viernes, mayo 7 2021

.

El maltrato animal y la indiferencia humana

Frente a la lucha para combatir la violencia animal, se estableció una nueva reglamentación en Colombia que busca proteger y brindar un capítulo especial del cuidado y bienestar animal.

El maltrato animal y la indiferencia humana
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Por Ramiro Chaux
Diputado Valle del Cauca

El maltrato animal es un problema social que incluye no solo descontento y conductas antisociales, sino que va inmerso en un sin número de acontecimientos históricos que ignoraron la importancia de preservar y respetar la vida de los animales.

Frente a la lucha para combatir la violencia animal, se estableció una nueva reglamentación en Colombia que busca proteger y brindar un capítulo especial del cuidado y bienestar animal, en busca de facilitar los principios y los medios para que se pueda realizar un seguimiento, control y denuncia aquellos actos violentos que van en contra del sufrimiento y el dolor animal.

Le puede interesar:

La defensa integral de los Derechos Humanos

Fundamentados en la Ley 1774 del 6 de enero de 2016 se establece las sanciones, multas y procedimientos ante un caso de maltrato animal, dando las directrices para que quienes incurran en estos actos, la justicia pueda proceder para judicializarlos y entrar a combatir la indolencia moral de los victimarios.

Es de destacar que la indiferencia humana radicada en la falta de valores y principios; un claro ejemplo de ello sucedió el 16 de marzo del 2021 en Palmira con el caso del perro llamado “Pilín”, que fue víctima de un ataque con un rifle de balines a manos de un hombre indolente que vilmente acabo con su vida. Este es apenas uno de los casos que una vez más nos muestra que en la sociedad, la violencia animal es tolerada para quienes que lo observan, es admisible para quienes no reconocen a los animales como seres sintientes y es desconocido para aquellos que no conocen su rol como protectores a las especies inferiores a nivel intelectual.

Finalmente, Con esta reflexión extiendo la invitación para solidarizarnos con los animales y brindarles las herramientas de protección y cuidado que ellos requieren. Haciendo hincapié en la necesidad de conocer la importancia que cumplen las fundaciones u hogares de paso dedicados al cuidado de los animales; también, cabe resaltar la labor y la acción que realizó la Alcaldía de Santiago de Cali con aprobación del proyecto para la construcción del primer centro de bienestar animal, acción que permite reconocer la labor de los gobernantes y quienes los representamos en desarrollar estrategias que día a día mejoren las condiciones de vida, atención y notificación ante cualquier caso de maltrato animal.  Por convicción soy fiel creyente de la siguiente frase: “No me importa si un animal es capaz de razonar. Solo sé que es capaz de sufrir, y por ello lo considero mi prójimo”. (Albert Schweitzer).

Otras columnas:

Dos inquietudes

 

Acerca del Autor

Ramiro Chaux

Ramiro Chaux, Diputado del departamento del Valle del Cauca Administrador de Empresas. Estudiante de maestría en Derechos Humanos y Cultura de Paz. Con 20 años de experiencia en lo público. Con un amplio conocimiento en temas de derechos humanos y fiel creyente de que la educación y el deporte son los medios más importantes para la estructuración social.

Noticias Relacionadas