sábado, octubre 24 2020

.

La pepa del negocio

No crean que mi llamado de atención dejó “roncha”, por el contrario, hubo una enorme receptividad y todos nos sintonizaos en algo claro, necesitamos garantizar seguridad a partir de nuestras actividades para poder afianzar a la región.

La pepa del negocio
Crédito de foto: Especial para 90 Minutos

Esta semana dirigí un comunicado de prensa a los periodista de la región en donde me niego a que el Valle del Cauca siga siendo el departamento con la más alta tasa de homicidio, mi posición hace mucho rato dejó de ser algo que tengo que leer de un libreto para contestar de forma adecuada en los foros organizados (A los cuales por cierto me gusta asistir) para hacerla parte de mi propuesta con la absoluta convicción de que si esta violencia en nuestro departamento no para, aquí no va a pasar nada.

Estudiar documentos de forma permanente, escuchar en conferencias y conversaciones a expertos en el tema pero además vivirlo como ciudadano me lleva a fijar mi posición y a reflexionar sobre dinámicas que pareciera, nada tienen que ver con el problema pero tienen todo que ver.

El análisis más profundo lo hice cuando vi pero además quise memorizar una cifra que habla por sí sola y que horroriza, el Valle del Cauca tiene una tasa de homicidio del 47.81 por ciento por cada 100 mil habitantes, no puede ser! Nos estamos matando y lo peor de todo es que o decimos que aquí no pasa nada, o lo asimilamos como algo normal. Probablemente  escuché esos números que todos los días taladran mi cabeza mil veces a través de los medios de comunicación  pero solo hasta ahora trato de digerir sin conseguirlo una información que nos tiene que preocupar a todos, porque no puede ser posible que mientras hablamos en  espacios como foros , debates , conversatorios,  entre candidatos y con grupos sociales sobre competitividad, economía, conectividad, no le dediquemos un bien tiempo o el mejor de los tiempos a hablar sobre cómo vamos a frenar la situación por el bien de todos y para lograr cuanta propuesta ocurre en el marco de una campaña política.

Entre la cantidad de informes, diagnósticos y cifras me encontré otra quizás más fácil de entender, y siéntense por si les falta el aire, el 80% de los homicidios de comenten en hechos o circunstancias relacionadas al microtráfico, es decir, solo el 20% nada tiene que ver con el consumo de estupefacientes que para todos los colombianos es claro, afecta a cualquier persona sin distingo de condición social, racial, de edad o sexual.

Lea también:

Esto dijo Timochenko tras anuncio de excompañeros de Farc de regresar a las armas

Ahora quiero que pensemos todos, ¿qué tal si estamos atacando el problema como no es? ¿Qué tal si no estamos yendo a la pepa del negocio? Hay dinámicas sociales e incluso económicas que son ilegales, pero están siendo fortalecidas por otras economías legales y mortales como la del microtráfico. Lo hablé hace unos días con comercializadores de gasolina, empresarios del Valle del Cauca que querían escuchar mi propuesta de SEGURIDAD, TRANSPARENCIA Y EMPLEO. En conjunto analizamos la situación, cuanta gasolina se comercializa en el Valle del Cauca que no solo está dedicada para la combustión de los motores de los vehículos, sino que también en grandes proporciones es usada como insumo para la fabricación de toneladas de droga para el consumo interno y el internacional.

No crean que mi llamado de atención dejó “roncha”, por el contrario, hubo una enorme receptividad y todos nos sintonizaos en algo claro, necesitamos garantizar seguridad a partir de nuestras actividades para poder afianzar a la región.

Quiero dejar en el aire el tema para más debates como el que sanamente tuvimos en esa reunión. ¿Cuáles otras economías o dinámicas sociales que nosotros quizás ponemos en práctica como corrientes le están apostando a que cada vez haya más microtráfico y por ende más muertes violentas es decir más delito?

Ahora mismo pienso que las autoridades tendrán que investigar y combatir otros frentes, conmigo cuentan para hacerle guerra frontal al delito de la mano de la Policía y las Fuerzas Amadas ojalá en un trabajo de equipo con los 42 alcaldes. Y espero que la responsabilidad no solo recaiga sobre nosotros, sino que la ciudadanía en general, todos los actores sociales entiendan que no podemos seguir participando de alguna forma para que el delito se afiance en el Valle del Cauca.

 

 

 

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas