Respiramos a medias, vivimos a medias

¡A cada momento necesito recordarme a mí mismo que he de respirar, que ha de seguir palpitándome el corazón…!” Emily Brontë