martes, diciembre 1 2020

.

Los retos para trabajar unidos por Colombia

La coyuntura actual impone el reto de emprender un proceso de reactivación económica y social que recupere los millones de empleos que se han perdido y generar nuevos puestos de trabajo.

Los retos para trabajar unidos por Colombia
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Por Dilian Francisca Toro Torres

Asumir la dirección del partido de la Unidad Nacional por decisión de su Asamblea realizada este sábado 7 de noviembre, representa para mí una serie de grandes retos para apostarle a la unidad de esta colectividad, pero también para trabajar por la unión y el desarrollo del país.

Tal y como señalé en mi discurso de aceptación de este cargo, el partido de la U que ayudé a fundar hace 15 años sobre la base de fortalecer las instituciones, la unidad, superar la injusticia social y consolidar el estado social de derecho, tiene un compromiso de honor: proponerle a los colombianos soluciones responsables para ganarle la batalla al desempleo, a la informalidad y a la desigualdad y lograr así la paz y la reconciliación que estamos llamados a construir.

Ante la crisis generada por la pandemia, como partido debemos unirnos y renovarnos; ante el disenso debemos respetarnos, ante los duros momentos: debemos volver a los principios de unidad, de lucha por las regiones a través del diálogo social, para que por la vía de consensos ciudadanos nos convirtamos en los arquitectos del futuro.

La coyuntura actual impone el reto de emprender un proceso de reactivación económica y social que recupere los millones de empleos que se han perdido y generar nuevos puestos de trabajo, en un esfuerzo coordinado entre el Estado y el sector privado, para llegar a un crecimiento económico sostenido que nos permita avanzar en equidad y en bienestar y seguir apoyando la generación de incentivos para proteger el tejido empresarial, sobre todo a quienes generan la mayor cantidad de empleo, las micro, pequeñas y medianas empresas.

También es necesario construir un pacto social por Colombia, en donde nos pongamos de acuerdo desde las regiones sobre los problemas fundamentales de nuestras comunidades, porque estoy convencida de que la debilidad y fracaso de muchas políticas nacionales se ha dado por la desconexión con la gente y con el país regional.

Lea también: 

Hay que repensar el sistema de salud

Debemos concentrarnos en privilegiar la sociedad del conocimiento, que todos podamos acceder al uso de la tecnología para la innovación, la educación y el desarrollo.

Es esencial que como partido escuchemos y respaldemos las nuevas reivindicaciones que nos pide la sociedad y sobre todo la juventud. Es momento de adoptar estrategias para el crecimiento verde, implementando medidas para el cambio climático, que fije metas en la producción de energías renovables no convencionales, incentivando la economía circular y estimulando la reforestación para la gestión y sostenimiento del recurso hídrico.

Así mismo, se debe priorizar la salud pública y la atención primaria para que se preste un servicio integral continuo y sin barreras donde el centro del sistema sea el paciente. Pero también en el que se dignifique la labor del recurso humano en salud.

También, recuperar el campo garantizando su conectividad vial y digital; fortaleciendo las asociaciones agro empresariales; apoyando los agro emprendimientos de jóvenes y mujeres del campo; buscando que haya estímulos tributarios para el desarrollo integral y sobre todo buscando que los campesinos se conviertan en empresarios del campo.

Otro de los desafíos será trabajar por una seguridad integral de los colombianos, a una seguridad humana que vele por el respeto de los derechos fundamentales de la población; la promoción del desarrollo social, económico y cultural de las comunidades y por supuesto, la garantía de la presencia legítima del Estado para la protección de todos los ciudadanos.

Estos retos los acepto y asumo de la mano de un partido unido, con vocación de poder, un partido que no cae en los extremos, un partido de la gente, para la gente y por la gente. De este modo podremos construir un liderazgo colectivo desde las regiones y trabajar de corazón para darle voz a los olvidados de Colombia.

Vea también: 

Que les paguen a los residentes

Acerca del Autor

Dilian Francisca Toro

Es médica y cirujana de la Universidad Libre de Cali; especialista en Medicina Interna en el Hospital Servidores de Estado, de Rio de Janeiro y especialista en Reumatología de la Universidad de la Sabana; Especializada en Administración en Salud de la Universidad del Valle, y en Gobierno y Gerencia Pública, de la EAN. Fue elegida Senadora en el periodo 2002. En el 2006 fue elegida Presidenta del Congreso, integró entre otras la comisión Accidental de Salud, Paz y Acuerdo Humanitario y creó la Bancada de Mujeres, que sacó adelante la Ley 1257 que previene y sanciona la violencia contra la mujer y promovió leyes a favor de la equidad de género. En 2015 fue elegida como Gobernadora del Valle del Cauca. En este cargo orientó su gobierno en tres pilares en el Plan de Desarrollo “El Valle está en vos”: Equidad y Lucha contra la pobreza, Competitividad Departamental y Paz Territorial. Por su gestión fue destacada como la mejor Gobernadora de los departamentos de categorías 1 y 2, distinción otorgada por la fundación Colombia Líder. Actualmente es miembro del Comité de Expertos en Salud, Copesa, creado por la Gobernación del Valle del Cauca, para orientar y prestar apoyo científico, a las decisiones en el manejo de la Pandemia del covid-19 en el departamento. Es directora del Partido de la U, cargo para el cual fue elegida en la IX Asamblea Nacional del Partido, de noviembre de 2020.

Noticias Relacionadas