Columnas

La Bacrim de la justicia

En cuanto al fiscal, es claro que su compromiso con los principales actores de la corrupción en la Rama Judicial y sus cuestionadas y erráticas actuaciones, lo han convertido en el peor fiscal en la historia del país.

La Bacrim de la justicia

En cuanto al fiscal, es claro que su compromiso con los principales actores de la corrupción en la Rama Judicial y sus cuestionadas y erráticas actuaciones, lo han convertido en el peor fiscal en la historia del país.

Compartir

La corrupción se enquistó en las altas esferas de la Rama Judicial. Debido a la total ausencia de control efectivo y gracias a la politización y el compadrazgo, magistrados de las altas Cortes y miembros encumbrados de la fiscalía crearon un perverso círculo de poder alimentado y retroalimentado por ellos mismos, mediante el sistema conocido como puerta giratoria. Tal y como ha quedado al descubierto en el caso del corrupto ex fiscal anti-corrupción Gustavo Moreno, esto permitió que se crearan verdaderas estructuras criminales, integradas por Magistrados, fiscales y abogados deshonestos, dedicadas a favorecer con impunidad a toda suerte de criminales.

Se equivocan quienes afirman que la corrupción en la Rama Judicial es culpa de la sociedad.

El sistema judicial colombiano, al contrario de lo que sucede en otros países, otorga inmunidad a los miembros de las altas corporaciones de justicia y de la fiscalía, pues todo el mundo sabe que en la Comisión de Acusaciones las investigaciones contra los aforados se resuelven políticamente y que a lo largo de la historia solamente ha producido la acusación del Magistrado Pretelt, debido a la presión mediática que tuvo el bochornoso caso de las coimas que supuestamente recibió. En consecuencia, tenemos altos administradores de justicia desprovistos de control, que hacen y deshacen, dilapidan el presupuesto o lo regalan a sus queridas, como lo hizo el fatídico ex fiscal Eduardo Montealegre y dictan sentencias amañadas, muchas veces de manera abierta y descarada, sin que corran el más mínimo riesgo de ser investigados y juzgados por sus actos.

Lea también:

https://90minutos.co/abuso-sistema-justicia-y-papel-medios-comunicacion-25-07-2017/

A propósito de Montealegre, el hecho de que no esté tras las rejas, pese a la torcida “contratación secreta” que realizó con su amada Tocarruncho, demuestra que la corrupción hace parte del diseño mismo del sistema y que no es un fenómeno accidental provocado por personajes excepcionales, ni culpa de la sociedad como se ha querido señalar.

También yerran quienes sostienen que la corrupción en la justicia obedece a la falta de formación de los abogados en ética y valores democráticos.

Si revisamos las hojas de vida de los magistrados y fiscales salpicados en los recientes casos de corrupción, podemos advertir que son egresados de las más prestigiosas universidades del país y que además han llevado a cabo maestrías y doctorados en el exterior. Volviendo a Montealegre se sabe que estudio en Alemania, pero nadie duda de su baja estatura ética y moral.

El discurso de la ética y los valores, no es otra cosa que un discurso para adornar los libros y las conferencias. En la práctica, de nada vale la información que se tenga al respecto, si el sujeto no tiene la voluntad de ser coherente para trazar su proyecto de vida a partir de una reflexión permanente sobre las consecuencias de sus actos. Bustos dictaba clases de ética en sus intervenciones mientras lideraba una bacrim judicial.

Dejemos la gazmoñería y las lamentaciones a un lado. A grandes males grandes remedios. No podemos esperar que el gobierno, comprometido hasta la medula en la corrupción, o el Congreso, integrado, en buena parte por los corruptos que negocian con la bacrim judicial, saquen al país de este predicamento. La sociedad civil tiene la palabra. Es preciso entender que estamos frente a una verdadera tragedia nacional y que vamos rumbo al despeñadero. Las generaciones futuras nos juzgarán por lo que hagamos o dejemos de hacer  ahora. Guardar silencio, quedarnos a la expectativa o sucumbir impotentes significa darle el triunfo a los corruptos e instalar una cleptocracia, con la anuencia del pueblo.

