Jueves, Agosto 16 2018

.

No seas el villano ni la víctima de tu vida

Ser los villanos de nuestras vidas así como fumar o beber en exceso también es un mal hábito: tiene consecuencias y nos aleja de ser felices y ser nuestra mejor versión.

No seas el villano ni la víctima de tu vida
Crédito de foto: Otto Valencia especial para 90minutos.co

Seguramente has escuchado o expresado frases como ‘’La vida es muy dura’’, ‘’El universo está en mi contra’’, ‘’Es que yo soy muy malo para esto’’, ‘’No, yo no soy capaz’’.

A diario, nos alimentamos de frases negativas incluso inconscientemente y esto es lo que atraemos a nuestra vida.

Es increíble como en muchas ocasiones somos los villanos de nuestra vida con palabras negativas, con malos pensamientos, dándonos ‘látigo’ una y otra vez y luego nos sentimos victimas preguntándonos porque la vida es así con nosotros, porque el mundo está en contra nuestra y por qué nada nos sale bien.
¿Cómo pretendes recibir lo positivo si todo el tiempo estás quejándote y llenándote de basura emocional?
Ten claro que recibes lo que das al mundo y a ti mismo.

Aquí un ejemplo: te despiertas y tu primera queja es el despertador, luego hay un sol increíble -hermoso para algunos pero detestable para ti porque te da calor- te quejas, hay lluvia entonces te quejas por el frio, está nublado -que día tan triste-, la cuestión es que siempre hay un motivo para la crítica.

Lea también:

Vivir ya es una ocasión especial

Llegas al trabajo y lo primero que piensas es que estás muy estresado y que será un mal día. ¡Perfecto! Así lo decretaste entonces el café se riega en tu camisa nueva, un cliente no llegó puntual a la reunión y hasta te acuerdas que no pagaste el recibo de la luz. Además, te recuerdas a ti mismo frente al espejo que amaneciste feísimo y que tu mala suerte continúa.

Pero llega el medio día y te encuentras a tu compañera de almuerzo y lo único que haces adivina ¿Qué es? Victimizarte. Entonces comienzas el discurso que ya todos se saben: ‘’No sabes lo terrible que ha sido mi día’’, ¿Por qué si uno es bueno le suceden cosas malas? ‘’Sabes, si yo tuviera un poco más de dinero, si mis padres no se comportaran así, si talvez mi jefe no tuviera mal humor’’; en conclusión los demás tienen la culpa y tú no tienes responsabilidad en nada, eres una víctima del destino, el mundo o hasta de un complot que todos los seres humanos tienen en tu contra.

Lea también:

Postergando el dolor: ¿Qué son los duelos congelados?

¿Te suena familiar? Posiblemente tú has sido alguna vez esta persona o leyendo esto has recordado a alguien así. Es importante tomar consciencia de que caemos en este juego de apuñalarnos y luego llorar porque sufrimos. Ser los villanos de nuestras vidas así como fumar o beber en exceso también es un mal hábito: tiene consecuencias y nos aleja de ser felices y ser nuestra mejor versión.

No caigas en esto, ten la valentía de tomar las riendas de tu vida, de no ser tóxico, cambia de discurso, di palabras bonitas frente al espejo, toma otra actitud ante las situaciones que surgen, no pretendas que todo te llegue del cielo, levántate a diario y trabaja duro por ello. Deja de culparte, juzgarte, agredirte y cuestionarte, sonríe aunque no tengas ganas, valora hasta el más mínimo respiro, recuérdate lo linda que eres, felicítate por ese logro que no esperabas. Hazlo por ti y solo por ti, porque finalmente la felicidad solo está en tus manos.

La opinión de los blogueros no refleja el pensamiento editorial de 90minutos.co

Le puede interesar:

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + nineteen =

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas