Jueves, Septiembre 20 2018

.

Salud para la vida digna y no para los negocios

En Cali y la región se expresa hoy, la más profunda crisis del modelo de salud colombiano, que obedece a causas estructurales de una parte y fueron regladas a partir de la Ley 100, privilegiando el lucro sobre el derecho de la población para acceder al sistema. Otra arista que también ha contribuido a esta …

En Cali y la región se expresa hoy, la más profunda crisis del modelo de salud colombiano, que obedece a causas estructurales de una parte y fueron regladas a partir de la Ley 100, privilegiando el lucro sobre el derecho de la población para acceder al sistema. Otra arista que también ha contribuido a esta situación es la captura del presupuesto público destinado para la salud, por actores armados ilegales en unos casos y por sectores políticos a través de dinámicas clientelistas en otros.

En la ciudad, los trabajadores de la salud, estudiantes y diferentes voces en defensa del derecho a la salud, han dado a conocer la grave situación financiera a la que han llevado al Hospital Universitario del Valle (HUV), circunstancia que ha develando intenciones de intervención por parte del Gobierno Nacional. Ante esta crisis hay cada vez mayor consenso sobre sus causas, la intermediación y deuda de las Entidades Promotoras de Salud (EPS), la proliferación de alianzas público privada para la prestación de una buena cantidad de servicios, que representaron en otrora recursos importantes para el HUV, además de la utilización de la institución para materializar acuerdos burocráticos electorales.

A esta situación se suma la liquidación y traslado de los pacientes que eran atendidos en la Clínica Rafael Uribe Uribe, la cual funcionaba en la misma edificación donde en algún momento estuvo el Seguro Social que también fue liquidado, incrementando el traumatismo para los pacientes y los trabajadores de la Salud en Cali.

Sin perder de vista que en el Departamento del Valle del Cauca también se encuentran en una grave situación, el Hospital Tomás Uribe Uribe de Tuluá, el Raúl Orejuela Bueno de Palmira y el Departamental de Cartago, este último intervenido por la Superintendencia Nacional de Salud.

Ante esta grave crisis que enfrenta la ciudad y la región, en la provisión de bienes comunes y la protección de los derechos fundamentales, lideraremos el debate nacional para transformar el sistema de salud en el país, que supere el paradigma de la mercantilización y termine la intermediación de las EPS, exigiendo que estas últimas le paguen inmediatamente al HUV todo lo que deben.

Fortaleceremos la asignación del presupuesto municipal para el HUV, también para las IPS públicas de Cali de atención de primer y segundo nivel, así mismo complementaremos la oferta institucional en aquellos sectores con demanda insatisfecha.

Seremos implacables contra la corrupción y el clientelismo en la salud, no permitiremos que las ESE del Municipio sigan siendo fortines de partidos políticos y avanzaremos en la formalización laboral de los trabajadores de estas instituciones.

Desarrollaremos de manera concertada con trabajadores, estudiantes, asociaciones de pacientes y la ciudadanía, una política de salud pública Municipal, integrando las diferentes modalidades y niveles de atención, como referentes de desarrollo territorial. Reestructuraremos el sistema público de empresas de salud del Estado (ESE), dando énfasis a la humanización de los servicios.

La sociedad en su conjunto debe avanzar en la defensa de la salud como un derecho, impidiendo que siga siendo un negocio, debemos develar la corrupción y los responsables de esta crisis, de esta manera avanzaremos en la búsqueda del Derecho a la Ciudad.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three × 1 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas