Miércoles, Septiembre 19 2018

.

“Hubo un momento en que pensé que no íbamos a devolverlos”

El barrio El Calvario ha sido por muchos años el epicentro de uno de los problemas sociales más graves que ha tenido la capital vallecaucana. Epicentro de drogras, prostitución, violencia y demás. Sin embargo, desde hace dos años más de 200 indígenes provenientes de la comunidad embera katío llegaron en busca de nuevas oportunidades, que …

“Hubo un momento en que pensé que no íbamos a devolverlos”

El barrio El Calvario ha sido por muchos años el epicentro de uno de los problemas sociales más graves que ha tenido la capital vallecaucana. Epicentro de drogras, prostitución, violencia y demás.

Sin embargo, desde hace dos años más de 200 indígenes provenientes de la comunidad embera katío llegaron en busca de nuevas oportunidades, que terminaron siendo una piedra en el zapato para la ciudad.

La Asesoría de Paz, en cabeza de Felipe Montoya, fue el principal actor que intervino en cada uno de los problemas que a diario surgían dentro de la comunidad, la cual se acostumbró a vivir en condiciones de alta vulnerabilidad.

Se acabó el tema de los embera katío en el barrio El Calvario, ¿qué enseñanza dejó esto para la ciudad?

Fue un tema muy complejo, se nos hizo demasiado largo, fue muy duro ver los niños y las mujeres viviendo en esas condiciones. Pero lo más difícil lograr esa articulación que era necesaria para lograr solucionar este problema. Creo que las enseñanzas son que logramos visibilizar ante el país una problemática que tiene muchos entes territoriales sobre todo ciudades como Cali, Medellín y Bogotá, que somos grandes receptores víctimas del conflicto armado, pero que igual más allá de que seamos ciudades grandes necesitamos el apoyo del Gobierno Nacional. Pero aquí lo que dimos fue también un ejemplo muy grande de cómo el Ministerio Público, que normalmente estamos acostumbrados a vernos controlándonos y ejerciendo funciones de control que son sus funciones, en este caso trabajamos de la mano Procuraduría, Personería y Defensoría del Pueblo junto con la Alcaldía buscando un objetivo común, también ejerciendo todos los mecanismos de presión para que las entidades competentes que en este caso en la mayoría de los sentidos no era Cali, pudieran tomar las acciones que facilitaran y hoy pudiéramos llegar a este feliz regreso que es el retorno de la población.

Y sin duda alguna, el mayor beneficiado de todos fue la asesoría de Paz porque quedó la imagen muy alta por todo el proceso que hizo y por lograr reubicarlos. ¿Cómo queda la Asesoría de Paz ante Cali?

No nos queda nada especial. Esto son retos, esto más allá de que hayamos quedado bien o no, se hizo un buen trabajo. Sí fue difícil, tuvimos momentos muy complejos: la muerte de la niña, el presunto abuso, la tuberculosis, tuvimos momentos muy difíciles sobre todo con temas de presión mediática muy fuertes. Lograr que la comunidad entendiera que la responsabilidad si bien el problema estaba en Cali, la responsabilidad del retorno iba más allá de los alcances de Cali. Pero ahora nos queda el reto de continuar el trabajo; ya el tema de los Emberas quedó atrás, logramos solucionar una situación, tenemos que hacerle seguimiento para que se cumplan los requisitos y las condiciones que se plantearon para ese retorno, pero esas se dan allá, ahora tenemos otros planes temas: Los Wounaan, los temas de barras, los jueces de paz, tenemos otros temas que tenemos que seguir impulsando desde la asesoría.

¿Sintió en algún momento que se le iba a salir de las manos el tema de los Embera?

Hubo un momento en donde pensé que iba a terminar este gobierno y no íbamos a lograr devolver. Hubo momentos muy complejos, hubo momentos donde no lográbamos que la Unidad de Víctimas tomara cartas en el asunto, que el Gobierno Nacional entendiera que el problema era realmente grande, nos tocó casi que llevar al Ministro casi que empujado para que se metiera al Calvario, el Ministro Cristo, a que viera realmente la situación de primera mano, fue un tema fácil pero que al fin vimos la luz y sí hubo momentos donde pensé que me iba a ir sin poder lograr esto.

