Miércoles, Noviembre 21 2018

.

Lo queremos todo gratis, todo fácil

La universidad pública no solo necesita más recursos, también requiere una renovación de sus líderes y de sus modelos de gestión educativa y administrativa. Estamos viviendo una revolución 4.0, y parece que los “camaradas” no se dan por enterados.

Lo queremos todo gratis, todo fácil
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Así de fácil, así de claro, eso de ganarse las cosas hechas a pulso, ser legal, no aplaudir las andanzas y réditos obtenidos por aquellos que se la dan de vivo bobo, es una cosa que parece ser reservada para muy pocos en nuestro País.

Cuando se leen los distintos argumentos que exponen quienes apoyan las marchas a favor de la Universidad Pública, jamás te encuentras ni uno solo cuestionando el papel que tienen aquellos que lideran dichas instituciones.

La universidad debe ser un polo de investigación, desarrollo e innovación, más no un refugio de unos cuantos vándalos, traficantes y eternos estudiantes, como claramente se evidencia, para no ir muy lejos, en la Universidad del Valle.

Soy egresado de economía y MBA de la Univalle así que me anticipo con ello a quienes vayan a querer criticarme, por no estar de acuerdo con los métodos que se utilizan por parte de los estudiantes para hacer sus reclamaciones.

Exigen y exigen más y más presupuesto, pero rara vez (por no decir nunca), he visto protesta alguna en contra de aquellos estudiantes eternos que matriculan una que otra materia, para dedicarse a reclutar “compañeros” que se unan “a la causa estudiantil”, promocionando/fomentando el camino de la violencia, las papas bombas, los bloqueos, los grafitis, los daños a estaciones y/o buses del MIO, o a dedicarse al microtráfico al interior de la Universidad.

Vea también: 

Colombia: El peor escenario posible

Es increíble que siga la permisividad por parte de las directivas con la todavía existencia del “Aeropuerto” al interior de la sede de Meléndez. Es inaudito que los directivos no sean responsables solidarios de los daños y perjuicios incalculables que generan los mismos encapuchados de siempre en cada toma que les da la gana de hacer. Es inconcebible que permitan que eternos estudiantes le quiten cupo y con ello la oportunidad a aquellos que realmente merecen estudiar en Univalle.

Cuando exigen y exigen al gobierno actual, se les olvida que esto no es un tema que se le pueda imputar en exclusiva, toda vez que esta es una crisis que viene arrastrándose desde hace muchos años atrás.

Cuando exigen más y más presupuesto, deberían también exigirles a los directivos de las universidades cuáles han sido sus resultados a la hora de salir a conseguir recursos asociados de consultorías, presentación/liderazgo de proyectos, aprovechamiento de investigaciones/patentes, y para no extenderme mucho, exigir resultados en materia de enamoramiento de egresados para que devuelvan/aporten al futuro de quienes ahora se benefician de estudiar en dichas universidades públicas.

Gestionar no es solo dedicarse a ejecutar un presupuesto, o salir en La FM con Vicky Dávila dando lecciones, o hacerse el de la vista gorda con los negocios ambulantes al interior de la misma universidad donde venden software y/o películas piratas, es también untarse y demostrar que con liderazgo las universidades públicas pueden y deben ser un polo de atracción y seducción de las mejores prácticas para que estudiantes, empresarios y administraciones locales/gubernamentales, quieran unirse y ser un jugador activo con la universidad pública.

Gastar es muy fácil, gestionar y demostrar un verdadero liderazgo constructivo es muy difícil.  En esto creo firmemente que hay MUCHO por exigirle a los directivos al frente de las universidades públicas.

Más plata para la educación pública, claro que sí.

Más plata para la salud pública, claro que sí.

Más exigencia, resultados tangibles, visión y transparencia para quienes están al frente de las universidades públicas, TAMBIÉN.

En el País del Sagrado Corazón lo que no debemos seguir fomentando es el todo gratis, todo fácil.

Los profesores deben ser mejor pagados, por supuesto que sí…..se van a dejar evaluar y si no cumplen con los estándares sacar, parece que no.

Los rectores de las universidades públicas van a ser medidos solo por gastar/ejecutar un presupuesto, o también se les van a exigir resultados en materia de patentes, consecución de recursos, exigencia de legalidad, no seguir con el cuento de tener la universidad como un sitio vetado para la policía, me sospecho que no

He sido un firme creyente que nada justifica una medida de hecho, así como también creo firmemente que cualquier reclamo que se haga por dicho conducto pierde total validez.

La universidad pública no solo necesita más recursos, también requiere una renovación de sus líderes y de sus modelos de gestión educativa y administrativa. Estamos viviendo una revolución 4.0, y parece que los “camaradas” no se dan por enterados.

 

Hermes Ruiz

@hermesruizrinco

Le puede interesar: 

Políticos: los mismos con las mismas

Acerca del Autor

Hermes Ruiz

Economista y MBA experto en soluciones tecnológicas aplicadas al mundo empresarial (Recursos Humanos 2.0, Estrategias Digitales, Accountability, Gestión del Conocimientos, Universidades Corporativas, etc). Me he desempeñado como Keynote Speaker en diversas universidades y foros especializados en países como España, México, Colombia, Uruguay, Argentina, Chile, Ecuador, entre otros.Actualmente soy Responsable de Optimismo y Soluciones WOW de OleWow Solutions’ Inventors, Representante de la Green Citizen Foundation, Miembro de la Junta Directiva de AIESEC Alumni Colombia, Presidente de la Alianza Iberoamericana de Consultoría, Miembro del Equipo Directivo del Green Citizen World Congress 2015 y Director de la Revista Visión MIPyme.

Noticias Relacionadas