Martes, Octubre 23 2018

.

Señales de abandono

Una señal vial le cuesta a la ciudad cerca de 180.000, el robo o la destrucción de las señales de tránsito le cuestan a los ciudadanos 800 millones al año.

El robo o la destrucción de las señales de tránsito en Cali les cuestan a  los ciudadanos miles de millones de pesos cada año, sin contra con  las reparaciones por los trabajos de limpieza, pintura y enderezamiento de las señales dañadas por vandalismo.

“Hay puntos de intolerancia, sabemos nosotros que estos son elementos públicos  y eso ha generado que en algunas ocasiones  inadaptados causen este tipo de daño, no solamente a nosotros como como Secretaría de Movilidad sino a los ciudadanos de Santiago de Cali que son los que pagan todas estas consecuencias”, indicó William Bermúdez, coordinador de guardas de tránsito.

La Secretaría de Tránsito sostiene que cuando es destruida una señal, el problema no es solamente su costo, sino también  los costos sociales por el incremento en  riesgos de accidentalidad, sobre todo en lugares donde  se incrementa el tránsito de vehículos, como es el caso del sur de Cali.

De esta manera, James Gómez, director de movilidad Urbavial expresó que  es “importante mencionar que las señalizaciones son claves para la movilidad, claves para la seguridad vial, una buena señalización que te informe, que te dé a tiempo de las indicaciones puede hacer que el ciudadano tenga claridad y evité que se genere en situaciones riesgosas en la vida. Una mala señalización hace que la ciudad genere zozobra, que no se encuentren rápido las cosas y además causar accidentes de tránsito”.

Le puede interesar :

Bacterias intrahospitalarias: amenaza invisible

Las autoridades están preocupadas, pues con el aumento de la instalaciones  de las nuevas señales también están aumentando el deterioro y el constante robo de estas.

Por su parte el secretario de transito, Juan Carlos Orobio aseguró que “nos hemos encontrado con ciudadanos, si así se les puede llamar, vienen atacando esta infraestructura dañando la señalización, son hechos que atentan contra la cultura ciudadana y finalmente terminan poniendo en riesgo las facilidades de movilidad de todos los ciudadanos”.

Y es que algunas señales están semiocultas, aumentando el riesgo de accidentalidad , otras ya cumplieron su vida útil de información y aún continúan en pie.

Rafael Humberto Flórez, ingeniero de transporte y via, explicó que “cerca del 50% de las señales no cumple con la normatividad y si no cumple con la normatividad carecen de validez”.

Pero no es solo eso,  las señales de tránsito también tienen  otros enemigos que inciden en  su deterioro, además del vandalismo figuran la lluvia,la polución, las partículas de tierra, los gases y los accidentes de tránsito.

Así mismo Victor Hugo Vallejo, abogado experto en movilidad mencionó que “desafortunadamente, en materia de señalización vial, las señales quedan expuestas absolutamente al medio ambiente y en este  lo que más daña es el factor humano, que puede ocurrir o por accidentes, es decir conductas culposas, o proposiciones que se formulan ciertos vándalos de destruir lo que a ellos les molesta, porque simple y llanamente les molesta la regulación”.

Además agregó que “ una señal vial, básicamente, es una señal de vida, de tal manera que esa señales donde quiera que se encuentre la obligación del ciudadano de todos los ciudadanos es cuidarlas”.

Le puede interesar :

Menores infractores, no todo está perdido

 

Lo que se busca con  estas  nuevas piezas informativas  es que sean reconocidas sin ninguna dificultad por los conductores, ciclistas, peatones, así reducir los accidentes  y mejorar el ambiente visual.

Por su parte James Gómez , director de movilidad Urbavial, expresó que “no podemos hacer la señalización hoy y volverlo hacer dentro de dos años, hay que hacerle un mantenimiento periódico. Creo que Cali se está dando la pelea en eso pero nos toca todavía meterle mucho más y mucha mayor planificación para que la señal que donde tiene que estar y para lo que necesita”.

Sin embargo, el fin de semana pasado fueron destruidas más de 20 señales de tránsito ubicadas en el sur de la capital del Valle.

Igualmente Juan Carlos Echeverry, director de planificación de Metrocali, opinó que “no tiene presentación que dos y tres ciclistas mensualmente mueren en las calles de nuestra ciudad y ese tipo de infraestructura es la que ayuda a preservar la vida”.

De acuerdo al Código Penal esta forma de vandalismo merece una sanción severa, incluso la cárcel, sin embargo, nadie ha sido procesado ni encerrado por destruir las señales de tránsito.

Señales de abandono, en cifras

Estas son las cifras que se manejan en Cali frente a las señales de transito. Una señal vial le cuesta a la ciudad cerca de 180.000, el robo o la destrucción de las señales de tránsito le cuestan a  los ciudadanos 800 millones al año.

Sin embargo, el año pasado la Administración Municipal  tuvo que arreglar 1.200 señales destruidas por los vándalos.

Los concesionarios de las mega obras que aún faltan por construir se comprometieron a invertir el  uno por ciento  del presupuesto en señales y demarcación vial.

Para poner el día todo el sistema de semaforización de la ciudad se requieren  cerca de 8.500 millones de pesos.

Además Cali necesita unos 10.000 millones de pesos  anuales para mantener todo el sistema de regulación, que incluye semáforos, señales verticales, demarcación y reductores de velocidad, pero sólo se invierten 3.000 millones de pesos.

Vea también :

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − two =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas