a trotar y a hacer deporte.

Aparentemente, ha decidido molestar lo menos posible. No ha pedido tratamiento especial en casi ningún sentido, tanto así que todas sus comidas las disfrutará en el casino, con los carabineros.  

Delgado dice que no le atemoriza estár recluido en un sitio rural, pues no le teme a la soledad, pero sí, y mucho, a los zancudos. Ubéimar prevee una noche larga espantándolos.

La unica exigencia que hizo fue la de tener acceso al agua portable y para eso Emcali le suministró un tanque con suficiente agua para los tres días de arresto.

Así, en una humilde y estrecha habitación de la Escuela de Carabineros, pasa su primera noche en dentención el gobernador del Valle del Cauca, Ubéimar Delgado, pagando las culpas que otra administración debio cancelar a tiempo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas