domingo, septiembre 27 2020

.

¿Qué implicaciones políticas tiene la decisión contra Álvaro Uribe Vélez?

Una profundización de la polarización política, radicalización de los extremos, poco juego para políticos de centro y una encrucijada para el gobierno es el panorama que se prevé en el inmediato futuro, luego de que la Corte Suprema ordenara medida de aseguramiento contra el expresidente Álvaro Uribe Velez. Análisis

¿Qué implicaciones políticas tiene la decisión contra Álvaro Uribe Vélez?
Crédito de foto: Especial para 90minutos.co

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de dictaminar medida de aseguramiento contra el senador Álvaro Uribe Vélez, por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno, abrió una controversia de gigantescas proporciones en el país, no solo por la importancia de la figura que simboliza Uribe sino por los niveles de polarización política en que se encuentra Colombia.

Y es que esta decisión, que muchos no creían que podía llegar, tiene implicaciones históricas ya que es la primera vez que se ordena una decisión judicial de estas características en contra de un expresidente de la República.

Para los magistrados fue necesario dictar una orden de captura para garantizar la comparecencia de Uribe en el proceso. Luego de legalizar este proceso y determinar el lugar de reclusión (que será su residencia) comenzará un proceso probatorio hasta el cierre de la investigación en el que la Sala de Instrucción deberá determinar si precluye la investigación o llama a juicio al expresidente Uribe.

Al líder del Centro Democrático lo tienen en jaque dos exparamilitares, Carlos Enrique Vélez, alias ‘Víctor’, y Juan Guillermo Monsalve, además de su abogado Diego Cadena, quien le habría pagado a los exmilitantes de las AUC, para cambiar los testimonios que entregarían en el alto tribunal.

Monsalve ha asegurado que en la hacienda ‘Guacharacas’, que era propiedad de los hermanos Uribe Vélez, se fraguaron masacres y se constituyó un grupo de autodefensas del que él hizo parte.

El exparamilitar, quien ha pasado por las principales cárceles de máxima seguridad del país, fue contactado por el senador Cepeda en septiembre de 2011, esto con el fin de demostrar ante el Congreso la responsabilidad del senador Uribe Vélez en varios actos criminales. Según ha trascendido, en su relato al senador Cepeda, Monsalve aseguró que entre muchos otros miembros del Bloque Metro estaba Luis Villegas, quien sería su jefe, Santiago Uribe, y “Álvaro Uribe que coordinaba lo que era lo militar”.

Por el momento, este caso por presunta manipulación de testigos es el único de los más de 14 procesos que tiene Álvaro Uribe en la Corte Suprema que avanza a una etapa en la que se define su situación jurídica, pues las otras investigaciones se encuentran en una etapa preliminar.

¿Pero qué implicaciones políticas, sociales y jurídicas tiene esta decisión? ¿Qué efectos tendrá esta decisión para el próximo debate presidencial? El Noticiero 90 Minutos habló con varios expertos para analizar las implicaciones de este hecho histórico que implica a uno de los expresidente más populares y controvertidos en la historia de Colombia.

Le puede interesar: 

“Es una decisión que nos ayuda a consolidar la democracia en Colombia”: Iván Cepeda

Profundización de la polarización

Para Nicolás Liendo, politólogo y hasta hace dos semanas decano de ciencias políticas de la Universidad Sergio Arboleda, lo que se viene después de esta decisión es una profundización de la polarización ya existente en el país y ese clima se irá acrecentando en la medida en que se acerque la fecha de las próximas elecciones presidenciales. “Se abrirá una gran polarización de dos bloques, derecha e izquierda, y esto hará que los intermedios se pierdan, los grises no se valorarán en este momento. Esto puede ser muy perjudicial para la política, el proceso de paz y para la propia gobernabilidad del país”, alertó el experto.

Para Linde lo expuesto también demuestra la politización de la justicia, una rama que ha perdido mucha credibilidad en el país y cuyas cortes se han visto envueltas en escándalos, como el cartel de las togas. “Ciertamente me parece que puede haber mucho de politización detrás de esta sentencia, que puede parecer apresurada. El expresidente Uribe no se fue del país, siempre ha respondido a la justica, el juicio no está avanzando, parece apresurado por lo menos el uso de la detención cuando otras personas en casos similares no operaron de igual manera”.

