La salsa para salvarnos

Afortunadamente tenemos la música, la salsa, para salvarnos de esta ausencia; antes de iniciar el mes de diciembre la música llega con su magia, en la radio empieza a sonar el Cali Pachanguero, y la atmosfera cambia