sábado, septiembre 26 2020

.

OK, bommer

Es que la nefasta muletilla, deja al interlocutor como un imbécil y al emisor como un tarado que no logra la ilustración correcta

OK, bommer
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Yo sé que la han escuchado, que se la han dicho y, más aún, que la han padecido. Es una frasecita de aquellas que suelen significar todo lo contrario de lo que pregonan. Un comodín retórico que pavonea humildad, cuando en realidad esconde un tufillo de desdén por el otro, por su capacidad e inteligencia, que no alcanza a ser desprecio y mucho menos maltrato, sino un airecillo sobrador que apenas logra despabilar columnistas desocupados. Se trata de la muy ponderada y oronda: ¿Si me hago entender? Yo no sé a ustedes, pero a mí me genera una repulsión que no alcanza el vómito, pero bordea la náusea y el escupitajo.

La persona que la pronuncia, lo mira a uno con cierta conmiseración, con esa cara que les ponen a todos los santos para que uno desde abajo les mendigue piedad y absolución. Porque todos ustedes han visto esas imágenes -incluida la de Jesús-, aunque no sean creyentes, profesen otra religión o acudan a dejar sus míseras limosnas en otra iglesia y a otro pastor, que en breve estará en el Congreso. Sí, tiene usted razón, me desvié un poco del tema. Pero se me atraviesa otro símil, otra asombrosa revelación. Lo miran a uno como Duque miró al periodista aquel, que pasó del anonimato al lugar en la historia con el: ¿de qué me hablas viejo?

Pero esto no es política. No. Jamás. Nunca. Me niego a tirarme de entrada diciembre. Ya suficiente es soportar la navidad, esa siniestra imposición de felicidad. Pero volví a alejarme del tema, de la frasecita. Lo miran a uno como la versión gringa de Oscar D’ León, mira a las señoritas Colombia, como fachadas de cartel. Sí, así como Steve Harvey miró a Zozibini Tunzi, una negra que a punta de ideas claras, de verbo excelso y profundas convicciones, sorprendió a los jurados que cada año perpetúan el estereotipo de la Barbie. Es que lo miran a uno peor que como miró Uribe a Rafael Correa en la Cumbre de Rio en 2008, por allá en República Dominicana, la vecina rica de Haití, el paraíso de la miseria.

Vea también: 

Un articulito

Así como Abelardo De La Espriella mira a la humanidad, bueno, a esa gran masa que no tiene el dinero suficiente –casi siempre mal habido- para lavar su buen nombre e imagen. Así como Michael Rangel mira a sus rivales y como Teófilo Gutiérrez mira a sus amigos. Feo, muy feo Teo. Pero no puede negarse, y lo digo con nostalgia, cómo le hacen de falta estos gamines al fútbol. Así como miran Paloma Valencia, María Fernanda Cabal y María del Rosario Guerra a Vicky Dávila y Salud Hernández, una vez por semana. Así como Petro mira a Colombia, con esas pepas de aguacate que no se explican por qué tanta gente no entiende. Sí, así como el senador Carlos Felipe Mejía miró a Petro después de semejante peinada. No creo que esta comparación sobre. Y ahora que usted lo piensa, pues sí, reconozcámoslo, allá también hay gamines.

Porque somos un país que mira feo, rayado dicen las señoras de bien que van a misa de 6:00 y a las 7:00 hablan mal del prójimo. Miramos con desconfianza, y lo peor, somos un país que considera ignorante al otro, susceptible de engañarlo, de manosearlo para hacer efectivo cualquier tipo de manipulación, no importa si es sentimental o política. Otra vez se metió esta señora. Qué digo señora, esta meretriz que les pide el voto a los pobres y la plata a los ricos, para defenderos los unos de los otros. ¿Si me hago entender? A propósito de plata. Lo miran a uno como Ramón Jesurún, Luis Bedoya y Álvaro González, ven acumularse ese Baloto de señalamientos por recibir coimas y adjudicar negocios a dedo. Un Odebrecht minúsculo en este inmenso y eterno carrusel.

Es que creer a los semejantes estúpidos, es deporte nacional en Colombia. Y esa es la gran paradoja de este remedo de patria, que como la red, cuando más rota está, menos agujeros tiene para optimizar su trabajo. Y me refiero a la red como factor de cohesión social, una red educativa o comunitaria, científica o de promoción, no a las redes sociales como simples instrumentos tecnológicos de manipulación, ni al programa donde Mary Méndez mira a sus inofensivos compañeros de set, como cimera soberana rodeada de eunucos. Una red que nos cobije a todos, de la que no despotriquemos aquí y lloremos allende sus fronteras. Para que ningún Tío Sam nos vuelva a mirar como el sucio y tonto patio trasero.

Según un sondeo de la BBC Mundo, la frase en cuestión es la más odiada del español. (Lo siento, pero cuando flaquean los argumentos, hay que recurrir a la maldita estadística). Es que la nefasta muletilla, deja al interlocutor como un imbécil y al emisor como un tarado que no logra la ilustración correcta. Solo se le arriman en nivel de desprecio otras frases que suavizan la prepotencia: ¿Me explico? o ¡Con todo respeto! Aunque la segunda por lo regular matiza un vainazo de vastas proporciones. O el desacuerdo total. No me miren así, es cierto. Hagan memoria, yo sé que en “Polombia” esta escasea, pero intentémoslo. Ante la obviedad y la sencillez, la pedante majadería pregunta para emerger y figurar.

Don Modesto, un señor de por mi casa sin pelos en la lengua, pero lleno de vellos donde no se debe, me recuerda que ha encontrado una extraordinaria expresión para hacer la vida más tranquila, en un país donde cada quien cree tener la razón. Donde creemos que James y Falcao miran mal a Queiroz o este a Ospina. O en la que un presidente mira pero no ve, oye pero no escucha, le explican pero no entiende, y lo más grave, demuestra altivez es su bizarra sumisión. OK, boomer, que en español puede equivaler a ‘lo que usted diga’ o, de manera más despectiva, a ‘vale, viejo’, y se utiliza para conceder la razón desdeñosamente a alguien de una generación mayor y, de este modo, zanjar una discusión o poner fin a un sermón. Paro aquí. Amén.

Le puede interesar:

El entierro de un payaso

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas