La inseguridad no es culpa de los jueces

El problema (del aumento de la criminalidad) estriba al menos en tres aspectos: 1. Escaso pie de fuerza de la policía. 2.  Precaria labor de inteligencia, debido a la falta de presupuesto y personal.    3. Corrupción policial.