Domingo, Agosto 25 2019

.

¿Se deben retirar las bases militares de la zona urbana de Cali?

Nuevamente se despertó la polémica por la presencia de los cantones militares en el interior de la ciudad que impiden el desarrollo de sectores como la Comuna 8 y la Comuna 18. La movilidad uno de los temas a solucionar.

Tras el fallo judicial que impide la construcción de edificaciones mayores a dos pisos en los alrededores de la base aérea Marco Fidel Suárez, en Cali se despertó nuevamente la polémica por la presencia de los dos cantones militares en la zona urbana.

Tanto la Escuela de Aviación, como el Distrito Militar Pichincha, componen una buena parte de la Comuna 8 y de la Comuna 18, respectivamente, lo que, para autoridades y vecinos del sector, han impedido el desarrollo urbanístico de la ciudad.

Para Gersaín Vega, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Colinas del Sur, aledaño a la batallón de la Avenida Quinta, la presencia de la base militar no representante, necesariamente, un fortalecimiento de la seguridad del sector, pero sí un gran impedimento para la circulación del parque automotor del sector.

“Nosotros en la Comuna 18 las únicas vías son la carrera 80 y en el sector de Meléndez. Sin embargo, durante muchos años hemos tenido barricadas que no permiten el paso de la gente, impidiendo el paso de 500 motos y por lo menos 200 carros que se movilizan desde tempranas horas de la mañana”, aseguró el Presidente.

Vega aseguró que este tipo de obstrucciones solo han podido quitarlas a través de fallos judiciales a favor de la comunidad, la última hace poco más de 10 años, cuando lograron abrir el paso de la carrera 80, al lado del Hospital Psiquiátrico del Valle.

Sin embargo, el tema más importante que no ha podido ser desarrollado en definitiva en esa comuna es la ampliación de la megaobra de la continuación de la Avenida Circunvalar, la cual tuvo que ser suspendida debido a que el batallón Pichincha no cedió el terreno.

“Ahora la obra incluso la están cobrando y eso nunca la terminaron. Ahí se iba a realizar un hundimiento y ahora no se pudo hacer, pero sí continuamos con los problemas de movilidad, uno de los más críticos del sector”, finalizó Vega.

Asimismo, ediles y representantes de la Comuna 8 culpan los argumentos de la base de no construcción de edificaciones aledañas al cantón por una posible interrupción que ponga en riesgo las operaciones del comando aéreo, en el crecimiento de proyectos de vivienda que no cuenta el sector.

Sonia Montoya, edil de la comuna 8 y presidenta de la Jal indicó que, “Cali ha crecido significativamente con el paso del tiempo. A pesar de que cuando ellos llegaron la ciudad no tenía un desarrollo hacia este sector, ahora sí está sucediendo y ahora no hay dónde construir”.

Para los habitantes del sector, uno de los proyectos más grandes que ha impedido la presencia de la base aérea en la zona urbana, es aquel que se iba a realizar en el lote de la antigua Bavaria, en donde se iba a construir torres de vivienda, centros comerciales y hasta un hospital, pero que no pudo ser ejecutada, ya que la guarnición militar, exige un espacio abierto de por lo menos 4 kilómetros a la redonda.

“La otra parte que implica es la convulsión de movilidad que tenemos en el sector ya que, adicional a todo, los militares cierran la carrera 8 y se convierten trancones absurdos. El bien general debe primar sobre el bien particular”, precisó Montoya.

Actualmente, las dos bases militares que se encuentran en la ciudad tienen un espacio no menos a 227 hectáreas, lo que corresponde a 2 millones 270 mil metros cuadrados que, de acuerdo a la comunidad, podrían ser utilizados para el desarrollo de los caleños.

¿Qué dicen las autoridades?

De acuerdo con la Secretaría Jurídica de la Alcaldía de Cali, la presencia de la base aérea convertida en un comando de combate, pone en riesgo la seguridad de los habitantes de la capital del Valle.

“Las partes combatientes a través de sus fuerzas militares tienen que realizar todas las acciones tendientes a minimizar el riesgo que pueda producir una acción militar o que pueda producir una base cerca a la población civil. Hemos visto casos en otros municipios donde ataques de la guerrilla ha afectados a hospitales y colegios”, aseguró Nayib Yaber Enciso, jefe de esta cartera.

Entre tanto, datos de la Cámara de Comercio de Cali indican que existe un decrecimiento de por lo menos un 54 por ciento  en las licencias de construcción debido a que se deben realizar más trámites para recibir el permiso especial por parte de la fuerza aérea.

“Sin una persona quiere hacer un segundo piso de su casa tiene que pedir un permiso adicional, pero además, existe una incertidumbre si el permiso de la FAC se va a otorgar y por ende, se cancelan muchos planes de desarrollo”, contó Esteban Piedrahita, presidente de la CCC.

¿Que dicen los caleños?

Le preguntamos a nuestros seguidores en redes sociales acerca de nuestro tema del día y esto fue lo que nos respondieron:

 

Acerca del Autor

Noventa minutos 90

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas