Lunes, Mayo 29 2017

.

Menores delincuentes se salen con la suya

Pero francamente es muy difícil de entender que un menor que empuña un arma de fuego o un arma blanca, para robar o directamente asesinar, sea una persona que no entienda el alcance de sus acciones o las consecuencias mortales que pueden acarrear su accionar.

Menores delincuentes se salen con la suya

“Dispárele, dispárele” es la orden que le dio el delincuente mayor de edad a su compañero, también delincuente pero con tan sólo 12 años, para que activara el arma de fuego con el que terminaron por quitarle la vida a Jaider Jiménez Cardona, tal y como lo describe su hija Juliana Jiménez (Aquí pueden escuchar el audio con la declaración https://soundcloud.com/90minutos-co/declaraciones-juliana-jimenez-sobre-asesinato-de-su-padre-jaider-jimenez-en-decepaz)

 

Impotencia absoluta debe sentirse al saber que la Justicia en Colombia en casos como estos, sencillamente no hace nada, tal y como lo ratifica el Teniente Coronel Germán Ernesto Muñoz Díaz (Ver declaración https://www.youtube.com/watch?v=g0QE9UUwqg8 ), quien señala en declaraciones que al ser un menor de 14 años presenta situación de inimputabilidad, léase se va a salir con la suya.

 

Una explicación sencilla sobre lo que hace a un sujeto inimputable, es la que indica que una persona no es responsable penalmente de un ilícito cometido, toda vez que dicho sujeto no está en condiciones de comprender sus acciones o las consecuencias asociadas.

 

Pero francamente es muy difícil de entender que un menor que empuña un arma de fuego o un arma blanca, para robar o directamente asesinar, sea una persona que no entienda el alcance de sus acciones o las consecuencias mortales que pueden acarrear su accionar.

[Lea también: Los delincuentes nos tienen en sus manos. ]

En el País del Sagrado Corazón, donde todo se vale, todo se legisla pero no todo se cumple, ya va siendo hora que nuestros queridos legisladores se ganen el megamillonario sueldo que perciben, y se pongan a la tarea de ponerle coto final a esta situación, en la que los delincuentes menores se pasan por la faja todo y se salen con la suya.

 

Juzgar y si es el caso encarcelar a menores delincuentes como adultos debería ser ya una realidad en Colombia.

 

“Cada hora son capturados 73 menores de edad en Colombia”, “Alerta por aumento de delincuencia juvenil”, “Delincuencia juvenil es una bomba de tiempo”, son tan sólo unos cuantos ejemplos de los titulares a los que ya nos hemos tristemente acostumbrado.

 

Falla la Sociedad en su proceso de formación, crisis de valores, corrupción, y no faltará que es hasta culpa de Uribe o Santos, pero lo que está claro es que seguirse haciendo de la vista gorda con este problema solo se traducirá en un explosión de consecuencias catastróficas para el País.

 

Tanto paternalismo ha traído como consecuencias evidentes un disparo inusitado de las estadísticas de violencia a manos de estos “jóvenes angelitos”, que en los colegios los profesores vivan con el temor a ser agredidos, que la comunidad viva con el santo en la boca para no caer en mano de uno de estos “infractores inocentes”, así como también ha traído a colación la pregunta eterna de ¿qué hacemos con estos jóvenes delincuentes?

 

Esperar que todo sea un proceso de transformación derivada con un cambio del modelo educativo es un camino, pero como todo requiere de acciones colaterales múltiples que ayuden a ello.  Vendrían bien acciones como por ejemplo:

  1. Juzgar y si es el caso encarcelar a menores como adultos. Si la Justicia realmente prueba que el menor no era consciente de sus acciones, que las consecuencias penales y civiles las asuma el padre y/o la madre.
  2. Menores que sean autores de homicidios, extorsiones, ataques con ácido, secuestros, violaciones, deben ser recluidos en cárceles y no en correccionales, así como también deberían quedar con registro de antecedentes judiciales.
  3. Ante una tercera falta por la que sea aprehendido el menor, se debería imponer una pena intramural no menor a 8 años. Si en ese proceso cumple la mayoría de edad, que cumpla el resto de la pena en una cárcel de adultos. Los padres deberían perder la custodia.
  4. Si van a seguir dejando que los menores no asuman consecuencias civiles o penales, entonces que sea el Estado quien pague/indemnice plenamente a las víctimas de los delitos perpetrados por estos menores delincuentes. Alguien debe ser solidario del mal proceder y consecuencias de los actos de estos jóvenes.
  5. Fomentar el Teletrabajo /o una jornada única, sin que se altere salario alguno, para madres y/o padres cabeza de hogar, de tal manera que puedan dar mayor calidad de atención a sus hijos.
  6. Dar mayores recursos para el fortalecimiento de una Jornada Única Escolar (obligatoria, gratuita, con asistencia de salud y alimentación).
  7. Reinventar el modelo educativo en Colombia, donde el fortalecimiento del Ser sea piedra angular.

 

Actuar es imperativo para seguir haciendo de Colombia un Paraíso para todos.

Lea también:

 

 

Acerca del Autor

Hermes Ruiz

Economista y MBA experto en soluciones tecnológicas aplicadas al mundo empresarial (Recursos Humanos 2.0, Estrategias Digitales, Accountability, Gestión del Conocimientos, Universidades Corporativas, etc). Me he desempeñado como Keynote Speaker en diversas universidades y foros especializados en países como España, México, Colombia, Uruguay, Argentina, Chile, Ecuador, entre otros. Actualmente soy Responsable de Optimismo y Soluciones WOW de OleWow Solutions’ Inventors, Representante de la Green Citizen Foundation, Miembro de la Junta Directiva de AIESEC Alumni Colombia, Presidente de la Alianza Iberoamericana de Consultoría, Miembro del Equipo Directivo del Green Citizen World Congress 2015 y Director de la Revista Visión MIPyme.

Noticias Relacionadas