Tu pareja es directamente proporcional a tu amor propio

Los límites, esos que olvidaste poner son los que definen tu futuro porque aunque una pareja no siempre es para toda la vida, si son tus maestros, vienen a enseñarte, a aportar a tu evolución.