Lunes, Septiembre 16 2019

.

Cuida tu salud física y mental

Los beneficios del ejercicio son incalculables. Lo más importante es conocer el deporte o actividad física que se va a realizar y preparar en forma adecuada el cuerpo.

Cuida tu salud física y mental

La gente hace deporte para ponerse en forma, cuando lo correcto es ponerse en forma para hacer deporte. El ejercicio se convierte en el mejor aliado tanto de la salud física, como en la salud mental.

Pero cuidado, también para el ejercicio hay que prepararse y no es lo que está ocurriendo. Esto está aumentando exponencialmente las lesiones de tobillos, rodillas y hombros, que son el 80% de las consultas al ortopedista.

De cada diez consultas por problemas articulares, tres corresponden a lesiones deportivas. Hay una tendencia de personas que no hacen una práctica deportiva adecuada y son los “deportistas de fin de semana”.

“Es importante tener un conocimiento básico del deporte que se va a practicar y de los riesgos que éste, de manera particular, conlleva para prevenir las lesiones. Se trata es de ponerse en forma para hacer deporte”, dice el doctor Héctor Fabio Cruz, médico deportólogo del Centro Médico Imbanaco.

A manera de ejemplo, el especialista cita deportes como el tenis y la natación que producen con frecuencia lesiones del manguito rotador, un tendón especial formado por los cuatro músculos que rodean el hombro y encargado de la rotación de la articulación.

Con el mismo ejemplo el doctor Cruz dice que la mayoría de los problemas articulares tienen solución con terapia y no requieren de manejo quirúrgico. El problema es que no se consulta a tiempo y  se deja que la lesión avance.

El dolor es un aviso, una alerta muy importante que lanza el cuerpo. La persona tiene el dolor en el hombro y espera porque cree que con los días desaparecerá. Cuando consulta, el tendón ya se ha dañado y requiere, entonces, de cirugía.

Lo mismo ocurre con problemas de rodilla y tobillo, áreas tan sensibles y tan vitales del cuerpo humano y de mayor exposición al riesgo de lesiones. No obstante, como lo señala el médico Cruz, el organismo avisa a través del dolor, la tensión o el cansancio, que hay un problema que requiere atención urgente.

Es frecuente ver a padres que llevan a sus hijos a un alto nivel de exigencia los fines de semana. Quieren hacer un deportista de fin de semana y no de trabajo de todos los días, que sería lo indicado.

Se trata de niños que siguen el modelo de sus padres, que durante la semana permanecen mucho tiempo frente al televisor  e internet. Y que, además, no tienen una dieta balanceada y al llegar el fin de semana, tampoco una preparación física adecuada para su cuerpo.

Se estima que uno de cada cinco niños tiene obesidad y dos de cada cinco niños está en sobrepeso. La obesidad y el sobrepeso son cada vez más frecuentes en la consulta. Los hábitos comienzan por casa, pero es que los adultos somos cada vez más sedentarios y, desafortunadamente, somos modelos para nuestros hijos.

“La obesidad y el sobrepeso, son factores de alto riesgo para la aparición de lesiones articulares que pueden ser muy graves, sin contar los otros sistemas comprometidos (respiratorio y cardiovascular) en la práctica de ejercicio o un deporte”, señala el doctor Cruz.

Para los médicos, un factor importante y que no se tiene en cuenta, consiste en buscar que los niños aprendan a disfrutar de esos hábitos. “No existe una cultura suficiente sobre la importancia real del ejercicio físico. Es en la edad infantil donde se aprenden más fácilmente los hábitos. Las conductas y actitudes y los principios sobre la forma física y el sentido de vida que tiene el ejercicio saludable, deben ser parte del aprendizaje”, dice el doctor Cruz.

De cada diez lesiones deportivas, tres terminan en cirugía. El 25% de las consultas por este tipo de lesiones responden a complicaciones de columna, inflamación en los tendones y desgarres musculares. Al contrario de hace diez años, los jóvenes son la población más afectada.

Los deportes extremos o de alto riesgo como el rugby, el  patinaje extremo, la equitación e incluso el fútbol y el basquetbol se ubican como las principales fuentes de lesiones en la población joven. Todos los deportes son competitivos.

Al no adoptar una buena postura de torsión, flexión y al ejercer presión excesiva sobre la columna se desencadenan complicaciones sobre esta área del cuerpo. Según los especialistas existen los llamados deportes de alto rendimiento, como levantamiento de pesas, patinaje artístico, gimnasia, judo, lucha libre y natación, entre otras disciplinas, que ofrecen mayor riesgo para el deportista. En estas prácticas las lesiones en la columna son las más frecuentes.

Los beneficios del ejercicio son incalculables. Lo más importante es conocer el deporte o actividad física que se va a realizar y preparar en forma adecuada el cuerpo. Lo demás viene por añadidura: la actividad física previene cerca de un centenar de enfermedades, las más comunes, como la diabetes, los problemas del corazón, la hipertensión, la osteoporosis, incluso las problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad.

“El ejercicio no solo cambia tu cuerpo, también tu mente, tu actitud y tu humor”.

Acerca del Autor

Humberto Pupiales

Periodista de la Universidad de la Sabana de Bogotá. Maestría en Periodismo, en Buenos Aires, Argentina. Ejerce el periodismo científico desde hace 15 años. Actualmente es el Jefe de Comunicaciones y Prensa del Centro Médico Imbanaco de Cali

Noticias Relacionadas