Sábado, Octubre 20 2018

.

Piden soluciones por retorno a Cali de al menos 50 indígenas Embera Katío

Las autoridades en Cali aún no tienen conocimiento de retorno de estas familias, se calcula que en los últimos cuatro meses han llegado cerca de 50 personas pertenecientes a esta comunidad indígena.

Familias de Embera Katío provenientes de Risaralda, están retornando al centro de Cali, viven en condición de mendicidad y hacinamiento pagando cuartos por día, expuestos a la situación de violencia que se presentan en los sectores más vulnerables de la ciudad.

Las autoridades en Cali aún no tienen conocimiento de retorno de estas familias, se calcula que en los últimos cuatro meses han llegado cerca de 50 personas pertenecientes a esta comunidad indígena.

El cinco de mayo del año 2015 la personería de Cali y la alcaldía lograron sacar de sectores vulnerables del centro de la ciudad  y posteriormente devolver hacia Pueblo Rico Risaralda cerca de 200 indígenas Embera Katío. Sin embargo desde hace cuatro meses esta población está retornado a Cali. Parece ser que están siendo desterrados por grupos al margen de la ley que operan en esta en esta zona o víctimas de una red delincuencial que se dedica a la trata de blancas.

“Desde el departamento de saladas hacemos un llamado a todas las autoridades para que reforcemos la seguridad en torno a estas comunidades porque en risas, hemos detectado que muchas de estas personas que ejercen la mendicidad están siendo víctimas de una red de tratantes que los está llevando con falsas promesas a las ciudades como Cali o Bogotá para que ellas allá ejerzan la mendicidad y son explotados obviamente”, aseguró Mónica Gómez, coordinadora de Derechos Humanos Gobernación de Risaralda.

Los Embera Katío están llegando nuevamente al barrio El Calvario, Sucre y los sectores más vulnerables del centro de Cali. Alquilan cuartos en pagadiarios, piezas que no superan los cinco metros.  Viven en hacinamiento total con niños, expuestos a la violencia y las situaciones de inseguridad que se presentan cada segundo en este sector de la capital del Valle.

Vea también:

Policía llevó a cabo actividades de prevención, educación y recreación en colegios de Cali

Martha Murrí, indígena de Embera Katío, dijo que luego del traslado a Cali están padeciendo muchas necesidades entre ellas, ropa, comida y  mercado. Viven  de la caridad, son familias que alcanzan en su composición cerca de ocho o nueve integrantes, por lo regular la mayoría son niños, su único sustento es la mendicidad.

Igualmente, María Murrí, indígena de Embera Katío, dijo también que “he necesitado para el bebé, solo tengo nueve mudas de ropa”. Tienen muchas necesidades, pasan hambre y no ven la esperanza de poder regresar a sus territorios. Así como es el caso de Nelson Murrí, indígena de Embera Katío, aseguró que llevaba tres semanas en Cali.  

Los habitantes y líderes sociales del barrio El CalvarioSan Pascual y Sucre, señalaron que son más de 16 familias Embera Katío las que se pueden encontrar en este sector, también aseguran que no son conflictivos ni tienen problemas con la comunidad, pero afirmaron que son vulnerables en medio de la población habitante de calle que rodea estos sectores del centro de la ciudad.

Le puede interesar:

Funcionario de la ONU habló sobre los asesinatos de líderes sociales en Colombia

Por su parte, Rubiela Ospina, líder del centro de Cali, defendió que los Embera Katío se encuentran “muy abandonados, vulnerables, ellos prácticamente indigentes”.

Igualmente Luz Huila, líder del centro de Cali mencionó que “sabemos que los Embera son prácticamente patrimonio y el Estado los tiene descuidados, no les ha cumplido como debe de ser, no han velado por la seguridad de ellos”.

Andrés Santamaría, ex personero de Cali y quien en el año 2015 lideró la migración de esta comunida hacia Pueblo Rico, señaló que los Embera Katío han retornado porque no hay política de seguridad ni en Risaralda, ni en el Valle del Cauca que les permita mantenerse en sus territorios

Además denunció que la Alcaldía de Cali no siguió los procesos y por esta razón, no tiene conocimiento de porque estas comunidades están retornando a la ciudad.

“Ellos deben exigirle a las autoridades de Risaralda y de Puerto Rico, tomar todas las medidas para garantizar la estabilidad y la permanencia en sus territorios de esta comunidad indígena, en seguridad económica y seguridad de no violencia contra ellos”, indicó el ex personero de Cali, Andrés Santamaría.  

Los Embera Katío mientras tanto siguen su rutina salen a las calles a las 6 de la mañana y retornan a los cuartos a las siete de la noche, viven de las monedas se comunican con su lengua indígena y se protegen entre ellos.

Vea también:

 

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas