Una intervención híbrida, cinco especialidades y mucho corazón

El pequeño Tadeo se salvó gracias a la combinación de todos los recursos cardiovasculares pediátricos existentes en el mundo: la cirugía, la hemodinamia y el diagnóstico cardiovascular avanzado, con ecocardiografía transesofágica intraoperatoria.