Por el contrario, la analista política de la Universidad Icesi, Luciana Manfredi, enfatiza que es necesario derribar la tesis de que se trata de una decisión política de la Corte, como muchos quieren demostrar, sino que por el contrario es una decisión judicial que se ha amparado en investigaciones y confrontaciones con testigos. “Vivimos en una democracia y debemos creer en la justicia, es difícil decir esto en países como los nuestros donde la justicia ha sido tan manipulada, tan bastardiada, pero si es importante tomarlo con calma y permitir que la justicia opere”.

Para la experta, lo verdaderamente importante no es solo acatar la decisión de la justicia, sino que como ciudadanos entendamos que se trata de una decisión de esta rama y es necesario esperar el pronunciamiento final de la Corte Suprema. “Es importante como hecho histórico y es importante para la democracia que las instituciones demuestren que están funcionando”.

Lea también: 

Iván Duque se pronuncia ante la detención domiciliaria del expresidente Uribe Vélez

Impacto en la opinión pública

La también docente y experta en análisis político, María Alejandra Arboleda, la decisión tomada por la Corte tendrá un impacto muy fuerte sobre el plano político del país y, por supuesto, en las percepciones de la opinión pública. La profesional lamenta que el escenario tenderá a radicalizarse, el debate político se degenerará porque será aún más emocional que el que se está viviendo en la actualidad. “Esta decisión le da un caballito de batalla al Centro Democrático, sin duda la reforma a la justicia será eje central para ese partido en las elecciones del 2022”.

Para la docente esto tiene efectos también complejos para el actual presidente, que llegó al poder aupado sobre los hombros del senador Uribe. Iván Duque, sostiene la analista, queda en una posición muy incómoda: por un lado, su jefe y padrino político en un complejo lío judicial y por el otro, el respeto que le debe a las otras ramas del poder público. “Hay que esperar cómo se desenvuelve todo, pero el anuncio de hoy tiene un alto impacto en el ámbito político y en la propia agenda pública del país”.

Por su parte, Santiago Londoño, también politólogo, asegura que, lo que se viene para el país no es nada fácil. Por un lado, una profundización de la polarización política y una arremetida contra las cortes, lo que hará que se exacerbe el debate político. Sin embargo, Londoño cree que, paradójicamente, el tema de la pandemia hará que la movilización en calles sea muy reducida y gran parte del debate se hará por redes sociales. “De todas formas toca esperar que se adelante el juicio y que se conozcan las pruebas que la Corte tiene, pero sobre todo la pandemia del Covid-19 va a disminuir mucho el impacto en las calles, pero el debate político sí será extremo. La Alta Corte debe tener pruebas muy contundentes para haber tomado esta decisión porque sin duda lo que vendrá ahora será un ataque para cambiar las cortes, hacer reformas judiciales y eso claramente tendrá una resonancia política muy grande”, indicó el experto.

Mientras tanto, León Valencia, director de la Fundación Paz y Reconciliación, considera que esta decisión de la Corte puede ser una oportunidad para que el expresidente Uribe “acepte, como todo el mundo, que en una guerra irregular se cometen muchos errores, cosas que no están en el derecho internacional ni nacional. Uribe tendría un recurso y es la Justicia Especial para la Paz, la JEP, allí no tendría que pagar cárcel si confiesa todas esas cosas que han ocurrido y en vez de poner al país en esta situación, puede enviar un mensaje muy importante de reconciliación”.

Por su parte, Ariel Ávila, docente y subdirector de esta misma fundación, resume la actual situación en tres aspectos: respeto al estado de derecho, respeto a las decisiones judicial y el acatamiento de la ley. Y nadie puede estar por encima de la justicia.

“Pido a la gente que tengamos mucho respeto por la justicia y no hagamos presiones indebidas. Ese cuento de que el país se va a incendiar si condenan a Uribe, que la violencia va a aumentar, no es de buen recibo. Aquí se tiene que fallar en derecho y no puede haber presiones indebidas a la justica”, enfatizó Ávila.

En lo que coinciden los analistas es que esta decisión de la Corte tendrá un impacto que aún no se puede medir en las próximas elecciones y lo que nadie se atreve a garantizar es si esta jugada sacará definitivamente del ring político al expresidente Uribe o si, por el contrario, lo revitalizará y será la oportunidad de su partido para recuperar el terreno que ha venido perdiendo.

Lea también:

Agremiaciones del Valle guardan silencio tras orden de detención contra Uribe

Acerca del Autor

Noticias Relacionadas