Exijamos la renuncia de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Fiscal General de la Nación (don fiscal general) como un muestra respeto a la inmensa mayoría de colombianos que somos cero-tolerantes frente a la corrupción. Es evidente que no todos los magistrados de la Corte están comprometidos en la bacrim judicial, precisamente por esa razón quienes están libres de pecado deben dar muestras de decoro y promover una renuncia colectiva que obligue a la convocatoria inmediata a una Asamblea Nacional Constituyente, con el único fin de rediseñar el sistema judicial, para  proveerlo, entre otras cosas, de mecanismos de control expeditos y efectivos y hacer más eficiente la prestación del servicio.

En cuanto al fiscal, es claro que su compromiso con los principales actores de la corrupción en la Rama Judicial y sus cuestionadas y erráticas actuaciones, lo han convertido en el peor fiscal en la historia del país, por encima de Osorio y Montealegre, que es mucho decir.

Lea también:

https://90minutos.co/el-abuso-contra-katernine-martinez-y-la-defensa-de-las-buenas-costumbres-16-08-2017/

Don fiscal NHMartínez perdió la confianza de los colombianos. Su permanencia en el cargo solamente contribuye a profundizar la crisis en la justicia, alejando cualquier posibilidad de solución.

El Tribunal de Aforados, aunque una buena iniciativa, de nada servirá si la puerta giratoria sigue funcionando y las Cortes no son despolitizadas. Ojala los encargados de proveer los cargos en la Justicia Especial para la Paz no caigan en la trampa de nombrar magistrados a quienes provienen de altos cargos de la Rama Judicial y la Fiscalía, porque estarían instalando el mismo sistema que ayudó a corromper a la justicia colombiana.

Hagamos llegar nuestra indignación y reclamo a los oídos de los altos jerarcas de las Cortes y la fiscalía. Que escuchen la voz del pueblo en las calles reclamando justicia.

Si la corrupción es un cáncer que corroe la democracia y deslegitima las instituciones, la corrupción en la justicia es una peste que infecta a la sociedad y abre las puertas al caos y  la barbarie. La hora es ahora.

La opinión de los blogueros no refleja el pensamiento editorial de 90minutos.co

Le puede interesar:

Lee más noticias

Columnas

CMJ, una cita con la historia

Los Consejos Municipales de Juventud, CMJ. Creo, con toda convicción, que este se convertirá en un espacio fundamental de debate, crecimiento y desarrollo de futuros liderazgos.

CMJ, una cita con la historia
Especial para 90minutos.co

Los Consejos Municipales de Juventud, CMJ. Creo, con toda convicción, que este se convertirá en un espacio fundamental de debate, crecimiento y desarrollo de futuros liderazgos.

Compartir

Por Norma Hurtado Sánchez
Representante a la Cámara por el Valle del Cauca

Los jóvenes en Colombia siempre han sido protagonistas de gestas excepcionales, regalándonos históricos momentos que nos han marcado como país, en áreas tan importantes como el arte, el deporte, la academia, entre muchas otras. Es “normal” ver nuestros jóvenes triunfando en mundiales de patinaje, alcanzando medallas olímpicas, llevando nuestro nombre, con orgullo, por todo el mundo.

Le puede interesar: El deporte, factor transformador de sociedad

No obstante, nuestra patria no ha sido recíproca con las nuevas generaciones. Las cifras de desempleo en adolescentes van en alza, alcanzando un 23.3% en el año 2021. De igual manera, han persistido problemáticas tan álgidas como la deserción escolar, dificultades de acceso a educación superior, además de la ya mencionada barrera que se evidencia en el mercado laboral.

Pese a lo mencionado, soy una mujer que siempre busca ver las oportunidades aún en las más complejas situaciones. Vivimos en una democracia que nos brinda la oportunidad de elegir y ser elegidos; que nos posibilita acceder a espacios en los que podemos representar muchas voces que no son escuchadas, y llevar a diferentes instancias un mensaje sobre qué es lo que debemos trabajar, para hacer de esta hermosa tierra un mejor lugar.

Artículo relacionado

Eso, justamente es lo que pienso de los Consejos Municipales de Juventud, CMJ. Creo, con toda convicción, que este se convertirá en un espacio fundamental de debate, crecimiento y desarrollo de futuros liderazgos, que empoderará a las nuevas generaciones para que continúen esa importante labor de ayudar a construir país, de enriquecer el accionar local, regional y nacional, a partir de su particular forma de ver el mundo, y desde luego, de sus frescos conocimientos que se alimentan de la vitalidad y energía que trae consigo esa hermosa etapa de la vida. 

Nuestro deber es brindarles a los jóvenes mayores oportunidades, abrirles la puerta para que la política se convierta en otro de los escenarios en los que brillan con luz propia, y sin temor a equivocarme, tenemos que trabajar arduamente para lograr que sean actores de primera línea, tomadores de decisiones, visionarios, los nuevos líderes de Colombia.

 Todos los jóvenes tienen una cita el próximo domingo: salir a votar, a respaldar a sus líderes, a quien consideren que los representará de la mejor manera en los CMJ y empezar a ser protagonistas activos del ejercicio democrático, incluyendo en las agendas nacionales, departamentales y municipales, temas de juventudes que los involucren y los beneficien.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Columnas

No más lesionados por pólvora

Hoy le escribo a los padres de familias, a los adultos que tienen a su cargo a niños y niñas para que estén muy pendientes, y no permitan que sus hijos usen ningún elemento pirotécnico.

No más lesionados por pólvora
Especial para 90minutos.co

Hoy le escribo a los padres de familias, a los adultos que tienen a su cargo a niños y niñas para que estén muy pendientes, y no permitan que sus hijos usen ningún elemento pirotécnico.

Compartir

Llegó diciembre y con él las fiestas, despedidas, novenas y en general las festividades de fin de año y año nuevo, a lo largo y ancho del país; una época especial para compartir en familia, amigos, con las personas que amamos, pero tristemente se convierte en tragedia para muchos por cuenta del mal uso de la pólvora, que deja cientos de personas con lesiones, incluso con amputaciones; pero lo más triste es que muchos niños terminan afectados por estos elementos que deben ser uso exclusivo de personas expertas precisamente para evitar estas situaciones.

Le puede interesar: Varios aviones de guerra sobrevolaron a Cali este lunes: sepa aquí la razón

Datos del Instituto Nacional de Salud, INS, dan cuenta que en la temporada de fin de año y año nuevo 2020 – 2021, se presentaron 703 lesionados en todo el país; de estos, 243 fueron menores de edad; sí, 243 menores de edad que sufrieron algún tipo de lesión que les dejará secuela para toda su vida afectando en muchos casos su autoestima. A pesar de las campañas, se sigue presentado este triste panorama año tras año.

Artículo relacionado

Hoy le escribo a los padres de familias, a los adultos que tienen a su cargo a niños y niñas para que estén muy pendientes, y no permitan que sus hijos usen ningún elemento pirotécnico porque por inofensivo que parezca puede causar lesiones con secuelas por el resto de la vida. También quiero unirme al llamado que hizo la representante a la Cámara por el Valle del Cauca, Norma Hurtado Sánchez, a los alcaldes de todo el país, y en mi caso, especialmente a los del Valle del Cauca, a expedir los decretos que regulen la venta, transporte, uso y comercialización de la pólvora en esta temporada. Lamentablemente, el año pasado, en la misma temporada en nuestro departamento 87 personas sufrieron algún tipo de lesión por el mal uso de la pólvora. Los juegos pirotécnicos deben ser manipulados por manos expertas.

El trabajo conjunto entre las autoridades, las alcaldías y gobernaciones expidiendo la norma, y la corresponsabilidad de la ciudadanía, son el mejor equipo para prevenir tantos casos de personas quemadas con pólvora en esta época.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales:

Lee más noticias

Columnas

Bienvenidos los Juegos Panamericanos Junior

En el 2018, cuando se empezó a gestar la realización los Primeros Juegos Panamericanos Junior, desde mi labor como gobernadora del Valle nos comprometimos para que Cali y el departamento fueran las sedes de estas justas deportivas.

Bienvenidos los Juegos Panamericanos Junior
Especial para 90minutos.co

En el 2018, cuando se empezó a gestar la realización los Primeros Juegos Panamericanos Junior, desde mi labor como gobernadora del Valle nos comprometimos para que Cali y el departamento fueran las sedes de estas justas deportivas.

Compartir

Cali, Palmira, Buga y Calima-El Darién, pasarán a la historia por ser sede y subsedes de los primeros Juegos Panamericanos Junior, la cita deportiva que se realiza actualmente con la presencia de 41 países.

Se trata del evento deportivo internacional más importante que se lleva a cabo en la región en los últimos años, toda vez que convocará a más de seis mil personas entre atletas y miembros de las delegaciones de las naciones participantes; sin contar con la gran cantidad de turistas que vendrán para no perderse esta fiesta de hermandad entre países de la región.

Le puede interesar: En búsqueda de los nuevos liderazgos

En el 2018, cuando se empezó a gestar la realización los Primeros Juegos Panamericanos Junior, desde mi labor como gobernadora del Valle nos comprometimos para que Cali y el departamento fueran las sedes de estas justas deportivas.

Para lograrlo tuvimos que dar importantes pasos en la región. El primero fue fortalecer el sector deportivo con nuestro programa Valle Oro Puro; que no sólo promovió el deporte de alto rendimiento y formativo, sino que dejó una infraestructura con 350 obras, incluidos importantes escenarios, que se sumaron a la capacidad instalada que ya existía y a la experiencia en realización de grandes eventos que tiene el departamento.

Esto permitió que en enero del 2019 el entonces Coldeportes avalara nuestra postulación como sede de los juegos y en marzo de ese mismo año no otorgaran en San José de Costa Rica, su realización. Allí asistimos con una delegación de la que hicieron parte directivos de Coldeportes, el Comité Olímpico Colombiano e Indervalle, entre otros.

Artículo relacionado

El propósito de todo este esfuerzo ha sido volver a recuperar el civismo y la cultura ciudadana que en la región había surgido en 1971, cuando se realizaron los VI Juego Panamericanos y que significaron un cambio radical en el espíritu de nuestra gente y en su transformación social y urbana.

Pero obtener esta sede ha significado, sobre todo, una oportunidad que ahora toma mayor relevancia en medio de esta pandemia y es la reactivación de la economía, al poner en funcionamiento toda la cadena productiva, del turismo, la hotelería, de la gastronomía, la cultura, de la logística y los servicios de bienes, algo vital para el bienestar social de vallecaucanos y colombianos. 

Desde el comité organizador se calcula que para atender el certamen tan solo el sector hotelero necesitará de unas 62.000 camas que deberán ser contratadas con 47 diferentes hoteles que hay en la región. Mientras que desde el sector gastronómico ven en los juegos la oportunidad para recuperar parte de los 22.000 puestos de trabajo que se perdieron por la pandemia.

En una época llena de dificultades para la región, la consecución de la sede de los Juegos Panamericanos Junior, es un trabajo que hicimos de corazón para abrir una luz de esperanza, para dinamizar la economía, pero también, para que las nuevas generaciones vivan y sientan el espíritu y entusiasmo que hace 50 años generó una gran transformación. Ésta es la manera de apostarle a la construcción de ese país justo e incluyente que todos anhelamos.

La realización de los Juegos Panamericanos Junior es una oportunidad para que los caleños y vallecaucanos demostremos al mundo de qué somos capaces cuando nos unimos en torno a una misma causa. Por todo eso, bienvenidos jóvenes deportistas, los recibimos con los brazos abiertos. Esta es una tierra pujante, cálida y trabajadora, que los hará sentir como en casa.

Artículo relacionado

Sigue nuestras redes sociales: