Domingo, Diciembre 9 2018

.

O blanco o negro, aquí no cabe el gris

La paz es algo que debe nacer en cada uno de nosotros y me rehuso a creer que dependa de lo que se firme en un país centroamericano. De la misma forma como me rehuso a creer que entonces ahora todos los que en algún momento cuestionamos algunas situaciones relacionadas con el proceso somos enemigos …

O blanco o negro, aquí no cabe el gris

La paz es algo que debe nacer en cada uno de nosotros y me rehuso a creer que dependa de lo que se firme en un país centroamericano. De la misma forma como me rehuso a creer que entonces ahora todos los que en algún momento cuestionamos algunas situaciones relacionadas con el proceso somos enemigos de la paz. 

Yo no soy enemigo de esa paz ahora patentada por la izquierda beligerante, condicionada por las Farc, mal entendida por la derecha obtusa, anhelada por muchos, odiada por otros, pero al fin y al cabo sueño de todos los que queremos ver un país próspero con oportunidades y alejado de la corrupción. 

No soy enemigo de un país mejor. Soy enemigo de los oportunistas, soy enemigo de las personas que en los medios de comunicación hablan de paz pero incitan al odio llamando a otros enemigos de la paz, soy enemigo de los que a todo el que no está con ellos lo etiquetan como terrorista, pero soy enemigo acérrimo de la hipocresía con que la gran mayoría de nosotros hablamos de paz y esperamos la paz de Cuba, pero en nuestro círculo cercano somos más guerreristas que los (según la izquierda) "enemigos de la paz".

Es cierto que vivimos en un país totalmente polarizado por todo, sin embargo no es excusa para no cambiar. Nos matamos por el fútbol, nos matamos por el volumen de la música, nos matamos por la devuelta de una carrera de taxi, nos matamos porque si y nos matamos porque no.

Tal vez, si en lugar de esperar que la paz venga de lo que hablen entre los que sí son terroristas de verdad y los negociadores del Gobierno empezáramos por vivir en paz los que no estamos en la selva disparando, Colombia no estaría esperando noticias a cuenta gotas y oportunistas desde la mesa de negociación o a que firmen algo que aún no sabemos finalmente que será y que es lo que nos traerá.

Ñapa: lo del Coronel Ruiz y el Patrullero Marmolejo fue un asesinato vil y cobarde, en ningún momento fue una muerte en combate, así los señores de las Farc pretendan hacer ver las cosas de otra forma.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + eleven =

Acerca del Autor

Carlos Polanco

Periodista. Nuestro lugar común será ese momento en que no estamos de acuerdo. Fui testigo mudo del orden público por los últimos 6 años desde las instituciones, ahora puedo opinar. Consejo gratuito: sostenga fuera del micrófono lo que valientemente dice frente a él. Actualmente estoy en el sector privado y lo que digo acá solo me representa a mi. No insista aquí no se fia.

Noticias Relacionadas