Viernes, Agosto 17 2018

.

¡Tolimita!

Comparte esa condición solo con Santa Fé. Solo a los Cardenales y a los Pijaos les cabe el diminutivo en el letrero. Porque a los Diablos Rojos ese cariñito solo les suena bien en su remoquete: la Mechita. Nadie se atreve un Ameriquita, pues suena como a cacofonía, a capital del mangostino u a homosexual …

¡Tolimita!
Crédito de foto: Especial para 90miutos.co

Comparte esa condición solo con Santa Fé. Solo a los Cardenales y a los Pijaos les cabe el diminutivo en el letrero. Porque a los Diablos Rojos ese cariñito solo les suena bien en su remoquete: la Mechita. Nadie se atreve un Ameriquita, pues suena como a cacofonía, a capital del mangostino u a homosexual venido a menos. Y tampoco un Millitos, porque seamos honestos, Millonarios en una demostración de la soberbia capitalina. Del centralismo histórico que todo lo vuelve provincia. Un coletazo de la Atenas Suramericana, de creerse el ombligo de Colombia y del mundo. Cuzco -supongo- les pareció muy indígena. Los rolos viven todavía de la época de Eldorado, de la Saeta Rubia, del paso por demás fugaz de Alfredo Di Stéfano y sus amigos por el equipo. Y del triunfo 4-2 sobre el Real Madrid, que le valió lo del Ballet Azul. 70 años después -en 2012-, los bailaron en el Bernabéu 8-0. Puede usted hacer el ejercicio en diminutivo con todos los equipos del rentado nacional y ratificará esta premisa afectiva.

“Ni lechona ni tamal, mi Tolimita eliminó a nacional” gritaba eufórico un hincha furibundo en Ibagué, una ciudad a la que le sobra equipo y le falta hinchada, estadio y presidente del club. Ha sido protagonista y animador del torneo nacional en los últimos 20 años. Ha aportado jugadores a los diversos combinados nacionales. Y, como si fuera poco o faltaran argumentos, es la cuna futbolística de James Rodríguez, aunque haya nacido en Cúcuta y lo reclamen como propio los paisas. Ni el famoso Indio Pijao viajó a Medellín, pero fue el primero en la caravana entre el aeropuerto Perales y el estadio, luego de la hazaña. El senador Camargo –lo de senador se convirtió en primer apellido- ya comenzó a quejarse y negociar jugadores. Siempre los ha tratado como a los pollos de su galpón: pensando en las utilidades y la rentabilidad.

El Manuel Murillo Toro es un estadio pequeño con capacidad para 28.000 espectadores y no se llena casi nunca. Se ha remodelado y remendado varias veces desde 1955. No era para menos, fue construido en 55 días. Fue el único escenario que se salvó de la rapiña voraz de los XX Juegos Nacionales 2015 donde se robaron $151,500 millones de pesos, pero no le hicieron mayor cosa por fuera. Sigue siendo una glorieta con estadio. Sus hinchas son del departamento, porque esta es otra de sus particularidades, el Tolima no es un equipo de ciudad. Comparte esa condición con Atlético Huila y Once Caldas. Es el equipo de un departamento. Llegan de Cajamarca, de Coello, de Alvarado, de El Espinal, de Guamo, de sus 47 municipios. Pero no se llena casi nunca, como en los conciertos. Tal vez por eso es el mejor visitante del Torneo y lo ratificó con la eliminación de Caldas, Medellín y Nacional, en su propio patio. Duro revés para los paisas, que suenan así incluso en el norte del Tolima, del Valle del Cauca y en los más recónditos lugares de la patria donde se la pasan dizque refundándola. ¡Eh avemaría pues hombre! Colombianos hay en todos lados de Colombia.

Lo del Tolimita el sábado es una lección de vida. Otro homenaje a la bíblica metáfora de David y Goliat. De cómo un pequeño convencido de Dios y embravecido por la soberbia del contrincante, lo derrota para sorpresa de todos y gratitud propia y de los suyos. Muy pocos daban un peso por esta victoria. Las apuestas estaban cargadas al verde. La historia. La estadística. Y claro, RCN y WIN, cadenas de la organización Ardila Lülle propietaria de más de 50 medios de comunicación y segunda en manejo de audiencia. Había que ver la cara de sus comentaristas, no menos trágicas que sus acotaciones unos minutos antes del pitazo final: Decorosa campaña la del Tolima con este plantel. Debe darse por bien servido. Nacional es mejor línea por línea. Y un etc… largo y jactancioso.

Se quedaron con la 17 lista y la estrella viajó al pecho de los tolimenses. Segunda estrella para un equipo que hace rato dejó se der chico, aunque los periodistas del sistema lo sigan tratando así. Todos sabemos que la concentración de la propiedad de los medios de comunicación es a la vez concentración de contenidos. Ese discurso único del gran empresariado multimillonario en Colombia domina lo que se informa y comunica a la sociedad, sin posibilidad de ser puesto en discusión. Lo que pasa es que de cuando vez se les aparece un Tolimita y les agua la fiesta. Por eso, no culminaba la tanda de disparos desde el punto penal y los memes comenzaron a reventar las redes más que el balón las piolas del arco de Nacional.

La penetración social de este episodio futbolístico en el colectivo colombiano será mucho más fuerte de la que algunos consideran. Subestimarla, sería desconocer que alrededor del Tolimita estuvieron hinchas de muchos equipos que ven en Nacional la representación de la parte negativa del emprendimiento y el poderío paisa. Más allá de lo deportivo, están por ejemplo los coletazos de la Colonización Antioqueña y su política del arrasamiento; las históricas ejecuciones de Córdoba a quienes se negaban  a estar de su lado; la supuesta superioridad de la gente paisa que huele a nazismo rancio; la rivalidad de los carteles de la droga por el control sangriento del negocio; las roscas paisas que manejaron el fútbol colombiano y terminaron con el asesinato de Andrés Escobar; y por supuesto, los odios y los amores que despierta el uribismo. Estos momentos emocionales pesan mucho en Colombia.

Comprobó Tolimita que hasta el momento y desde todos los tiempos la única invencible es la muerte. La fuerza que tuvo no radicó en el poderío económico, sino en la unidad indomable de un equipo, de un sueño.

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas