Lunes, Septiembre 16 2019

.

Pasos de animal grande en Jamundí

No es justo que Jamundí con tantas posibilidades de desarrollo, con tanta gente talentosa, se deba seguir sometiendo a ver como unos cuantos se enriquecen y no la dejan avanzar.

Pasos de animal grande en Jamundí
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Pasiones, intrigas, demandas, contrademandas, trincheras a un lado y al otro, una vez más estamos en época de elecciones, donde ser neutral es ser tibio, donde querer apoyar las ideas de un candidato es sinónimo de ser convertido en enemigo de otros.

La política me encanta por lo que es en su esencia: “Arte de Servir”

Los politiqueros la han pervertido y la han llevado a ser: “Arte de Servirse”

Vivo desde hace más de una década en Jamundí, donde hemos sido testigos de excepción de una ruleta de entradas y salidas de diversos alcaldes, en propiedad y/o encargados, por una cantidad impresionante de motivos que no tienen sentido traer hoy a colación.

Desde esta tribuna tampoco voy a entrar en la dinámica de acusar ni a defender que si están o no con la mona, o con los del combo, o que si ya fue o no alcalde, que si los demandaron o no, o que si hace parte de los negociados que se hacen en el Condominio en la vía Chipayá, ni bueno ni malo.  Creo que ya hay suficiente crispación de ánimos como para acabar de contribuir a meterle más candela a ese ejercicio.

Creo firmemente que Jamundí no se merece la suerte que tiene. Así de sencillo, así de contundente.

Jamundí parece absolutamente congelada en el tiempo.  Puedes ver una explosión en materia inmobiliaria, pero ese ejercicio que debería ser una consecuencia del crecimiento organizado y directamente relacionado con el desarrollo del Municipio, se ve acompañado de un desorden alucinante.

Le puede interesar: 

El Acoso en el “Corporativo”

No se ve un ejercicio serio y visionario por generar un desarrollo vial acorde para el crecimiento exponencial que traen las nuevas viviendas. Ni que decir de la carencia absoluta de un sistema de transporte público, capaz de ponerle freno al incontrolable fenómeno de motoratones y piratas organizados por Avantel y/o WhatsAPP.

Jamundí debería ser un paraíso organizado capaz de explotar positivamente el turismo, y no me refiero para que vayan a ver la desatendida y desorganizada plazoleta de cholados (parece presa de abandono total), sino al atractivo de sus paisajes, sus ríos, sus parajes de lujo para ciclistas ávidos de aventuras.

Debería ser una ciudad correcta y fluidamente interconectada con Cali a través de un tren de cercanías, así como con el MIO, la vía Cali-Jamundí con tres carriles como mínimo por sentido, conexión urgente con la Avenida Ciudad de Cali, interconectada en más puntos con una Avenida Cañasgordas que debería tener también tres carriles como mínimo por sentido hasta la glorieta de Alfaguara.  Y como para no olvidar, que se desplieguen bicicarriles, iluminación inteligente y vigilada para que no se sigan usurpando sus terrenos para beneficios particulares bajo la excusa del “Derecho al Trabajo”.

Zonamérica, la cercanía a las Universidades, deberían ser una clara invitación a adoptar acciones en pro de atraer el asentamiento de empresas de tecnología, biotecnología y/o en general asociadas a la industria del conocimiento, capaz de impulsar la economía local a niveles nunca antes vistos en Jamundí.

Se necesita un alcalde con pantalones, capaz de poner las cosas en orden, de decir las cosas sin pelos en la lengua, tomar acciones impopulares, poner en cintura el caos impresionante en el que está sumido el Municipio (ambulantes, motociclistas sin Dios ni Ley, contratistas  obligados a apoyar a XXXXX por tener que cuidar “sus puestos”, …), para dar un salto cualitativo hacia adelante que la saque del congelamiento en el que está sumido.

No es justo que Jamundí con tantas posibilidades de desarrollo, con tanta gente talentosa, se deba seguir sometiendo a ver como unos cuantos se enriquecen y no la dejan avanzar.

Llega la Esperanza dicen algunos.  La esperanza verde dicen otros. No comparto muchas de las formas y peleas que se cazan, sin embargo, sí reconozco como también lo hacen muchos de los que viven en Jamundí, que se respira la sensación latente en torno al deseo del cambio total de rumbo en el Municipio.  Andrés Felipe Ramírez es la opción más valiente y progresista que he escuchado entre los distintos candidatos a ser el próximo burgomaestre.

Se sienten pasos de animal grande en Jamundí.  Por el bien de todos, espero que llegue la esperanza a ser realidad y a enderezar el camino del desarrollo en el que hace mucho rato debería estar sumido el Municipio.

Voten por quien ustedes quieran, pero por favor voten a consciencia.

Hermes Ruiz

@hermesruizrinco

Lea también: 

El internet de las cosas en la gestión del talento humano

Acerca del Autor

Hermes Ruiz

Economista y MBA experto en soluciones tecnológicas aplicadas al mundo empresarial (Recursos Humanos 2.0, Estrategias Digitales, Accountability, Gestión del Conocimientos, Universidades Corporativas, etc). Me he desempeñado como Keynote Speaker en diversas universidades y foros especializados en países como España, México, Colombia, Uruguay, Argentina, Chile, Ecuador, entre otros.Actualmente soy Responsable de Optimismo y Soluciones WOW de OleWow Solutions’ Inventors, Representante de la Green Citizen Foundation, Miembro de la Junta Directiva de AIESEC Alumni Colombia, Presidente de la Alianza Iberoamericana de Consultoría, Miembro del Equipo Directivo del Green Citizen World Congress 2015 y Director de la Revista Visión MIPyme.

Noticias Relacionadas