viernes, abril 16 2021

.

Hay que repensar el sistema de salud

Hay que repensar el sistema de salud en Colombia y dar garantía de independencia entre los actores, para que las responsabilidades sean complementarias y no compartidas.

Hay que repensar el sistema de salud
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

El Gobierno solicitó con mensaje de urgencia ante la Comisión Séptima del Senado tramitar el proyecto de ley 010 para reformar el sistema de Salud en el país el cual, tal como funciona hoy en día, no es equitativo ni incluyente. Estos factores se hicieron más evidentes en esta Pandemia.

Y son muchas las falencias. Si bien el aseguramiento en el país tiene un alcance superior al 95%, el acceso efectivo a la salud está muy lejos de esos porcentajes, sobre todo en poblaciones étnicas, rurales y dispersas. En 2019, la mortalidad materna era de 46 por 100 mil nacidos vivos, pero en Amazonas, Chocó y Vaupés, estaban por encima de 100. 

Para completar, las EPS muchas veces no presentan sus redes y son evidentes las barreras administrativas en las autorizaciones para los especialistas y para muchos de los servicios, sin contar con las dificultades para la entrega de medicamentos. Todo ello provoca que tanto los diagnósticos como los tratamientos se hagan en forma tardía. 

En mi opinión hay que repensar el sistema de salud en Colombia y dar garantía de independencia entre los actores, para que las responsabilidades sean complementarias y no compartidas y así garantizar el cumplimiento de dichas responsabilidades.

Le puede interesar

Que les paguen a los residentes

Por ejemplo, yo propondría que las EPS cumplan su papel de asegurador, que realice gestión del riesgo, que sea garante en la prestación de servicios de salud y vele para que la población afiliada esté sana, lo que no debe hacer es prestar servicios. (Integración vertical). Para hacerlo, tendría que medir indicadores de salud a sus afiliados y con esto verificar si se está generando disminución de la morbimortalidad de las personas.

En cuanto a la prestación del servicio, debe ser integral, sin barreras administrativas, con acciones de complementación en áreas dispersas que deben suministrarse por el Estado de forma que se garantice la integralidad. Para ello, son fundamentales las redes integrales e integradas de salud establecidas en la Ley 1438, pero que no se han reglamentado.  Los prestadores deben organizarse y complementarse y garantizar continuidad en condiciones de equilibrio, permitiendo el desarrollo científico y el recambio tecnológico.

Yo quiero contarles que en el Valle del Cauca, en la administración pasada, con la Secretaría de Salud construimos una propuesta de redes integradas de servicio de salud en integración público-privada en todos los niveles de atención. Un modelo que garantiza la prestación con continuidad, sin barreras administrativas y que se inicia con la promoción de la salud y termina en la rehabilitación cuando ésta es requerida.

Las redes integradas, el fortalecimiento de la atención primaria y el fortalecimiento de la salud pública, esta última con acciones complementarias de la Nación y los Entes Territoriales, sería la única forma de permitir el acceso y la modificación de estilos de vida y de determinantes sociales con la garantía de que se usen plenamente los recursos de prestación de servicios que sería el 92% de la unidad per cápita.

Y otra cosa fundamental es formalizar el empleo en el sector salud. En la Pandemia se evidenció que no había contratación directa, muchos no tenían prestaciones sociales y no había recurso humano cualificado. Es importante estimularlos para que presten sus servicios en las zonas rurales y dispersas donde hacen más falta.

Más allá de los debates y controversia que pueda despertar la propuesta que está impulsando el Gobierno, lo fundamental es que las personas sean el centro del Sistema y como tal tengan salud con equidad, con oportunidad y calidad.


En otras noticias

Se debe reformar la Policía para recuperar la confianza

Acerca del Autor

Dilian Francisca Toro

Es médica y cirujana de la Universidad Libre de Cali; especialista en Medicina Interna en el Hospital Servidores de Estado, de Rio de Janeiro y especialista en Reumatología de la Universidad de la Sabana; Especializada en Administración en Salud de la Universidad del Valle, y en Gobierno y Gerencia Pública, de la EAN. Fue elegida Senadora en el periodo 2002. En el 2006 fue elegida Presidenta del Congreso, integró entre otras la comisión Accidental de Salud, Paz y Acuerdo Humanitario y creó la Bancada de Mujeres, que sacó adelante la Ley 1257 que previene y sanciona la violencia contra la mujer y promovió leyes a favor de la equidad de género. En 2015 fue elegida como Gobernadora del Valle del Cauca. En este cargo orientó su gobierno en tres pilares en el Plan de Desarrollo “El Valle está en vos”: Equidad y Lucha contra la pobreza, Competitividad Departamental y Paz Territorial. Por su gestión fue destacada como la mejor Gobernadora de los departamentos de categorías 1 y 2, distinción otorgada por la fundación Colombia Líder. Actualmente es miembro del Comité de Expertos en Salud, Copesa, creado por la Gobernación del Valle del Cauca, para orientar y prestar apoyo científico, a las decisiones en el manejo de la Pandemia del covid-19 en el departamento. Es directora del Partido de la U, cargo para el cual fue elegida en la IX Asamblea Nacional del Partido, de noviembre de 2020.

Noticias Relacionadas