Forajidos en dos ruedas, sin Dios ni ley

Adelante el pico y placa para motos, más controles para los que alteran las placas y cascos y definitivamente más acción en los barrios.