Hubo un momento en que se habló de que esto era un tema que va más allá de que ello se viniera como desplazados, aquí hay algo más de fondo. ¿Cómo va esa investigación? ¿Qué se ha adelantado? Se ha hablado de una organización de tráfico de personas ¿qué tan cierto puede ser eso?

Hay muchos temas. Esta semana ya empecé a ver en redes sociales gente que dice: “es que no se los llevaron a todos, es que ya vimos en una esquina unos Emberas vendiendo shakiras”. Claro, no nos los llevamos a todos, estos eran 42 familias que eran víctimas del conflicto armado, que así los reconocía la ley, pero también en este proceso denunciamos en los medios de comunicación, en el Comité de Trata de Personas que habíamos identificado otros Emberas que no se estaban presentando como víctimas del conflicto y hoy en día siguen en las calles y ahí es donde nosotros presumimos que puede haber un posible tráfico de personas, donde vemos niños mendigando, donde vemos mujeres vendiendo su artesanías también, pero aquí hay un principio constitucional que es la libre movilidad. Nosotros debemos acogernos a ese principio, tenemos que buscar las medidas con los municipios y ahí tenemos un reto grande y es poder lograr una mejor comunicación con ciudades como Buenaventura, Tumaco, Barbacoas, como el mismo Pueblo Rico y con los gobiernos departamentales para que se tomen las medidas de contención y las personas en la medida de lo posible y si la seguridad lo permite no terminen viniéndose para Cali.

¿No hay una forma de evitar que esto vuelva a pasar?

No, eso es imposible. Ya tenemos el caso de los Wounaan, tenemos 132 indígenas de esta comunidad procedentes del Bajo San Juan que ya están en Cali, en distintos sectores de la ciudad con una dinámica completamente distinta al tema Embera. Estas personas tienen por principios no realizar labores de mendicidad, vienen con Gobernador a bordo, y que también cambia completamente el contexto, en los Embera habían líderes pero no había gobierno legalmente reconocido. Pero son retos que se van a seguir presentando. Tuvimos ahora unos que vinieron de Barbacoas, patrocinados por la Gobernación de Nariño. En Cali esto se va a seguir presentando y yo creo que queda una capacidad instalada, quedan unos conocimientos instalados.

¿Cuánto le costó a la ciudad el tema de los Embera?

El tema de los Embera le costó mucha plata a la ciudad, mucho más de lo que terminamos invirtiendo en su retorno. Es incalculable. Solo el tema de salud puede superar los 2.000 millones de pesos en los dos años que estuvieron acá, atender a estas personas, más lo que nos cuesta en temas de matrículas de los niños que fueron atendidos, lo que costó abrir un CDI específicamente para ellos, el equipo que tuvimos que disponer exclusivamente para el tema Embera, más lo que nos cuesta, que es muy poco respecto a eso, lo que costó el retorno y lo que costó el aporte que vamos a dar a la vivienda definitiva. Entonces esto lo que nos invita es a actuar más rápido, ya tenemos las lecciones aprendidas, en la medida en que esto llegue y la población acceda voluntariamente a retornarse y estén dadas las condiciones de seguridad tenemos que mostrarle al Alcalde y a los próximos Alcaldes, de que sale incluso en términos económicos y sociales lograr el retorno de estas poblaciones lo más antes posible.

¿Hay posibilidad de que los embera se devuelvan porque no encuentren las mismas condiciones que podían tener en Cali?

Ahí tenemos una gran ventaja, y es que en la mayoría de solicitudes que teníamos para el plan de retorno, ya están cumplidas: El tema de saluda ya estaba cumplido, el tema de educación, de disponer de dos instituciones educativas, ya estaba cumplido; el tema de unos caminos veredales ya estaba cumplido, el tema de contratar unas personas de la comunidad Katio por parte de la Gobernación ya estaba cumplido. ¿Que tenemos pendiente? Un reto grande pero que ya sabemos también que están los recursos dispuestos es el tema de vivienda, es el tema grande que nos queda por tratar, pero también ya sabemos que está el Banco Agrario con toda la seriedad que este representa con los recursos dispuestos para que la construcción de esta vivienda, además con la información clara y es que se les dijo que en menos de un año no iban a tener construida su vivienda, los Embera ya lo sabían desde que se fueron y eso ayuda mucho a que ellos entiendan que es un proceso largo, pero que se va a cumplir.

También es cierto que la imagen de Felipe Montoya quedó bien plasmada en la ciudad, ¿cree usted que se vio beneficiado por esto también?

No, esto no es un logro de Felipe, aquí dimos ejemplo de cómo nos articulamos con el doctor Andrés Santa María y el equipo de Personería, con Carlos Hernán de la defensoría del pueblo y el equipo de la Defensoría del Pueblo, con la doctora Lorena Iveth de la Procuraduría y todo el equipo de la Procuraduría. Aquí es un logro de todos y ese es mi trabajo, yo estoy aquí porque me gusta, pero también me pagan por eso y ese es mi trabajo, y mi trabajo era responderle al Alcalde con lograr que estas personas retornaran y se cumplió el trabajo pero para eso estoy.

¿Cómo evitar que esto vuelva a pasar y que mediáticamente no se vuelva una ‘bomba’?

Imposible que esto no vuelva a pasar, y a Cali sí que menos. Cali es muy atractiva, yo incluso desde lo personal y desde lo conceptual yo puedo llegar a ser enemigo de muchas de las medidas que se toman para lograr estos retornos, a mi estos incentivos perversos no me parecen porque los vivimos en Cali constantemente, el caso de Llano Verde más de 4.000 familias la mayoría de ellas, víctimas del conflicto, pero que no son caleñas, y están recibiendo vivienda gratis. ¿Qué pasa con los caleños que llevan 30 años en la pobreza en Cali? Por eso yo creo que aquí hay que buscar unos mejores mecanismos para atención a víctimas, el tema de desmovilizados, que hoy justamente estaba en una actividad tratando este tema. Los desmovilizados tienen trasferencias, tienen beneficios condicionados, si el desmovilizado no estudia, o no hace formación para el trabajo o no tiene apoyo psicosocial, pues no recibe apoyo. Entonces eso lo presiona a que salga de su situación de vulnerabilidad, las víctimas no, si quiere seguir viviendo en su condición de vulnerabilidad, si no quiere poner a estudiar a sus hijos, nunca va a salir de esa situación, eso es un tema complejo.

Cali va a seguir siendo atractivo, es la capital del Suroccidente, en un escenario de postconflicto, va a llegar mucha gente, no solo desmovilizados, sino víctimas, van a llegar cada vez más, y lo que tenemos es que mostrarle al gobierno nacional que las soluciones de vivienda hay que darlas allá, que a la gente hay que ayudarla en su territorio y buscar la forma en que no venga a Cali a buscar

Dejando a un lado el tema de los Embera ¿qué otros retos tiene la Asesoría de Paz y a Felipe Montoya en estos seis meses que quedan en el cargo?

Yo tengo varios, yo quiero fortalecer este tema de desmovilizados que me parece muy importante, sobre todo visibilizarlo lo suficiente para que los candidatos a la Alcaldía, lo asuman, lo incluyan dentro de su plan de gobierno y dentro de su plan de desarrollo, porque es un tema que así como lo vivió Medellín con las Autodefensas, un tema tan crítico, lo puede llegar a vivir Cali con el tema de los desmovilizados de las Farc. Eso es un tema grande que yo quiero coger, me interesa mucho el tema de barras de equipos de fútbol, de lograr trabajar con estos muchachos, ahí hay un nivel de liderazgo de más de 7.000 jóvenes que la ciudad tiene que aprovechar y dejar de mirar como los malos del paseo, pero que ellos aporten para eso y el tema de líneas imaginarias, ahí nos estamos volviendo nada la ciudad con el tema de los ‘parchesitos’ y niños desde nueve años sirviendo de correos humanos y de vainas.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − four =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas