Miércoles, Junio 20 2018

.

Se hace historia: el robot ‘Philae’ aterrizó por primera vez en un cometa

El robot Philae logró aterrizar en el cometa 67/Churyumov-Gerasimenko, según lo confirmó la sala del Centro Europeo de Astronomía Espacial de la ESA (ESOC), de Villanueva de la Cañada (Madrid), en lo que sería un hito en la exploración espacial comparable al primer alunizaje. Este hecho considerado como una conquista espacial se ha logrado a …

Se hace historia: el robot ‘Philae’ aterrizó por primera vez en un cometa

El robot Philae logró aterrizar en el cometa 67/Churyumov-Gerasimenko, según lo confirmó la sala del Centro Europeo de Astronomía Espacial de la ESA (ESOC), de Villanueva de la Cañada (Madrid), en lo que sería un hito en la exploración espacial comparable al primer alunizaje.

Este hecho considerado como una conquista espacial se ha logrado a 510 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, por lo que la señal tarda en llegar a la Tierra 28 minutos y 20 segundos, debido a esto es que solo hasta las 5:00 p.m. (hora España) los científicos han podido comprobar que Philae ha logrado anclarse a la superficie helada del cometa y anunciarán si la misión ha sido un éxito.

Desde el 6 de agosto, la sonda no habitada se desplazaba a escasas decenas de kilómetros del cuerpo celeste y a más de 500 millones de kilómetros de la Tierra, acompañándolo en su desplazamiento a medida que se aproxima al Sol.

El robot Philae que tiene forma de un cubo y pesa 100 kilogramos aterrizó en una zona cuidadosamente seleccionada por los científicos que está situada en el lóbulo más pequeño de Chury, como está empezando a ser conocido popularmente. La zona, denominada J, fue bautizada por votación popular como Agilkia.

La misión es de gran complejidad puesto que la actividad del cometa era imprevisible y podía aumentar de forma repentina la emisión de polvo y gases, dificultando el aterrizaje.

Además de desde ESOC, en Darmstadt, se vigiló el descenso del robot Philae desde el Centro de Control del Módulo de Aterrizaje, en el DLR, en Colonia (Alemania) y desde el Centro de Operaciones Científicas y de Navegación del Módulo de Aterrizaje del CNES, en Toulouse, (Francia).

El madrileño Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC), situado en Villanueva de la Cañada, también tiene un papel destacado en la misión Rosetta, en concreto, de su parte científica. Los investigadores han seguido desde allí el desarrollo de las maniobras.

La sonda se desprendió siete horas antes de la nave Rosetta, que está dando vueltas al cometa, e inicio la caída hasta el suelo, hasta un lugar bautizado Agilkia. Nunca hasta ahora se había intentado el descenso del robot de un cometa, hasta que esta misión de la Agencia Europea del Espacio (ESA) se lo propuso hace más de 20 años.

El cometa viaja por el Sistema Solar en estos momentos a 55.000 kilómetros por hora. La Rosetta, co el Philae enganchado, partió de la Tierra hace 10 años y ha cumplido un viaje de 6.400 millones de kilómetros hasta llegar al 67P/Churyamov-Gerasimenko.

La nave Rosetta acompañará a Chury en su viaje hacia el Sol para ser testigo de cómo estas rocas heladas se transforman a medida que se acercan al astro rey.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × two =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas