Martes, Diciembre 11 2018

.

Se los llevó el diablo, América estará un año más en la B del fútbol colombiano

La nómina americana del segundo semestre no aprovechó ninguna de las tres opciones que el campeonato de ascenso le dio para regresar a la primera división. Los rojos vencieron al Cúcuta 1 – 2, pero en el global, no les alcanzó. 5 por 3 terminó la serie ante los motilones, que se quedan en la …

Se los llevó el diablo, América estará un año más en la B del fútbol colombiano

La nómina americana del segundo semestre no aprovechó ninguna de las tres opciones que el campeonato de ascenso le dio para regresar a la primera división. Los rojos vencieron al Cúcuta 1 – 2, pero en el global, no les alcanzó. 5 por 3 terminó la serie ante los motilones, que se quedan en la primera división.

Crónica de una muerte anunciada:

Desde el partido en el Pascual Guerrero en Cali, el pasado viernes 7 de diciembre, América había marcado el camino de su propia sentencia. El 4 por 1 en Cali, era un resultado muy largo para voltear la papeleta. Sin embargo, no era el resultado lo que generaba la incredulidad. Lo era la falta de fútbol del cuadro escarlata.

Los nortesantandereanos tenían su fiesta armada y la disfrutaron. Con la tarea cumplida desde el cotejo de ida, los motilones esperaron en la cancha a los que tenían la obligación y la angustia por cambiar la historia.

Los dirigidos por Lara saltaron con vértigo, arremetiendo contra su rival, pero carentes de efectividad ante la portería defendida por Estacio.

Aunque notoriamente tocados por la necesidad, lucieron menos inseguros, pero no lograron hilvanar jugadas de más de tres o cuatro toques, con contundencia. Por momentos se repitió la historia: correr y correr sin profundidad, aunque esta vez, con mayor posesión del esférico, pero sin hacer daño.

En el minuto 39 de la inicial, Víctor Uribe, ante un pase milimétrico del argentino Emanuel Molina, se anticipó a la mediocre, lenta y poco intuitiva defensa del América y con facilidad venció al juvenil Andrés Mosquera, que poco o nada pudo hacer para evitar que la pizarra en el General Santander se pusiera 1 – 0; y en el marcador global 5 – 1, a favor del Cúcuta Deportivo.

Con ese mazazo a la esperanza roja, se fueron al descanso.

La etapa complementaria se dibujó como la continuación de la inicial: las ganas de los rojos y su escaso fútbol, y la tranquilidad de los motilones que llegaron a presentar el examen con la lección aprendida.

Lara, a quien en las últimas contiendas de los rojos no se le sintió la mano del técnico que imprime jerarquía y transmite la confianza a su gente, ingresó a Héctor Hugo Hurtado.

Y fue precisamente ese hombre, a lo mejor el más veterano, el mayor, el de la experiencia nacional e internacional el que le dio un tinte de dignidad a la debacle americana. El volante marcó en el minuto 79 y en el 85, los dos tantos que dibujaron una “muerte medio decente”, con un 5 por 3 en el marcador general de la promoción.

América se quedó en la B porque su curva de rendimiento cogió hacia abajo cuando más jerarquía necesitaba. Sus jugadores, en lo individual, no mostraron la grandeza deportiva que requieren las instancias definitivas en un equipo que había acostumbrado a su hinchada, desde siempre, a sufrir, más no a vivir en un desapego por la institución, debido a la perversidad de sus actuaciones.

En la B, estaba claro que las cosas no serían fáciles. Pero no fueron los rivales. América fue su propio enemigo y los demás siempre motivados, cobraron por ventanilla cada uno de los errores de las diferentes nóminas que alineó Lara, sin éxito en el segundo torneo del año.

En 2011, Patriotas marcó una de las peores páginas de las huestes rojas. En 2012, el primer semestre esperanzó a los aficionados escarlatas. Pero en el segundo campeonato, América fue un equipo de la B, jugando el torneo de la B, con rivales superiores en nómina, rendimiento y resultados.

Los directivos rojos no se ocuparon en reforzar el plantel y asegurar así el regreso del equipo vallecaucano a primera.

Se confiaron, al igual que el cuerpo técnico y trajeron sólo tres o cuatro figurillas imberbes, de barro, sin sentido de pertenencia, y no gente con experiencia y profesionalismo, con esa con la que se ganan títulos y no sólo partidos, y como consecuencia, fue evidente que les pesó ponerse una camiseta con historia.

Era inviable que América, al dejar escapar la primera opción de ascender de manera directa y posteriormente, tras caer vencido por un equipo de la B, como Alianza Petrolera, en la segunda oportunidad, pudiera clasificar en la promoción ante una escuadra de la A, como el Cúcuta, que no había terminado la liga, ni mucho menos jugando mal, y al que poco le faltó para clasificar a las semifinales.

En ninguno de los 360 minutos en los que América se jugó el ascenso, mostró con qué podía superar a sus rivales.

Alianza Petrolera lo hizo ver muy mal en Envigado, y en Cali, a pesar de ganar 1×0, y perder desde la lotería de los tiros libres del punto penal, tampoco pudo marcar la superioridad necesaria durante los 90 minutos, para alcanzar el ascenso.

Y en su turno, el Cúcuta aprovechó la debilidad mental de un grupo vapuleado y lo aplastó ante su propia gente, a tal punto, que ni siquiera ganando en la revancha, les alcanzó para sobrepasar los cinco goles que les hicieron en dos juegos.

Quedan factores como las lesiones en momentos claves y en hombres desequilibrantes como Paulo César Arango, los incentivos económicos que les prometían las directivas de los otros equipos a sus jugadores por vencer al América, pero además, que a la par, los premios para los jugadores escarlatas, cuando, por ahí, de vez en cuando llegaban, eran paupérrimos.

Eduardo Lara se va sin cumplir su objetivo y la promesa a la hinchada. La nómina roja, que nunca pudo llamarse equipo en el segundo campeonato, sale por la puerta de atrás, con pocos hombres por rescatar, como los uruguayos Lalinde y Schenone y el colombiano Steven Mendoza.

Por lo demás, nada para destacar. Ahora la afición roja espera que la dirigencia tenga vergüenza y arme un equipo menos regular para la próxima temporada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

thirteen − 13 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas