Martes, Abril 24 2018

.

Sobre Verbos, por Lizandro Penagos

  El 2014 nos deja…   La mejor participación de Colombia en un Mundial de fútbol. Una tripleta técnica tenaz en Brasil 2014: Suárez, Rueda y Pinto. A James instalado en la élite futbolística, menos tatareto y millonario. Al tigre Falcao debatiéndose entre las lesiones y la publicidad. A un grupo de muchachos que ha …

Sobre Verbos, por Lizandro Penagos

 

El 2014 nos deja…

 

La mejor participación de Colombia en un Mundial de fútbol.

Una tripleta técnica tenaz en Brasil 2014: Suárez, Rueda y Pinto.

A James instalado en la élite futbolística, menos tatareto y millonario.

Al tigre Falcao debatiéndose entre las lesiones y la publicidad.

A un grupo de muchachos que ha hecho más que todas las embajadas.

A un país agradeciéndole a la querida del Bolillo.

Un rentado del fútbol profesional colombiano de bostezo.

Al Envigado en la Lista Clinton.

Al América conforme en la B y captando.

Las amarguras de los azucareros del Deportivo Casi.

La Santa Fe de Millonarios.

Un Nacional que como los paisas lo invade todo.

Un Chará cada vez más parecido al Depredador de Schwarzenegger.

Los pesos de la Anglo Gold Ashanti sobre el Deportes Tolima.

El nacionalismo de Homecenter y Pacific Rubiales en la tricolor.

A Pelé en cuidados intensivos.

Más comerciales terribles del Pibe Valderrama.

La inteligencia y la concreción de Nairo cuando habla y cuando corre.

La esbelta inmensidad de los saltos de Caterine Ibargüen.

Las medallas de oro y la sonrisa de diamante de Mariana Pajón.

La soberbia cultural de la otra Mariana.

A Orlando Duque como el mejor clavadista del mundo.

Al pueblo colombiano clavado con más impuestos.

El menudo problema de la escasez de monedas de 500 y de mil.

Una reformitis aguda, crónica e incurable.

A un Santos reelecto y erecto como el artífice de la paz.

Un Proceso de paz en proceso, con decesos y abscesos.

Unas FARC-EP repuestas, unos guerrilleros gordos y una paz flaca.

Unos comandantes de frente de espaldas a La Habana.

Un Fidel cuyo mayor desafío hoy es estar vivo.

Al general Alzate perdido en varios laberintos.

A un Petro combativo, progresista y arrogante.

A unas hienas mediáticas alimentándose de la carroña y su soberbia.

Una Plaza Santamaría fría y unos toreros bebiendo sangría.

Unos medios más incompletos que nunca.

Una población LGTB que le teme cada vez menos al Procurador.

Una Claudia López con los pantalones mejor puestos del país.

Un señor de veras Honorable llamado Jorge Robledo.

Un Procurador sin pantalones.

Un Presidente con los pantalones mojados.

La urna de cristal opaca y ennegrecida.

Una Gina que es una parodia de Ministra.

Un Congreso cuyo centro es Uribe.

Un Uribe EPL: esquizofrénico, paranoico y locuaz.

Un camaleón rapado llamado Roy Barreras.

Un ELN lagarto auto invitándose a un baile.

Un Polo derretido.

Un Partido Verde inmaduro.

Un Partido Conversador azul de metileno.

Un Partido Literal rojo desteñido.

Un Cambio Radical igualito a todos.

Un Partido de la U que giró en prohibido.

Un Lucho paliducho y burócrata.

La tristeza de no tener un Correa.

La certeza de que jamás tendremos un Evo.

La esperanza de tener algún día un Mujica.

Los tales paros y el tal trabajo de los Congresistas.

Una justicia politizada, paralizada, parcializada, pagada.

Unas muertes comerciales ridículas para los cerebros de Interbolsa.

Los lujos prohibidos de los Nule en la cárcel.

Una persecución implacable tipo Pirelli contra Morelli.

Unas cárceles hacinadas para los que no tienen plata.

Unos canales públicos privados de recursos y unos privados, de calidad.

Unas noticias nacionales que no le importan sino a Bogotá.

A Pirry sobrador bailando El serrucho.

A Luis Carlos Vélez en el más oscuro de sus ángulos.

A Pablo Escobar como el referente de colombianidad gracias a la tele.

Las erizadas y las encolerizadas de Amparo Grisales.

La idealización adulta y telerreal de La Voz Kids.

La saña de Siguiendo el rastro y Séptimo día.

La personalidad que le da a Colombia Los puros criollos.

La columna de La Ranga, Margarita Rosa, en El Espectador.

Un Jota Mario más calvo, gordo, tonto y rico.

Una Vicky Dávila payaseada por Gustavo Lenis.

Un tercio del país que no aparece en los noticieros.

A los grupos Aval y Prisa comprando medios enteritos.

La desnudez de Soho tras la partida de Daniel.

Los callos de los abogados que perdieron el caso San Andrés.

Una Iglesia arrodillada y arrollada por la competencia espiritual.

Un Chespirito chispotiado, chateado y chamuscado.

Películas como Los Hongos, Dolores, Infierno o Paraíso y Don Ca.

La lista jai del Hay Festival 2015.

La muerte del poeta de la casa y la desazón de ningún reemplazante.

Todos los libros que no nos hemos leído y los que debemos releer.

 

Y una lista de tareas como nación que necesitará mínimo 100 años.

 

Acerca del Autor

Lizandro Penagos

Nací en San Antonio Abad del Páramo de Nuestra Señora de los Dolores. Un pueblecito del Tolima que produce café, ganado y mucha lástima. Hizo parte de La Cortina, un muro imaginario de las guerrillas liberales, gérmenes de las FARC-EP. Allí nací, sietemesino. Allí mataron a mi padre hace más de 20 años. Allí vive aun mi madre, sola. Y allí pienso escribir literatura. Mientras tanto, hago y enseño periodismo en la UAO. Hice televisión y una hija. Publico donde me dejan y sobre cómo leo la existencia.

Noticias Relacionadas