Viernes, Septiembre 21 2018

.

En detalle: Mío vs piratería

Hasta marzo de 2018, 654 personas han sido sorprendidas prestando el servicio de transporte informal, por primera vez, 196 han reincidido dos veces,  78 personas tres veces y 46 han incurrido cuatro veces.

El Plan de Salvamento del Mío busca renegociar con los cuatro operadores del Mío, Blanco y Negro, Git, Unimetro y ETM, el contrato que inicialmente se firmó para la operación del sistema.

Esta renegociación permitirá que la Alcaldía de Cali inyecte 78 mil millones de pesos al sistema y pueda exigir calidad en la prestación del servicio, además contempla la entrada de 424 nuevos buses.

Igualmente, el Plan de Salvamento estipula atacar el transporte informal que hace paralelismo al Mío dejando pérdidas millonarias para el trasporte público legal de Cali, pero ¿cómo van a realizar este proceso?, esto explicó Metrocali:

Álvaro José Rengifo, vicepresidente operaciones Metrocali, indicó que lo que van hacer es que, “la nueva flota que va a ingresar, vamos a operarlas en unas rutas similares en las que la gente utiliza en los sistemas informales y también vamos a reforzar las rutas de alimentación, esto entonces va a competir con los dos tipos de servicios que se están prestando. Los buses actuales los concentramos en las rutas de alta demanda como las troncales, las pre troncales y complementamos el servicio con estos nuevos buses”.

Le puede interesar:

Señales de abandono

El mencionado Plan de Salvamento podría tardar un año y medio en implementarse totalmente, ya que aún faltan por acogerse a los acuerdos y firmar los operadores Git Masivo y Unimetro, mientras esto sucede las calles de Cali sigue colapsadas por personas que ven en el trasporte informal una manera de ganarse la vida.

Como es el caso de Humberto Valencia, motociclista, quien solicitó que, “nos dejen trabajar, tenemos los papeles al día de las motos, la tecnomecánica y estamos prestando un servicio a la comunidad que no lo hay”.

Por su parte, Sandra Mantilla, motociclista, dijo que ella considera que su trabajo no es competencia para el Sistema Masivo de Trasporte, Mío, porque “llevamos a las personas que viven en zonas retiradas de las estaciones”.

En Cali, de acuerdo con la Secretaría de Tránsito, es en los sitios periféricos de la ciudad donde existen más falencias de trasporte y el Mío no llega.

En la capital del Valle, sectores como Terrón Colorado, Ladera, Unidad deportiva, Meléndez, el Centro Comercial Jardín Plaza, Ciudad Jardín, la 14 de Calima, la Avenida Ciudad de Cali y el Centro Comercial Unicentro son los más afectados por la presencia de vehículos de transporte informal.

Así lo dijo Juan Carlos Orobio, secretario de Movilidad de Cali: “donde se observa mayor presencia es en aquellos sitios periféricos de la ciudad que es el oriente, como la zona de Ladera que puede presentar menor  oferta de transporte, por eso trabajamos en el tema del mejoramiento de la calidad para fortalecer los controles y operativos”.

Le puede interesar:

En detalle: Invasiones, tierras de incautos

Para combatir el trasporte ilegal se han realizado muchas propuestas, una de ellas consistía en integrar el transporte colectivo, es decir, las 10 empresas que siguen activas y que cuentan con 500 buses, sin embargo, esta propuesta no fue acogida de la mejor manera.

Los voceros de estas empresas aseguran que ellos aportan al trasporte público pero están bloqueados ya que  a diferencia del trasporte ilegal ellos deben pagar impuestos, pólizas y son castigados con un día entero de Pico y Placa.

Diego Luis Giraldo, presidente del Consejo Administrativo de Trasportes Ermita, opinó que “una buena operación entre el Sistema de Transporte Masivo y el TPC podemos brindarle un mejor servicio a la comunidad”.

Los concejales de Cali, por su parte señalan que el trasporte informal ha tomado mucha fuerza en la ciudad por cuenta del desempleo y sacarlo del juego de un momento a otro se convertiría en un problema social.

“En un estudio que hicimos nosotros hay más de 70 rutas de piratería en Cali, eso mueve más de 100 mil pasajeros diarios, así que quitar todo eso va a costar un trabajo social muy grande para que eso se haga”, indicó Juan Carlos Olaya, concejal de Cali.

Se calcula que en la ciudad existan más de 10 formas de trasporte ilegal que no cuentan con los parámetros exigidos para la prestación del servicio y que adicional a eso, generan un hueco económico a las finanzas de los que realizan el trasporte de manera legal.

Mío vs piratería en cifras:

El último estudio del Observatorio de la Secretaría de Movilidad de Cali evidenció que en lo corrido de 2018 se elaboraron más de 1.300 comparendos a vehículos que movilizaban ilegalmente pasajeros, actividad conocida como transporte informal.

Hasta marzo de 2018, 654 personas han sido sorprendidas prestando el servicio de transporte informal, por primera vez, 196 han reincidido dos veces,  78 personas tres veces y 46 han incurrido cuatro veces.

Según el Código de Tránsito, prestar el servicio de transporte informal corresponde a una sanción de 30 salarios mínimos lo que equivale a 781.230 pesos, además de inmovilización del vehículo y suspensión de la licencia de conducción.

Por otro lado, el Mío recorre anualmente 500 mil kilómetros, los colectivos y las gualas o camperos recorren 200 mil kilómetros en ese mismo periodo, mientras que el transporte informal logra hacer anualmente 80 mil kilómetros.

Vea también :

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 6 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas