Miércoles, Diciembre 19 2018

.

Los personajes más recordados de Roberto Gómez Bolaños

Su trayectoria ha sido inalcanzable. La cantidad de personajes que llegó a crear uno de los hombres más queridos por el público lationamericano son indescriptibles. Algunos con secretos y otros con inocencia, Roberto Gómez Bolaños personificó a toda clase de seres humanos que intentaban tener las caracterísitcas más similares a una persona del común. Desde …

Los personajes más recordados de Roberto Gómez Bolaños

Su trayectoria ha sido inalcanzable. La cantidad de personajes que llegó a crear uno de los hombres más queridos por el público lationamericano son indescriptibles. Algunos con secretos y otros con inocencia, Roberto Gómez Bolaños personificó a toda clase de seres humanos que intentaban tener las caracterísitcas más similares a una persona del común.

Desde el Chapulín Colorado, un superheroe sin súper poderes, que tenía como convicción el amor y la tolerancia por el prójimo, hasta La Chicharría, un periodista común de nombre 'Vicente Chambón', al cual le gusta investigar hasta los casos más irrelevantes.

90minutos.co se suma al homenaje que Lationamérica le realiza y hace un recuento de los personajes más importantes que creó Roberto Gómez Bolaños en vida y que inmortalizó para la diversión de muchas generaciones.

El Chavo de Ocho:

Su origen dice que es de un Orfanato. Un niño como cualquier otro que sus padres lo dejaron abandonado en un lugar de menores y que cuando tuvo la oportunidad de volarse junto a un grupo de amigos lo hizo, terminando en una vecindad que lo vio crecer con el tiempo, pero nunca cambiar su apariencia. 

Parecía vivir en un barril, pero realmente decía que vivía en el apartamento 8, por eso su apodo, 'El Chavo del 8'. Nunca se supo su nombre real. Los pocos capítulos en los que tuvo la oportunidad de decirlo, siempre fue interrumpido en el momento exacto por sus dos amigos inseparables, 'La Chilindrina' y 'Quico'.

El Profesor Jirafales, Doña Florinda, Don Ramón, El Señor Barriga, La Bruja del 71, La Popis, Ñoño, Godines y un sin fin de personajes, acompañaron el sueño de un chavito que terminó en las playas de Acapulco.

Aficionado a las tortas de jamón y seguidor del jugador Enrique Borja. "Su ropa era un auténtico remiendo", noble, alegre, torpe, pero respetuoso, querido, y con una inocencia que hacía que sus vecinos lo quisieran como uno más.

Su último capítulo se emitió oficialmente el 12 de junio de 1992, después de 21 años de haberse mostrado al aire en un canal mexicano.

El Chapulín Colorado:

Es quizá, junto al Chavo del Ocho, el programa que más recuerda la gente. Fue emitido por primera vez en 1970 y dio a conocer un superheroe, que no tenía poderes ni valentía, pero podía solucionar los problemas con distintas herramientas.

Respondía al famoso llamado "Oh! y ahora quién podrá defenderme" y después de un guión que todos los televidentes respondían al mismo tiempo, finalizaba con la famosa frase "No contaban con mi astucia".

Sus armas, el Chipote Chillón, la Chicharra paralizadora y las Pastillas de chiquitolina, pero sin duda alguna, era más grande su corazón. Sí. Ese que cuando empezaba el programa decía "más ágil que una tortuga… más fuerte que un ratón… más noble que una lechuga… su escudo era un corazón".

Solamente se realizó durante nueve años, hasta 1979. Pero siguió siendo programado hasta 1995, cuando finalizó la serie Chespirito.

El Doctor Chapatín:

Apareció por primera vez en el programa Los Supergenios de la mesa redonda en 1968, y se llamaba Doctor Chespirito Chapatín. Con el tiempo, se independizó y quedó como uno de los tantos Sketchs que Roberto Gómez Bolaños tenía en mente.

Su malgenio, no era comparado con su bondad. Dulce y romántico, contaba con un humor que normalmente rayaba con lo sarcástico.

Acostumbrado a pegarle a las personas con su bolsa cada vez que lo llamaban viejo, trato la salud de sus pacientes en su consultorio, el cual era atendido por él y su enfermera, la cual protagonizaba Florinda Mesa y María Antonieta de las Nieves.

En una entrevista, Gómez Bolaños, explicó que esa bolsa era un lugar en donde guardaba el rencor, el odio, los defectos y las envidias que el personaje llevaba, las cuales no podía soltar para no pasarlas a la gente, pero que sí le servían para castigar a aquellos que "insinuaban que era viejo".

Los Chifladitos:

Su mejor amigo en la realidad, se volvió en la ficción. Rubén Aguirre, era junto a él, los dos locos que veían pasar la vida en otra dimensión. 'Chaparrón Bonaparte' y 'Lucas Tañeda', se divirtieron con sus Chiripiorcas y extrañaban por qué la gente creía que estaban locos.

Con dos periodos en la televisión (1970 y 1971) (1980 y 1995), pasaron por la televisión latinoamericana con la misma imagen, el mismo vestido y la misma locura.

Sus dichos, inigualables. Cuando Chaparrón quería decir algo a Lucas, empezaba el conocido guión: "Oye Lucas!… Dígame licenciado… Licenciado… Gracias, muchas gracias… No hay de queso, no más de papas…

 

Roberto Gómez Bolaños inmortalizó no solamente su nombre, sino el de una cantidad de personajes que quedarán para siempre en la memoria de muchas generaciones que seguirán sonriendo con su nobleza.

Los Caquitos, La Chicharra, Los Supergenios de la mesa redonda, programa que lo mandó al estrellado; las parodias de Chaplin, el Gordo y el Flaco y a Chespirito, también tienen su firma y son producto de la genialidad de un hombre que no creció con la mentalidad de ser escritor, pero que por fortuna un día llegó a la televisión para quedarse por una eternidad.

¡Gracias CHAVO!

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

six − 4 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas