Jueves, Julio 19 2018

.

Menos salvajes, más fútbol y más diversión

Entiendo el humor, entiendo la sátira, lo que no entiendo es la necesidad mezquina y poco sana de agredir, ofender y atacar a otra persona por un equipo de fútbol.

Menos salvajes, más fútbol y más diversión
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

La rivalidad entre los hinchas del fútbol es algo que siempre ha escapado a mi entendimiento. Aun no comprendo que puede tener una persona en la cabeza que toma un cuchillo y sale a matar a alguien por el simple hecho de tener una camiseta de otro equipo.

Le puede interesar: ¡A la calle se dijo!

Es más, me pregunto, ¿tiene cabeza una persona así? ¿Tiene capacidad de razonar una persona que hace eso? ¿Es una persona? ¿Será una bestia que actúa por instinto animal? Pero entonces pienso en lo que hacen algunos animales y me da pena siquiera comparar al animal con esos delincuentes.

Asesinar a alguien por hacerle barra a otro equipo es una bestialidad que ni siquiera los cromañones entenderían, basta con mirar este enlacehttps://goo.gl/qZHMkV para medianamente hacernos a un panorama de semejante sin sentido que ocurre en todo el país.

Sin embargo, en esta época de posverdades y redes sociales pulula la indignación colectiva cuando asesinan a un llamado hincha, y basta con mirar los muros de muchos de los indignados para entender que la coherencia en su discurso brilla por su ausencia.

Me explico, está mal matar al hincha del equipo rival, pero está bien insultar, matonear provocar en nuestras redes sociales. Está mal que se den cuchillo por una camiseta, pero está bien que lo peor de nosotros salga en cada palabra para ofender al hincha derrotado. Está mal que se den machete y bala por la camiseta de un equipo, pero destilemos el odio puro en los muros de Facebook cada vez que pierde el América o el Cali.

Entiendo el humor, entiendo la sátira, lo que no entiendo es la necesidad mezquina y poco sana de agredir, ofender y atacar a otra persona por un equipo de fútbol. Por Dios, es un deporte, si un equipo gana o pierde la vida de la mayoría de los hinchas seguirá exactamente igual a como estaba antes del partido. Al otro día madrugarán a trabajar, a llevar los niños al colegio, a retomar labores y todos seguirán su vida normal.

Lea también: Un país en extinción

El deporte debería unirnos, es un sin sentido que nos separemos por equipos de fútbol. Ya bastante tenemos con el proceso de paz, los uribistas y los santistas, las Farc, el ELN, los partidos políticos, los paros, las familias no aptas, el MRP, la corrupción y todos los males que nos aquejan todos los días como para que unos salvajes que no pueden disfrutar de un espectáculo nos arrinconen en nuestra propia ciudad.

Si en lugar de escribir ofensas que no generan ninguna reacción positiva, los llamados hinchas desescalan el lenguaje y dejan de provocar, se podría empezar a cambiar la mentalidad vengativa, mafiosa y tan colombiana que tienen muchas personas que critican las series de narcotraficantes, pero con las palabras y las imágenes en sus redes, hacen más daño que todos los ‘traquetos’ juntos.

PD: el atentado del Centro Comercial Andino y todo lo que vino después, demuestra todas nuestras falencias como pueblo y la mezquindad de todos los sectores políticos, TODOS!

Vea también:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 6 =

Acerca del Autor

Carlos Polanco

Periodista. Nuestro lugar común será ese momento en que no estamos de acuerdo. Fui testigo mudo del orden público por los últimos 6 años desde las instituciones, ahora puedo opinar. Consejo gratuito: sostenga fuera del micrófono lo que valientemente dice frente a él. Actualmente estoy en el sector privado y lo que digo acá solo me representa a mi. No insista aquí no se fia.

Noticias Relacionadas