Sábado, Diciembre 15 2018

.

Guerrero al Washington Post: el Cartel pudo asesinarme

El alcalde Rodrigo Guerrero le confesó al Washington Post en una extensa entrevista que en su primer periodo al frente de las riendas de Cali, el cartel de la mafia -sólido en ese momento- pudo haberlo matado fácilmente y que le enviaron muchas veces mensajes para reunirse con ellos. Además reveló que en su época, …

Guerrero al Washington Post: el Cartel pudo asesinarme

El alcalde Rodrigo Guerrero le confesó al Washington Post en una extensa entrevista que en su primer periodo al frente de las riendas de Cali, el cartel de la mafia -sólido en ese momento- pudo haberlo matado fácilmente y que le enviaron muchas veces mensajes para reunirse con ellos. Además reveló que en su época, siempre sospechó de la complicidad de oficiales de la policía con el narcotráfico, situación que confirmó años después.

"Por ejemplo, nunca acepté (sus continuas propuestas de reunirme con ellos): mi mensaje fue: "Bueno, ¿existe algún problema de la ciudad que necesiten discutir? Bienvenido… En el momento en que necesite que resuelva algo, hablaré. En el momento en que necesite algo que puedan hacer, se los haré saber"… Y nunca los vi o me reuní con ellos".

En conversación con Harold Pollack, Guerrero explica cuál ha sido la estrategia -concebida desde la epidemiología- para reducir los homicidios en Cali de 126 por cada 100.000 habitantes a 65 por cada 100.000 habitantes. Aquí recuerda decisiones como el toque de queda para menores en algunas comunas, la prohibición de porte de armas en fechas especiales y la llamada ley zanahoria en los sitios nocturnos de diversión.

Con los dueños de establecimientos nocturnos, por ejemplo, acordó que "si algo ocurre, seré el primero en ir con ustedes a celebrar hasta el amanecer. Si tengo la razón, mantendré (la ley zanahoria) hasta que termine mi mandato" (risas). En las siguientes dos semanas, fue obvio el resultado. Hubo una dramática reducción en lesiones personales, accidentes de tránsito y homicidios. Entonces dije: "Mantendré la medida…"

Como experto en el tema, el medio estadounidense le consultó sobre propuestas útiles que puedan ser replicadas en Sur y Centro América a lo cual el alcalde de la capital vallecaucana señala que debe cambiarse la actitud desde la cuna, de resolver los conflictos de forma violenta. Además reflexiona sobre la relación directa entre inequidad y violencia, lo cual ejemplifica con el caso de EE. UU. -de los países desarrollados, el más inequitativo- donde hay una inmensa brecha entre los más ricos y los más pobres. 

"Tenemos varios factores de riesgo que debe tener en cuenta. Probablemente el más importante es el cultural, la violencia cultural. Estamos inmersos en una sociedad que, desde que se nace, se resuelven los conflictos violentamente. Cambiar esa actitud ayudaría, pero tenemos la inequidad -inequidad, no pobreza-. Haití es, por definición, más pobre que Colombia. Pero ellos son todos pobres. Colombia tienen fuertes inequidades, crimen organizado, alcohol y adicción a las drogas, proliferación de las armas de fuego en la población civil y otros problemas de ese tipo.

"Los EE. UU., de todos los países desarrollados, es el más violento y el más inequitativo. La coexistencia simultánea de grandes diferencias entre los más pobres y los más ricos está asociada, empíricamente, con el aumento de la violencia. ¿Por qué? No lo sé pero es cierto".

Finalmente, Rodrigo Guerrero también recomendó, en el caso de los cultivos ilícitos, la importancia de ofrecerles a los campesinos la sustitución de cultivos como una garantía para que no vuelvan a apoyar la cadena del narcotráfico hacia el exterior, una experiencia que vivió cuando laboraba antes de ser alcalde en una fundación (Carvajal).

El Washington Post tituló la entrevista: ‘They could have killed me very easily’: One Colombian mayor’s fight against homicide ("Pudieron haberme asesinado muy fácilmente": la lucha de un alcalde colombiano contra el homicidio).

Harold Pollack, autor de la entrevista y quien estuvo en Cali en una reunión del Banco Mundial sobre violencia juvenil, es profesor de la Escuela Helen Ross de Administración de Servicios Sociales  y codirector del Laboratorio del Crimen de la Universidad de Chicago. Es también miembro del comité ejecutivo del Centro de Estudios sobre Administración en Salud de la misma universidad (CHAS por sus siglas en inglés).

Lea la entrevista completa en el Washington Post.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × two =

Acerca del Autor

Noticiero 90 Minutos

Lunes a viernes a la 1 p.m. por @TelepacificoTV. On Line en http://t.co/5CJEjpjCZf Síguenos en Facebook: http://t.co/oONUEJfx y en You Tube: http://t.co/PHKUwg

Noticias Relacionadas