Sábado, Junio 23 2018

Mujeres, más amor propio y menos presión social

¡Nos venden mujeres que nunca se rinden como si el derecho de renunciar a lo que nos daña no fuese algo que todos merecemos!

Mujeres, más amor propio y menos presión social
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Ser mujer es maravilloso y definitivamente no lo cambiaría por nada sin embargo en este mes especial es bueno reconocer que no todo es felicidad.

Nos han pedido encajar, rendirnos ante presiones sociales, nos exigen ser fuertes pero a la vez ser totalmente femeninas; somos criticadas si traemos hijos al mundo pero más aun si no queremos tenerlos.

Y así vivimos en un vaivén interno constante mientras las redes sociales nos venden falsos triunfos llenos de hipocresía y vidas perfectas patrocinadas por marcas.

¡Nos venden mujeres que nunca se rinden como si el derecho de renunciar a lo que nos daña no fuese algo que todos merecemos!

Le puede interesar: 

No seas el villano ni la víctima de tu vida

Y cuando caemos en desórdenes alimenticios, cuando las cifras de depresión y suicidio aumentan nos alaban…En ese momento si importamos naturales, allí si somos valiosas cuando los 364 días anteriores solo han buscado en nosotras referentes de mujeres perfectas.

Mujeres, somos más que lo que el mundo moldea, más que las cifras y sin embargo seguimos todos los días expuestas al bombardeo de artículos sobre ‘’Como conquistar a un hombre’’, ‘’Como ser la mujer perfecta en 10 pasos’’ y hasta ‘’Tips para seducirlos’’ mientras nuestra autoestima va disminuyendo y nuestro amor propio deja de ser prioridad y lo más triste es que ya hace parte de nuestro paisaje, lo vemos tan común que aprendemos a convivir con esto y a aceptarlo sin siquiera dudar.

Qué distinto sería si el mundo nos enseñara cómo complacernos a nosotras antes que a alguien, si los artículos que se vuelven virales fuesen de nuestros logros, tips para aceptarnos y amarnos más que a ser perfectas o lograr enamorar a alguien con lineamientos absurdos.

Y que en casa además no se nos recordara que debemos comportarnos como señoritas cuando hablamos de sexo con total normalidad y -responsabilidad-. O que cocinar no fuese un requisito para ser buena esposa sino una cualidad para formar un equipo con tu pareja y construir juntos un hogar.

Que increíble sería que viéramos a otras mujeres como nuestras aliadas no como competencia, que no tuviéramos envidias ni sentimientos negativos que solo desgastan nuestra energía vital.

Puede leerse exagerado pero aun pasa y en esta semana donde todos decimos ‘Feliz día’ y nos sentimos orgullosas de ser mujeres también es importante recordar que somos de carne y hueso, sentimos, no venimos en molde, no hay un manual, que no somos el sexo débil pero tampoco el más fuerte simplemente SOMOS y así cada una valiosa, diferente, sensible o más arriesgada, callada o más extrovertida pero maravillosas formamos alianzas y vínculos que nos permiten ser felices pero lo más importante: vivir por nosotras y no por los demás.

Vea también: 

Vivir ya es una ocasión especial

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 3 =

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas