La carta y el perdón

Hasta hace medio siglo en los Llanos Orientales, matar indios no era considerado delito. Era una práctica común, como matar tigres o anacondas, para no poner en riesgo los hatos ganaderos.