Lunes, Diciembre 10 2018

.

Jeans de marihuana vuelan alto en la industria de la confección colombiana

Ecologistas han buscado en los últimos años alternativas para ayudar al medio ambiente, utilizando materiales biodegradables y formas de producción.

Jeans de marihuana vuelan alto en la industria de la confección colombiana
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

Carlos Martínez es un empresario del sector textil al que su desbordada imaginación lo llevó un día cualquiera a elaborar ropa usando como materia prima la cannabis sativa o marihuana. Ni más ni menos…

Martínez se dio cuenta de que los pequeños empresarios colombianos del textil pueden también hacer ropa a base del cáñamo.Las propiedades de la fibra de la marihuana permiten trabajar toda clase de prendas de vestir.

Por esta razón algunos ecologistas han buscado en los últimos años alternativas para ayudar al medio ambiente, utilizando materiales biodegradables y formas de producción que puedan reducir el impacto.

Martínez, dueño de Cannabis Jeans,  buscó los contactos de expertos en cannabis para elaborar sus prendas. “El cáñamo no necesita químicos ni mucha agua –dijo Martínez–, enriquece el suelo y tampoco necesita mucho terreno. Si usted quiere hacer ropa con una hectárea de algodón, obtendría lo mismo con media hectárea de fibra de cáñamo”.

Le puede interesar: 

Cancillería ha evacuado más de cien personas de las zonas afectadas por huracanes

Después de una larga búsqueda, Carlos Martínez se enteró de que en China estaba la materia prima: la fibra del cáñamo abundaba en Shenzhen (provincia de Guangdong), donde la cultivan desde hace 5 mil años. Entonces se fue a traer todos los metros de índigo que le permitieran meter en el equipaje. Entre sus hallazgos había telas con 55% cáñamo y 45% algodón orgánico.

Después de volar 15 mil kilómetros volvió a Colombia y empezó a buscar mano de obra que reconociera el valor del proyecto.

Aunque el principal material de este proyecto artesanal debe viajar en un avión desde China, los que trabajan en la ropa son todos criollos.

Los talleres de los sastres son cuartos pequeños en los que confeccionan a la antigua, tomándose su tiempo. “Trabajamos despacio pero bien hecho”, asegura Carlos López, uno de los sastres del empresario.

Un grupo de reclusos de la Cárcel Distrital en Bogotá es también parte del equipo. Hicieron un acuerdo con la prisión para que el trabajo de confección de estas prendas sirva como una terapia mientras reciben un buen pago.

El diseño digital, los moldes y las pruebas de encogimiento y también las de fluidos se realizan en un taller que queda frente a centro comercial Centro Mayor en la capital del país.

El que usa esta ropa sabe que así está cuidando la tierra que está pisando y además apoya a rehabilitados, reclusos, sastres con poco trabajo, indígenas y artesanos. La perfección y la estética se las dejamos a otros”.

Este proyecto no busca producciones masivas, por lo tanto esperan sus gestores que en este año se vendan unas 3.000 prendas.

Fuente: AGENCIA DE NOTICIAS RPTV

 

Vea también: 

El buen aprovechamiento de las basuras está embelleciendo a Cali

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty + 13 =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas